Get ADOBE® FLASH® PLAYER
La Mirada: Vuelven los dinosaurios a Cruz Azul

David Faitelson
ESPN

Ni su historia, ni su leyenda, ni sus apasionados y fieles aficionados. Cruz Azul ha vuelto a ser, simplemente, Cruz Azul. Envuelto en una casi permanente lucha política, llena de intereses, un juego de poderes familiares donde demasiadas mentes y manos se meten en la administración del club de futbol. Cruz Azul ha desperdiciado al único hombre que pudo haber transformado su inercia negativa de las últimas décadas. Cruz Azul ha vuelto a hacer algo totalmente inadmisible para lo que representa y significa en el futbol de México...

CIUDAD DE MÉXICO.- Los 'viejos dinosaurios' se han despertado en Cruz Azul y nada pinta bien.

Imago7Los cambios directivos en el club se decidieron en un par de horas, con la intención de darle peso a la presentación del técnico uruguayo.
 

El lunes se fue Pedro Caixinha y el viernes ha 'desaparecido' Ricardo Peláez, este último, quizá, la esperanza final de generar una transformación en las formas, en las maneras y hasta en los vicios con los cuales se administra al popular e histórico club de futbol.

Los temas políticos --llenos siempre de intereses-- en la cooperativa llegaron hasta el equipo o, tal vez, nunca se habían ido. Y en el escenario penoso y decadente de este Cruz Azul, volvieron a aparecer personajes que suponían haberse quedado en la pre-historia celeste: Víctor Garcés y Alfredo Álvarez, el cuñado y el hermano de Guillermo Álvarez, el Presidente de la Cooperativa y del club, se han 'robado' el protagonismo. Ambos parecían estar cobrándose un favor político que hace dos semanas tenía a Billy sentenciado, fuera de su puesto y de la empresa. Fueron Garcés y Alfredo Álvarez quienes, prácticamente, reinstalaron a Billy. Hoy, se han cobrado ese 'servicio' tomando el control del equipo de futbol.

Imago7
 

Pero en lo deportivo --futbolístico-- que es lo que debe importarnos, Cruz Azul ha tirado a la basura la idea de una transformación, donde el rostro visible era el de Peláez y sus decisiones de cancha. Una de ellas, la que en apariencia le pertenecía, la designación del nuevo entrenador, terminó por detonar 'la bomba'. Peláez no aceptó la imposición de Robert Dante Siboldi --presentado esta mañana por Garcés y Alfredo Álvarez-- y puso a disposición su renuncia que de inmediato le fue aceptada. Una verdadera pena para un Director Deportivo honesto, profesional y con garantía de resultados.

Siboldi, Alfredo Álvarez y Víctor Garcés.
Getty Images

Siboldi es el menos culpable en este 'papelón' o 'circo' que se ha montado en Cruz Azul. Es un entrenador joven, con un campeonato ganado en Santos y que tras una intempestiva salida, decidió aceptar el trabajo de dirigir al Veracruz, donde, obviamente no lo fue nada bien. Fue portero de Cruz Azul. Conoce la institución y sabe qué tipo de tejes y manejes se hacen en su interior. Para él, es una magnífica oportunidad. Dirigir a uno de los planteles más completos y caros del futbol mexicano. El propio Garcés le recordaba a Peláez que habían invertido 80 millones de dólares en su consecución.

 

Cruz Azul es Cruz Azul. Billy ha sido superado en una batalla familiar mezclada por poderosos intereses económicos y políticos de la cementera. Han desperdiciado a Peláez, un tipo con virtudes y defectos, pero honesto, decente, profesional y que parecía encaminado a lograr los resultados. Cruz Azul ha vuelto a su particular estilo que explica con vehemencia lo que ha ocurrido en la cancha en las últimas tres décadas. Es una pena, porque su afición, su historia, su leyenda, no lo merece.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


David Faitelson
ESPN

Mendigando su grandeza... Pumas y Chivas jamás entendieron que el futbol mexicano se transformaba y que esa transformación significaba ajustes importantes, decisiones valientes y coherentes, personajes indicados. Dos grandes que nunca comprendieron el futuro, los que los clubes de Monterrey proponían basados en la globalización de la Liga MX, en poderosas inversiones y en planteles sobrados, llenos de derroche y presunción. Chivas y Pumas estaban dormidos, aletargados, distraídos en otros temas, cuando "la tormenta" pasó y los arrasó. Hoy, mendigan por la mitad de la tabla en la búsqueda de una esperanza -por no llamarle un milagro- que les permita competir por el título... Chivas y Pumas y lo que, penosa y hasta trágicamente, el viento se llevó...

