<
>

Bad Bunny muestra las consecuencias de su pelea en Wrestlemania 37

play
Bad Bunny se roba el show en WrestleMania 37 (1:02)

El trapero puertorriqueño debutó con una victoria junto a su compatriota Damian Priest sobre The Miz y John Morrison. (1:02)

Luego de un combate en Wrestlemania 37 donde el cantante boricua Bad Bunny sorprendió de forma positiva durante la noche del sábado, el rapero tomó sus redes sociales para demostrar las consecuencias que la lucha tuvo en su cuerpo

Uno de los mejores momentos de la primera noche de Wrestlemania 37 fue la victoria de Bad Bunny y Damian Priest en contra de The Miz y John Morrison en su combate en parejas. Sorprendiendo durante aproximadamente quince minutos, Bad Bunny pareció un veterano con múltiples peleas en su carrera, al realizar movimientos que otras superestrellas que han participado en el evento no se atrevieron a hacer durante sus participaciones.

Tres de los mejores momentos de la lucha implicaron a Bad Bunny realizando ofensiva, lanzándose en dos ocasiones desde la tercera cuerda y conectando un “Canadian Destroyer” en las afueras del cuadrilátero a John Morrison, lo cual puso en frenesí a los fanáticos en el Raymond James Stadium y a los que seguían el combate a través de sus televisiones.

El esfuerzo y desempeño de Bunny no pasaron desapercibidos, recibiendo cumplidos de parte de leyendas de la WWE del calibre de Triple H y Randy Orton, quien incluso lo llamó “una verdadera estrella de WWE en su libro”.

Sin embargo, Bad Bunny experimentó lo que viven los atletas de WWE en cada uno de sus combates y decidió compartirlo con sus fanáticos a través de la red social Instagram. Luego de su debut triunfante como luchador en el ring de Wrestlemania 37, el cantante puertorriqueño Bad Bunny hizo públicas las heridas que el combate ante The Miz y John Morrison dejaron en su cuerpo.

En cuatro historias publicadas desde su cuenta oficial @badbunnypr, se pueden observar marcas en su frente, antebrazo derecho, bíceps derecho e incluso en la región del hombro, como consecuencia de las acrobacias que realizó en la noche del sábado.

No queda duda de que Bad Bunny se ganó el respeto de todos los que tuvieron la oportunidad de verle luchar, incluyendo luchadores, fanáticos y prensa especializada, llegando a ser catalogado como la mejor estrella invitada a un Wrestlemania, superando las actuaciones del actor Stephen Amell y del ex pateador de Indianapolis Colts, Pat McAfee, quienes son mayormente considerados como dos de los mejores invitados que han accionado dentro de peleas en WWE.