CIUDAD DE MÉXICO.- Los dos deambulan por la mitad de la tabla, más cerca del fracaso y la ignominia que de la gloria. ¿Cuándo Chivas y Pumas dejaron su protagonismo histórico para mendigar por un clasificación a la Liguilla? ¡Qué tristeza, qué pena!

Ninguno de los dos estaba preparado para lo que el futbol mexicano proponía en el futuro inmediato. Uno porqué juega sólo con mexicanos y el otro porqué no tiene la economía de los llamados "grandes". Ni Chivas ni Pumas estaban listos para "la tormenta" que comenzó en el norte y se propagó hasta algunos otros horizontes pudientes de nuestro futbol.

Fueron los clubes de Monterrey. Quizá primero Rayados y luego Tigres, quienes encendieron la mecha de una nueva forma de competir. Invertir grandes cantidades, aprovechar los reglamentos de globalización que alardeaba la Liga MX y crear planteles de 18 jugadores de primer nivel, con dos y en ocasiones tres elementos confiables por posición. Derroche, presunción, alarde de poder, llámelo como usted quiera, pero las reglas del juego han cambiado en el futbol mexicano y algunos de los llamados "protagonistas" no estaban listos para jugar y competir con esas nuevas reglas.

Chivas tenía que haberse amparado, primero con decisiones coherentes, luego con un fortalecimiento del trabajo de fuerzas básicas y después con una economía solvente que le permitiría contar y retener a los mejores mexicanos del medio doméstico. Mientras el futbol mexicano vivía en la metamorfosis, Chivas lo hacía en la zozobra. Problemas personales del dueño, falta de continuidad en los proyectos y elecciones incorrectas en los personajes que debían tomar decisiones.

Tomás Boy, Claudio Boy
Imago 7Claudio Boy, auxiliar técnico, y su padre, Tomás Boy, entrenador de Chivas.

Pumas es una historia parecida. El cambio lo tomó justo cuando su gran mecenas -el Grupo ICA- los ingenieros graduados de la UNAM; que por años mantuvieron al equipo cayeron en la desgracia económica. ICA fue a bancarrota y entonces Pumas dejó de tener a un patrocinador solvente y apasionado por sus colores y volteó hacia Rectoría y encontró una Universidad pública enorme con sus tradicionales dificultades políticas. Su cantera se precipitó, hasta el grado de no producir con la garantía de otras épocas y los extranjeros que contrataba no tenían ni las características ni el nivel para jugar en Pumas.

Tomás Boy y Miguel González Michel sufren cada fin de semana. Ninguno de los dos tiene el equipo que dice tener -ese debe ser el mensaje al interior y al exterior- y ambos saben que alejarse de la Liguilla es como firmar "una sentencia de muerte" en esta clase de equipos.

Dos clubes de valía histórica, de abolengo, que siempre se las arreglaron para competir por el título y que hoy navegan casi a la deriva en busca de un viento milagroso que les lleve a buen puerto. El naufragio se ambos no sería nada extraño en un torneo donde los ricos y poderosos se han vuelto intratables.

Pumas, Miguel González 'Míchel'
Imago7'Míchel' destaca la importancia de mantener la portería de Pumas en cero

Tigres, Rayados, América, Cruz Azul, León, Pachuca, Santos. Todo ellos con el material necesario para pelear por el campeonato. Han generado, prácticamente, su propia Liga, un club VIP a donde se accede con nóminas de 80 o 90 millones de dólares. Chivas y Pumas en un pelotón donde nos les correspondería competir, pero donde está reflejada su realidad de estos tiempos.

Ninguno de los dos vio el futuro inmediato. Ambos confiaron en que sus fórmulas serían eternas, en que en un torneo que siempre elevaba el pensamiento de "cualquiera puede ser campeón", ellos estarían ahí. No están más, a pesar de que alguna vez uno fue llamado "El Campeonísimo" y el otro fue la base, el corazón y la esencia de las selecciones mexicanas. El equipo de Hugo y el de Chava Reyes están a la deriva, mendigando por una Liguilla que se acerca, se aleja, se acerca y se vuelve a alejar. Más pobre el que alguna vez fue rico y poderoso, al que nunca alcanzó ese nivel. Pobre, Pumas, pobre, Chivas, su historia no merece este paisaje.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Volver a ella, ser parte de los ocho mejores, codearse entre los 'ricos y poderosos' de la Liga MX parece ser la única meta que tiene el equipo de Tomás Boy. Casi a la mitad del certamen, el entrenador del Guadalajara para y hace una retrospectiva de lo que tienen y hasta de lo que nunca tendrán. El equipo no alcanza su potencial, es irregular, pierde puntos por desconcentraciones y parece corto en comparación a la calidad y profundidad de los planteles de sus rivales. A pesar de ello, Boy ve a Chivas en la liguilla y peleando por el campeonato, casi como una necesidad impetuosa, una obsesión...

GUADALAJARA, México.- Pedro Caixinha no llegó al lunes. Tomás Boy, sí.

¨Es más¨, dice el entrenador de las Chivas. ¨Ya es martes y aquí estoy¨, agrega sonriendo.

Chivas Tomás Boy soy el número 1.
Getty Images
 

Boy esta muy consciente de lo que tiene y hasta de lo que no tiene su Chivas. También entiende que su meta principal y quizá única radica en meter al mítico club a la lucha por una liguilla. Es casi una obsesión y una obligación que tiene este club. A partir de ahí, se podría dilucidar su propio futuro y el de sus futbolistas.

¨La liguilla, es ahí donde debe estar este equipo¨, afirma el veterano entrenador con severidad. ¨Estamos tratando de buscar una condición de juego apropiada para poder competir por ello. Estamos solo tres puntos por debajo del presupuesto¨.

 Casi a la mitad del campeonato y cuando Chivas ha coleccionado 8 de 21 puntos posibles --una producción por debajo del 40 por ciento de efectividad-- Boy intenta defender aunque sea lo poco que su equipo ha avanzado con respecto a la crisis que le ha aquejado y que le ha provocado ausentarse de la batalla por el título en las últimas cuatro temporadas. Boy defiende a su plantel, anuncia una competencia por la titularidad de la portería entre Antonio Rodríguez y Raúl Gudiño. Justifica las desconcentraciones defensivas a la irregular pretemporada de Alanís y Briseño. Dice que la 'Chofis' le ha sorprendido. Quiere que Brizuela ofrezca más soluciones. Defiende la escasa productividad de Oribe Peralta, insinúa que Alexis Vega va mejor como revulsivo desde la banca y asegura que Alan Pulido es uno de los mejores en su posición dentro del futbol mexicano. Boy dice que si alcanzan su potencial, tendrán la ocasión de pelear por el campeonato del Apertura 2019.

ESPNTomás Boy en entrevista con Futbol Picante
 

Pero las cuentas y el panorama parecen complicados para Chivas. Si damos por un hecho que Tigres, América, Rayados, Cruz Azul y León estarán en la liguilla. Que Santos y Querétaro han hecho una buena primera parte del torneo, que Pachuca tiene plantel para competir arriba y que Tijuana y Pumas levantan la mano ante la pobre campaña del Toluca, el regreso de Chivas a la liguilla luce poco probable. Boy confía en que la segunda parte del calendario será más bondadosa para ellos.

A pesar de su lejanía en cuanto a puntos y sobre todo en cuanto a un nivel futbolístico que le permita competir con los mejores, en Chivas parecen contentos con Tomás Boy. La seguridad y la confianza que se desprende de la personalidad del entrenador tiene a la mayor parte de los actores, incluyendo al dueño, Amaury Vergara, convencidos de que van y están por encontrar el camino adecuado.

Para Chivas la liguilla se ha transformado en toda una obsesión. Volver a ella, ser parte de los ocho mejores clubes del torneo, pelear tú a tú con los ricos y poderosos América, Tigres, Rayados y Cruz Azul, significa tanto como revalidar sus votos como el club histórico y de abolengo que es. La meta es clara. Aunque falten muchas cosas, Chivas sabe dónde tiene que estar y también reconoce que debe mejorar muchísimo para alcanzar el objetivo.

Y ya es martes y Tomás Boy sigue aquí, en Verde Valle, riéndose de sus detractores, del ya clásico #FueraBoy y de todo lo que el entorno que un club como Chivas genera e inventa. La liguilla es, casi, una obsesión...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Cada uno en su propio alcance y limitación, no ha logrado alcanzar su máximo nivel. Ni el Cruz Azul que no encuentra un sistema o un modo de juego que satisfaga a sus aficionados ni Chivas que va y viene con despertares futbolísticos. Más allá del 'morbo' que sugiere suponer que uno de los dos entrenadores puede perder su trabajo, está el hecho de que el tiempo se agota para ambos equipos. Cruz Azul, para competir donde debe competir y Chivas para no alejarse de una liguilla por quinto torneo consecutivo. Azules y rojiblancos, 'ser o no ser'...

CIUDAD DE MÉXICO.- "Ser o no ser". Para Cruz Azul y Chivas todo se reduce a una cita shakesperiana que puede definir su temporada.

Sólo en la mente de lo más morbosos existe un escenario que pueda definir el futuro inmediato de los dos entrenadores. Es verdad que Cruz Azul y Chivas están igualmente urgidos y presionados, pero ninguno llegará este sábado al Estadio Azteca con la idea de terminar la era de su entrenador actual.

Pedro Caixinha y Tomás Boy.
Imago7Pedro Caixinha y Tomás Boy chocan este fin de semana en el Cruz Azul vs. Chivas.
 

Y sin embargo, Pedro Caixinha y Tomás Boy conocen de los verdaderos riesgos que representa la cita.

 

Para Cruz Azul es otra oportunidad de reflejar, finalmente, en la cancha el potencial y el talento y yo diría que hasta el costo de su plantilla. Para Chivas el tema es aún más prioritario, porque una eventual derrota en esta ciudad comprometería por quinta temporada consecutiva su participación en la liguilla. A resumidas cuentas, hay demasiado en juego cuando el torneo mexicano se aproxima a la mitad de su trayecto.

Cruz Azul no encuentra un estilo y una condición de juego donde esté cómodo y donde también lo estén sus aficionados. Viene de perder en Tijuana al tiempo que su plantel terminó de redondearse con la contratación del goleador ecuatoriano Bryan Ángulo. No hay pretextos en Cruz Azul. Tiene una poderosa inversión y jugadores de primer nivel competitivo en cada posición. La 'Máquina' no puede permitirse el lujo de rezagarse aún más del sitio que realmente le corresponde en la competencia. Las 'buenas costumbres' de la directiva celeste hacen improbable un movimiento de entrenador, pero Caixinha sabe que nadie está contento en la institución y que debe andarse con cuidado.

Jugadores de Cruz Azul tras caer en Tijuana.
Imago7
 

Si Chivas pierde, la liguilla, prácticamente, se esfuma y sería por quinta ocasión consecutiva, algo impensable en la historia del Club Deportivo Guadalajara. Chivas no ha alcanzado un nivel confiable y tampoco una regularidad. Los números no le ayudan a Tomás Boy, tampoco el entorno de presión que enfrenta desde un club sumido en una crisis deportiva e institucional. No creo que Chivas tenga ya listo un 'Plan B', pero tampoco creo que se quedarán cruzados de brazos.

Solo en una mente de morbo existe la idea plena idea de que Boy o Caixinha se juegan el trabajo este sábado. La realidad es que se juegan mucho más que la continuidad de un proyecto. Se juegan el “ser o no ser” de un Cruz Azul indeciso y el de un Chivas incapaz. Dos de los llamados 'grandes' atorados y atormentados por sus propias dudas y carencias. Uno de los dos tendrá la ocasión de 'escaparse'.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los futbolistas mexicanos regresan a la Liga MX o van a la MLS por contratos mucho más atractivos que los que disfrutaban en el futbol europeo. La cuestión es: ¿No es esa una señal equivocada o quizá una peligrosa zona de confort, bienestar o mediocridad? No todos los casos se parecen o son iguales, pero la realidad es que, a diferencia de futbolistas de otras nacionalidades, los mexicanos tienen 'la bendición' de contar con un mercado y una industria vibrante y pujante que les otorga siempre la opción de volver a la comodidad de la casa…

Guillermo Ochoa
Imago7Guillermo Ochoa con su hijo antes de que América enfrentase a Morelia en el Estadio Azteca.
 

SAN DIEGO, California -- Tendría que ser una 'bendición', aunque podría transformarse en un estado de comodidad, de conformismo y hasta de mediocridad.

Creo que hay un mensaje equivocado en todo este asunto. Todos los futbolistas mexicanos han regresado a la Liga MX -o bien a la MLS-, tras probar fortuna en un futbol de mayor nivel competitivo, lo hacen con un mejor contrato al que están devengando en el futbol de Europa.

Ocurrió en su momento con Carlos Vela y con Giovani dos Santos en la MLS y con Carlos Salcedo, Miguel Layún y más recientemente con Guillermo Ochoa y el propio Gio en la Liga MX. Hay mejores salarios para ellos que lo que perciben en Europa.

En teoría, ello no debería ser así, pero el mercado o la industria del futbol en México opera de esa forma y envía un mensaje, muchas veces, erróneo para el jugador. Si la aventura en el nivel más desarrollado del juego flaquea o de plano se desmorona, habrá más dinero por jugar al futbol en México o en los Estados Unidos. No sucede lo mismo en el caso de los futbolistas sudamericanos -brasileños, colombianos, argentinos, uruguayos- que saben que su única opción para mantener un nivel de sueldo es el lejano oriente o el golfo pérsico, ligas a donde generalmente se llega con avanzada edad y tras adquirir cierta categoría en el juego.

La culpa -si es que existe- no está en los futbolistas mexicanos. Aprovecharse de esa situación, es otra historia. La realidad es que el mercado mexicano consume y genera esa economía. El América no le está pagando a Ochoa -sin mencionar cifras por temas de inseguridad- lo que le está pagando sin tener la certeza de que puede recuperar lo invertido. Lo mismo ocurrió en las repatriaciones de Salcedo y de Layún y con la que está próxima de Diego Reyes.

El futbolista mexicano que va a Europa sabe que si algo se complica -en la cancha o fuera de ella- siempre estará el 'salvavidas' de la Liga MX o de la MLS, donde los mercados establecen grandes salarios a su vuelta -exitosa o no- del futbol europeo.

Tendría que ser, quizá, una 'bendición', pero también es una franca invitación a meterse en una zona de confort, de comodidad y hasta de mediocridad.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La historia de Guillermo Ochoa dirá que sólo jugó en equipos medianos o mediocres del futbol europeo. Algunos creen que la razón primordial de ello fue el no contar con un documento comunitario. Yo creo que hay algo más en esa historia, donde se mezclan decisiones equivocadas en momentos trascendentales. Me niego a suponer que un simple pasaporte fue el obstáculo de Ochoa con los niveles máximos del juego. Sea como sea, el extraordinario portero mexicano ha regresado al América y también abandonó su sueño y quizá el de muchos aficionados mexicanos: verlo jugar al tope del futbol mundial...

Guillermo Ochoa
GettyGuillermo Ochoa vuelve al América, luego de jugar en Francia, España y Bélgica.
 

CIUDAD DE MÉXICO -- La última excusa en la que se resguardó el futbol mexicano fue un pasaporte. Sí, en la mente de muchos, prevalecía la idea de que la carrera de Guillermo Ochoa no fructificó más allá de equipos medianos del futbol europeo por no tener acceso a un documento comunitario. Quitarles esa mentira de la cabeza promete ser una tarea ardua y complicada.

La realidad es otra, pero es difícil de aceptar y decir: Guillermo Ochoa no optó al siguiente nivel del juego en Europa porqué jamás convenció totalmente a los clubes de mayor poderío europeo. El mejor ejemplo está concentrado en otro jugador de la misma posición que procede de la misma área futbolística que Ochoa. Keylor Navas, el portero costarricense, llegó al Real Madrid sin un pasaporte comunitario. El documento lo obtuvo en el 2014, cuando ya era portero del club merengue y tras cumplir más de tres años en España, a donde había llegado para el modesto Albacete de la segunda división española en el 2010. Pero bueno, si queremos vivir engañados, lo podemos hacer.

“Ochoa ha llegado porque no tuvo ofertas en Europa”, dice el entrenador del América, Miguel Herrera.

¿Por qué no hubo ofertas por un portero que ha tenido momentos sobresalientes, memorables a nivel internacional con la Selección Mexicana? Esa es la pregunta que podría responder Ochoa o tal vez su representante, Jorge Berlanga. ¿En realidad ha sido un documento el que ha frenado la posibilidad de que Ochoa trascienda más allá en el futbol internacional? Cuesta creerlo, porqué cuando un club europeo aprecia y se convence de la calidad de un futbolista, va por él, sin importarle el precio o los obstáculos migratorios --como sería en este caso.

Yo no tengo duda de la calidad de Ochoa. Los hechos son contundentes; desde Copa Oro y hasta Mundiales. El problema es que su historia como portero dirá que no pasó más allá de una franja imaginaria que delimita a clubes medianos o mediocres --Ajaccio, Málaga, Granada y Standard de Lieja-- de los más competitivos de Europa y por ende del mundo.

Me niego a creer que Guillermo Ochoa no dio el paso de calidad en Europa sólo debido a un documento. Tiene que existir algo más de fondo en esa hipótesis. Quizá decisiones mal tomadas, como cuando dejó al Ajaccio francés por la creencia de que el Málaga le daría la oportunidad de ser el titular, pero se apareció el camerunés Carlos Kameni, hoy jugador del Fenerbahçe turco; cuando decidió abandonar España para ir a Bélgica cuando tenía ofertas del futbol francés. Su nombre coqueteó siempre con la posibilidad de jugar en un ‘grande’ o ‘clase A’ de Europa --Liverpool, PSG, Roma, Inter de Milán-- sin que nada se llegara a concretar.

Pensar o suponer que Ochoa no fue más allá por no poder acceder a un pasaporte --por más que ello tenga un valor especial al tratarse de un portero-- me parece un demerito a las cualidades del guardameta mexicano.

La realidad es que Guillermo Ochoa llegó hasta donde pudo llegar. Hoy, ha abandonado el sueño...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


No debe existir otra forma de verlo desde un ángulo meramente futbolístico. Regresar de Europa para jugar en el América es retroceder, es bajar de un nivel mayor del juego. Puedo entender el júbilo y la efervescencia del aficionado americanista, pero lo que ha hecho el América es truncar la carrera europea de uno de los mejores porteros mexicanos de la historia. Para mí, una lástima…

Arte América Guillermo Ochoa.
ESPN
 

SAN DIEGO, California.- Es un retroceso. No hay otra forma de verlo a partir de un ángulo puramente futbolístico. Volver de Europa para jugar en el América cuando, sobre todo, tienes presente y futuro europeo, significa bajar de nivel de juego.

 

Y estoy seguro de que Guillermo Ochoa lo sabe. La necesidad y el dinero del América se han interpuesto en el camino de uno de los mejores porteros de la historia del futbol mexicano. El mismo personaje que hace ocho años se marchó de Coapa “a empujones”, entre insinuaciones y gritos abiertos de que cometía un error al dejar al famoso club mexicano para ir a un club inexistente en Europa y en Francia llamado Ajaccio. El mismo Ochoa que hace ocho años nos dejó con la boca abierta a todos buscando un mejor futuro futbolístico y desechando la 'zona de confort' que le proponía ser el portero y la figura del América. Ese mismo Ochoa que picó piedra en Córcega, que calentó la banca en Málaga, que tuvo que tragarse goles y un descenso en Granada y que había encontrado la felicidad o quizá la estabilidad en el Standard belga, el mismo Ochoa, cuyo nombre coqueteó casi siempre con las ligas de Inglaterra, Italia y Alemania, ha claudicado hoy a la aventura del primer portero mexicano que se atrevía a cruzar 'el charco' por una vida futbolística más honrosa y gloriosa. Ochoa ha vuelto. No veo nada que tengamos que festejar.

El América lo ha traído para 'tapar un hueco'. La salida de Marchesín, el dinero que se recaudó por el argentino y por el colombiano Mateus Uribe, ambos vendidos al Porto, ha dejado al América en la boyante posición de pagarle una 'miseria' al equipo de Bélgica y negociar con Ochoa uno de los contratos más altos que jamás se hayan registrado por un futbolista mexicano o extranjero en esta Liga.

América bienvenida a Guillermo Ochoa.
@ClubAmerica
 

La realidad es esa. El júbilo del aficionado americanista está justificado y es totalmente acertado, pero lo de Guillermo Ochoa es retroceder, abandonar el sueño y las ambiciones de un futbol de mayor nivel tentado y finalmente seducido por los dineros que, como lo que es, una figura, puede devengar en casa.

Si el mercado mexicano no pagara esas cifras en su industria futbolística, Guillermo Ochoa no volvería. Seguiría 'tragándose el polvo europeo'. Pero, luego se preguntan por qué nuestro futbol permanece anquilosado y sin dar el paso de calidad.

Yo lo veo como retroceso, pero quizá desde la óptica americanista exista una percepción muy distinta…

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Me van a disculpar el 'Maestro' Reinoso, Tena, Antonio Carlos Santos y otros más, pero Miguel Herrera se ha adueñado de las pulsaciones del club basado en su personalidad y en su forma de entender y valorar el juego y los resultados. Herrera, un futbolista nacido en Tecos y luego afianzado y reconocido como atlantista, se ha convertido en americanista y le ha dado al aficionado azulcrema motivos para sentirse orgulloso de sus colores. El 'Piojo' ha renovado los 'votos' del americanismo, quizá no con la espectacularidad de antaño, pero con un futbol que, basado en la entrega y en la lucha en cada rincón del campo, ha conseguido enaltecer el máximo ideal del club: levantar trofeos...

Miguel Herrera DT del América (Liga MX)
Omar Vega/Getty Images
 

CIUDAD DE MÉXICO.- Les tengo 'malas' o quizá 'buenas' noticias a aquellos que reclaman al americanismo como una propiedad y hasta como una forma de vida. Sí, a Carlos Reinoso, a Alfredo Tena, a Antonio Carlos Santos, a Cristobal, a Zelada y a muchos otros: Miguel Herrera refleja la nueva y más fresca 'sangre' del popular y pasional club. Les guste o no a los puristas, un ex atlantista, que nació al futbol como jugador de Tecos, es hoy la viva imagen y el espíritu mismo del americanismo.

Y es que más allá de los futbolistas --que son y seguirán siendo la parte más trascendente del juego-- el América está plena y profundamente identificado con su entrenador. Herrera ha vuelto a imprimirle un sello competitivo y ganador que le gusta el aficionado azulcrema. Y la figura de un partido que debería ser el portero Agustín Marchesín, el defensor Paul Aguilar, el volante ofensivo Renato Ibarra o el delantero chileno Nico Castillo, pero la realidad es que nada está más arraigado a los colores americanistas que el liderazgo y la dirección de su entrenador.

 

Pero hay algo más importante en esta, su segunda etapa como el máximo responsable del América. Herrera, en mancuerna con su antiguo jugador y ex asistente técnico --Santiago Baños-- controla casi todo lo que ocurre en Coapa. Y el mejor ejemplo esta contenido en la pregunta que le haré a continuación: ¿Sabe usted quién es, actualmente, el Presidente del Club América? La página oficial del América ante la Liga MX y la FMF refieren a Baños --a quien muchos consideramos un director o un presidente deportivo--. Google y otros buscadores indican directamente al señor Emilio Azcárraga Jean, quien es el dueño del equipo. Lo que ha hecho Miguel Herrera es simplificarle las cosas al América. Alrededor de él, se erige toda una estructura deportiva. Él y Baños deciden qué se contrata y qué se va. Trabajan bajo un presupuesto que no se les permite rebasar. Por años, la estructura del América dependía de a quién nombrara el propietario como presidente y de un presupuesto que se incluía dentro de Grupo Televisa. Y realmente, según dicen ex presidentes y ex directivos que pasaron por ahí, se generaba un caos, en medio de voluntades, decisiones y caprichos.

Imago7
 

Hoy, el América tiene un orden a partir de Herrera y de su inobjetable e impresionante capacidad para entender qué quiere y qué realmente satisface al aficionado del América. Él le ha dado ese valor competitivo que le permite al equipo no sólo llegar a las finales, también ganarlas. Él ha podido sacar lo mejor del futbolista y hacerle entender el valor y la responsabilidad de ponerse la camiseta del América. Él y sólo él, se ha transformado en el 'alma' del club, en su personalidad, identidad y orgullo.

Tal vez el único 'defecto' o ausencia que tiene el América modelo 'Piojo' es que no ha logrado una regularidad en la espectacularidad de su juego, algo también necesario para el americanismo. Y eso no lo digo yo, lo dice un experto como Mario Carrillo, que ya fue campeón como entrenador en el América. “La realidad es que su juego no satisface a lo más puristas”, dice Carrillo en el programa de ESPN, Futbol Picante. “Pero los triunfos y los títulos tapan casi todo”.

Imago 7

Con todo respeto para el 'Maestro' Reinoso, sin duda, el más grande americanista de la historia, emblema y figura indiscutible del club, pero Herrera representa un nuevo americanismo. El club está cómodo con él. Le ha resuelto los problemas al dueño. Ha traído 'calma' en Televisa alrededor del club de futbol. Los jugadores le responden. Levanta trofeos con la periodicidad que exige la historia de la institución. El aficionado está contento y el antiamericanismo, muchas veces, resignado y callado.

Americanismo renovado, fresco, diferente, chispeante, delirante, acorde a los nuevos tiempos. Miguel Herrera es el 'alma' de este América...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


america festeja campeon de campeones
Imago7
Percibo un ambiente festivo anormal por un trofeo que no tiene una legitimidad futbolística. Ganar la Copa del Campeón de Campeones significa más una cuestión semántica que de un valor real deportivo. El triunfo del América empieza a confundirse desde el aparato publicitario que tiene siempre a su alrededor y a su servicio y que nos vende más un producto televisivo que un acontecimiento futbolístico. Sí, para los llamados ‘equipos grandes’, se trata de ganar, de sumar trofeos, pero nosotros tenemos la obligación de decirles de qué tamaño y de qué peso es el trofeo. No todos los trofeos son iguales...

CIUDAD DE MÉXICO -- No se confundan ni se mareen. Es un título que contiene más un valor semántico que futbolístico. Es un trofeo que se juega a un partido, en plena pretemporada, cuando las piernas y los corazones están fríos, cuando no estamos tan seguros y convencidos del rendimiento que tendrán los equipos en el venidero certamen. El campeón vigente del futbol mexicano es Tigres y el mejor equipo de la época también es Tigres. El América es el ‘Campeón de Campeones’.

El trofeo no vale lo mismo ni tampoco es capaz de establecer quien es realmente el mejor club del futbol mexicano. Es una copa que debes ganar como ‘equipo grande’, llevártela a tus vitrinas y utilizarla como motivación, pero hasta ahí nada más. No ofrece un parámetro exacto sobre quién es mejor de los dos últimos dos clubes que conquistaron el campeonato ni tampoco sobre quien comanda la época. Es más un partido de carácter comercial y televisivo, propiedad, intelectual y económica, por cierto, de la misma empresa que es propietaria del América.

 

Si se trata de sumar trofeos por sumar y de vender por vender, yo le pregunto a los americanistas: ¿Con el Campeón de Campeones, están satisfechos y contentos por el resto de la temporada? No, es un trofeo, una nominación que se ha distorsionado con el paso del tiempo. En la antigüedad, comenzó enfrentando a los monarcas de Liga y de Copa de los calendarios largos y ahora se ha transformado más en un evento concebido para efectos televisivos. La Liga entrega una noche antes los ‘Balones de Oro’, como un tributo individual y colectivo a sus más recientes campeones.

Los resultados de los últimos 10 años mantienen a Tigres como el equipo más regular del futbol mexicano. El América también tiene números que muestran una salud deportiva acorde a su impetuosa necesidad de competir por todo lo que tiene enfrente. Definir a un solo juego quien es mejor no es recomendable ni posible. La única realidad es que se ha generado una rivalidad muy profunda en la que el único ganador es el aficionado al futbol.

Tigres y América ejemplifican a la perfección los tiempos modernos del futbol mexicano. Cuadros armados con base a fuertes inversiones, decisiones inteligentes y un ímpetu competitivo arraigado y profundo. Lo tiene el América por una esencia de naturaleza y lo tiene Tigres por la profunda pasión que emerge sobre sus aficionados. Los dos están obligados a ganar trofeos y nosotros a decirles cuál es el verdadero valor de ese trofeo...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El 'Campeón de Campeones' enfrenta este domingo, en California, a quizá los dos mejores clubes de la ultima época en México, pero llega en un momento poco propicio para determinar quién es el mejor y cómo están de cara al futuro inmediato… América y Tigres no pueden, sin embargo, darle la espalda al trofeo. Deben buscarlo de acuerdo a la condición de 'equipos grandes' que presumen. Todo ello parece convertir lo de Carson en una cita incomoda…

SAN DIEGO, California.- Ni Tigres ni América 'salvan' o 'acreditan' su temporada ganando un trofeo que tiene más renombre semántico --Campeón de Campeones-- que el de una real validez deportiva e histórica.

Miguel Herrera, Ricardo Ferretti
Imago 7Miguel Herrera platica con Ricardo Ferretti durante el América-Tigres.
 

Prevalece, sin embargo, una contradicción dentro de mi propio pensamiento: un equipo 'grande' o que se jacte de serlo, debe recoger todos los trofeos que aparezcan en su camino. Pero el torneo está fuera de una época competitiva --en pleno final de pretemporada-- y cuando ninguno de los dos equipos han alcanzado su potencial futbolístico. Es decir, no establece nada, ni siquiera qué tipo de cuadros veremos en el torneo que comienza formalmente la próxima semana.

 

El duelo tiene, también, un ingrediente particular. Se trata de dos de los mejores clubes de los últimos tiempos en el futbol mexicano. Tigres, por una cuestión de crecimiento --yo diría insólito-- donde con protagonismo y títulos se ha colocado de pronto en la escena de los llamados 'grandes' y se ha codeado con los equipos más tradicionales y pasionales en la historia del futbol mexicano. Y el América por una necesidad propia de ganar, de llamar la atención, de siempre ser un candidato a todo y de, hasta por cuestión de naturaleza propia, elevar el trofeo de campeón.

No parece ser el momento adecuado, insisto, para definir cuál manda por encima del otro. Tampoco nos ofrecerá un parámetro verdadero de lo que ambos son capaces de cara a la temporada. Y, sin embargo, ninguno de los dos está en la posibilidad de dejar pasar la preciada oportunidad de hacerse de un nuevo trofeo y demostrarle al otro que es mejor.

América y Tigres entrenan para el Campeón de Campeones.
@ClubAmerica/@TigresOficialAmérica y Tigres entrenan para el Campeón de Campeones.
 

El receso tras la obtención del campeonato de Liga ante el León no ha sido muy agitado para Tigres. Han mantenido, básicamente, al mismo plantel --tal y como es la costumbre del 'Tuca' Ferretti--. El América se ha he desprendido del veterano Oribe Peralta y ha contratado al mexicano Giovani Dos Santos. Un movimiento mediático que no ofrece ninguna garantía de funcionar. Pero, al igual que Tigres, tiene un plantel respetable, serio, maduro y lleno de talento.

Creo que Tigres y América se meten en 'problemas' muy temprano. Ganar el Campeón de Campeones no significa una gran relevancia para su temporada. Perderlo es una afrenta por la que ninguno de los dos quiere pasar tan prematuramente en la temporada o pretemporada.

El Campeón de Campeones estorba, pero ninguno está en posición de dejarlo ir…

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO