El pasado jueves 12 de septiembre, el cerrador de los Pittsburgh Pirates embasó a los dos primeros bateadores que enfrentó en la novena entrada y luego procedió a ponchar a Austin Slater y Mike Yastrzemski y dominó a Buster Posey con rodado a la intermedia para completar el triunfo por 4-2 sobre los San Francisco Giants en el Oracle Park de la ciudad californiana.

Con 28 lanzamientos, el zurdo Felipe Vázquez, uno de los mejores relevistas de la actualidad en todo el beisbol se anotó su salvamento 28 de la temporada, bajó su promedio de carreras limpias a 1.65 y llegó a 90 ponches en 60.0 entradas.

Desafortunadamente, la aparición número 56 de 2019 y la 353 de su promisoria carrera de cinco años con los Washington Nationals y Pittsburgh pudo haber sido la última del lanzador venezolano en Grandes Ligas.

Vázquez, de 28 años, fue arrestado el martes y acusado de seis cargos en Pennsylvania y Florida, incluidos varios delitos graves, relacionados con su contacto por varios años con una niña que actualmente tiene 15 años de edad.

Un juez le negó la libertad bajo fianza en Pennsylvania, donde los cargos incluyen agresión sexual, contacto ilegal con un menor, corrupción de un menor y agresión indecente. En Florida, donde ahora viven la víctima y su familia, el lanzador enfrenta cargos por solicitar sexo a una menor de edad, por conducta sexual ilegal usando una computadora o dispositivo y entregar material obsceno a un menor.

Getty Images/Joe SargentEl venezolano Felipe Vázquez parece haber tirado por la borda una carrera promisoria que ya lo tenía como uno de los mejores cerradores de la actualidad en Grandes Ligas.

La organización de los Piratas informó de la situación a la oficina del comisionado de las Grandes Ligas (MLB), que, siguiendo el protocolo en estos casos, colocó a Vázquez en la lista de ausencia administrativa, movimiento que permite inactivar al individuo y seguir con el pago de su salario, que esta temporada asciende a $375,000 quincenales.

La MLB y la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas (MLBPA) acordaron en 2015 una política de “Violencia Doméstica, Asalto Sexual y Abuso Infantíl” que otorga al comisionado Rob Manfred el poder de decidir la disciplina apropiada en cada violación, de acuerdo a la gravedad de la misma. Al considerar que Vázquez está en manos de la justicia ordinaria, lo más lógico es que Manfred espere el desarrollo de los acontecimientos antes de actuar en consecuencia.

“Toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en un juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias a su defensa”, reza el párrafo 1 del artículo 11 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, en Paris, Francia.

Legalmente, Vázquez es un acusado que podría ser declarado inocente o culpable de todos o algunos de los cargos que enfrenta en dos estados de la unión americana. Además, es miembro del sindicato de trabajadores más poderoso del mundo y, como si fuera necesario mencionarlo, tendrá a su disposición a los mejores abogados disponibles para este tipo de casos, sin embargo, existe un axioma jurídico que reza, “a confesión de parte, relevo de pruebas”, que es el que podría pesar más en contra del futuro del venezolano en Grandes Ligas, incluso si saliera airoso en la gran batalla legal que le espera.

Durante el interrogatorio al que fue sometido por la policía tras su arresto, Vázquez admitió que intentó tener relaciones sexuales con una niña de 13 años y que le envió fotografías desnudo y videos de él en actos sexuales, según el resumen de la denuncia penal publicada el miércoles en el condado de Westmoreland.

El documento narra que en agosto de 2017, cuando la niña estaba cerca de cumplir los 14 años de edad, Vázquez condujo su carro Mustang rojo por una hora hasta la casa de la adolescente en Scottdale. Según la denuncia, la niña dijo a la policía que se metió en el lado del pasajero y dijo que Vázquez la puso en su regazo, en el lado del conductor del auto, le quitó los pantalones y colocó sus genitales encima de los de la menor.

En su entrevista con la policía el martes, Vázquez calificó el incidente de "sexo, pero no realmente", según la denuncia, porque no podía completar el acto sexual. Básicamente, en la mente de Vázquez, como no pudo penetrar por completo a la menor, entonces no tuvo sexo con la víctima. Tampoco fue raro para él pasarse dos años en una relación inverosímil con una niña menor de 15 años.

Incluso, si los abogados pudieran diseñar la madre de las defensas de todos los tiempos y conseguir que su cliente quede libre de todos los cargos, tanto en Pennsylvania como en Florida, es poco probable que Vázquez pueda liberarse de la condena moral y volver a jugar en la MLB después de su declaración.

Siendo justos y sinceros, ¿quién culparía a los Pirates, a la ciudad de Pittsburgh, a cualquier otro equipo, a cualquier otra ciudad y a todos los trabajadores del beisbol por no querer estar relacionados a Vázquez?; ¿por qué se arriesgarían los Pirates o cualquiera otra franquicia al daño de relaciones públicas que significaría cargar con un individuo que confesó que intentó penetrar a una niña de 13 años a la que un año aún le enviaba material pornográfico?

Es claro que el beneficio no justificaría el riesgo, incluso si Vázquez lograra tener una carrera del tipo que llevan al Salón de la Fama.

Por supuesto, no es la primera vez que un jugador activo de las Mayores es acusado de solicitar o tener relaciones íntimas con menores de edad en Estados Unidos, enfrenta legalmente el asunto y luego prosigue su carrera.

En 1989, el dominicano Luis Polonia, quien para entonces jugaba con los New York Yankees, fue encontrado culpable de tener una relación íntima con una menor de 15 años y condenado a 60 días de cárcel y $1,500 de multa en una corte de Milwaukee.

Polonia jugaría nueve temporadas más en las Mayores los siguientes 11 años.

A diferencia del caso de Vázquez, tanto Polonia como la víctima declararon que ella había asegurado al pelotero que era mayor de edad, que tenía 19 años, lo que no es exactamente una excusa válida, pero cambió un poco el contexto de los hechos.

Más importante aún, los recientes movimientos en contra del abuso sexual y el comportamiento misógino han cambiado radicalmente la forma en que la sociedad de Estados Unidos y otras partes del mundo reacciona a este tipo de acontecimientos.

Una reacción en cadena liderada por el movimiento #MeToo en las redes sociales y los medios de comunicación contra el poderoso productor de cine y ejecutivo Harvey Weinstein convirtió en mundial la lucha contra el acoso sexual. Es evidente que 2019 no es lo mismo que 1989 para algunas cosas.

Incluso si Felipe Vázquez se zafa de todos los cargos legales en su contra, sus declaraciones a la policía y los tiempos que vivimos forman un panorama que hace ver poco probable que vuelva a lanzar algún día en Grandes Ligas.

Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Lo Mejor del Día en BBEN: A Eugenio Suárez no lo para nadie

Entrando a la penúltima semana del largo calendario de la serie regular de Grandes Ligas, la mayoría de puestos para los playoffs lucen decididos, aunque apenas dos han sido reclamados oficialmente y ocho siguen en disputas, algunas cerradas, otras muy abiertas.

Solamente los Los Angeles Dodgers (97-54), que ya ganaron su séptimo banderín consecutivo de la División Oeste de la Liga Nacional, y los Atlanta Braves (93-58), que aseguraron al menos un puesto comodín del viejo circuito, tienen tickets para la postemporada, programada para arrancar el martes 1 de octubre.

Los Dodgers aseguraron la división el 10 de septiembre, en el partido 147 de la temporada, estableciendo un récord para la franquicia, que es apenas la tercera con al menos siete cetros divisionales seguidos. Atlanta ganó 14 entre 1991 y 2005, mientras que los New York Yankees conquistaron nueve entre 1998 y 2006. Atlanta recibe a los Philadephia Phillies en casa desde el martes con el número mágico en cuatro para ganar la División Este por segundo año consecutivo y de paso elevar a 19 el total de divisiones, un récord de la Liga Nacional.

En la División Central de la Liga Nacional, los grandes rivales St. Louis Cardinals (83-66) y Chicago Cubs (81-68) solamente están separados por dos juegos con siete encuentros pendientes entre ambos; cuatro el próximo fin de semana en el Wrigley Field de la ciudad de los vientos y tres en el último fin de semana de la temporada en el Busch Stadium de la ciudad con el arco que marca el paso entre el este y el oeste.

AP Photo/Jeff RobersonLos Cubs arrancan la semana a dos juegos de los Cards en la División Central.
Chicago inicia la semana con un juego de ventaja sobre los Milwaukee Brewers (80-69) en la batalla por el segundo puesto comodín. Los Washington Nationals (82-66) tienen por ahora el primer Wild Card y la ventaja de la casa para el juego de eliminación súbita entre los mejores que no ganaron sus divisiones.

En caso de producirse uno o varios empates que requieran juegos extras, se celebrarían el lunes 30 de septiembre y serían transmitidos por ESPN.

En la Liga Americana, los Yankees (98-53) recibirán en casa a los Los Angeles Angels desde el martes, con su número mágico en tres frente a los Tampa Bay Rays, que tendrán una serie muy dura contra los Dodgers en Los Angeles. Nueva York busca su primer título de la División Este desde el 2012 y el #19 de su historia, una marca de la liga.

Yankees y Houston Astros (98-53), que tiene el número mágico en cinco ante Oakland Athletics para conquistar la División Oeste por tercer año seguido por segunda vez en su historia, están empatados en la carrera por el mejor récord de Grandes Ligas, que da la ventaja de la casa para todas las series de playoffs, incluyendo la Serie Mundial. Los Dodgers están a un juego de ambos en esa contienda.

El sector más cerrado del joven circuito es la División Central, donde los Minnesota Twins (91-58) redujeron a nueve el número mágico ante los Cleveland Indians al ganar dos de tres choques entre ambos en el fin de semana.

Oakland (90-60) ocupa el primer comodín, con ventaja de juego y medio sobre Tampa Bay (89-62), que a su vez supera por juego y medio a Cleveland (87-63) en la carrera por el último boleto a los playoffs. Minnesota, Oakland y Cleveland comenzarán la semana enfrentando a equipos que ya están descartados: Chicago White Sox, Kansas City Royals y Detroit Tigers, respectivamente.

Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BOSTON -- Con su inesperada y espectacular actuación esta temporada con los New York Yankees, el antesalista Gio Urshela entra a un terreno que hasta ahora estaba reservado para los torpederos Edgar Rentería y Orlando Cabrera, por mucho los dos mayores referentes del béisbol colombiano en la historia de las Grandes Ligas.

Urshela, quien arrancó el año como un jugador sin espacio en el roster de 40 protegidos de los Yankees, bateó el miércoles el primer cuadrangular como bateador emergente de su carrera y el #20 de la temporada, cifra récord para un pelotero colombiano. La marca anterior era de Cabrera, con 17 en el 2003.

Urshela entró al fin de semana bateando .328 con 34 dobles, 70 carreras impulsadas y 69 anotadas en 119 juegos. Con 3.6 WAR (Victorias sobre Nivel Reemplazo), versión de Baseball-Reference.com, el antesalista puede reclamar un lugar en la modesta lista de actuaciones más sobresalientes de todos los tiempos para jugadores nacido en Colombia.

"Es increíble lo que me está pasando. Ha sido un año especial en mi carrera", dijo Urshela, quien comenzó el 2019 con ocho jonrones y 39 impulsadas en 167 partidos en partes de tres temporadas con Cleveland Indians y Toronto Blue Jays.

"Rentería y los hermanos [Jolbert y Orlando] Cabrera fueron mi inspiración. Siempre los veía por televisión y me propuse jugar pelota y ser firmado al profesionalismo y, con suerte, llegar a las Grandes Ligas", dijo Urshela.

Rentería, un cinco veces Todos Estrellas que conquistó tres Bates de Plata, dos Guantes de Oro y amasó una fortuna de $85 millones de dólares en una destacada carrera de 16 años en el Big Show, tuvo cuatro temporadas en las que al menos compiló 4.0 WAR.

Cabrera, un ganador de dos Guantes de Oro y quien acumiuló más de $51 millones en 15 años en la MLB, consiguió dos campañas con WAR superior al que tiene actualmente Urshela: 4.2 en 2007 y 3.7 en 2003.

La mejor actuación de Rentería, y de cualquier nativo de la nación cafetera, fue la del 2003 cuando jugaba para los St. Louis Cardinals. Ese año, "El Niño" bateó .330 con 47 dobles, 13 jonrones, 34 robos, 100 impulsadas y 96 anotadas.

Rentería fue segundo en la carrera por el Novato del Año de la Liga Nacional en 1996, conectó el hit ganador en la Serie Mundial de 1997 para los Marlins y posteriormente fue el Jugador Más Valioso del clásico de otoño del 2010 que ganaron los San Francisco Giants.

Cabrera bateó .297 con 47 dobles, 17 jonrones, 24 robos y 80 impulsadas en el 2003, fue parte de los Boston Red Sox que ganaron la Serie Mundial del 2004 para romper una racha de 86 años sin celebrar y bateó .301 con 86 remolques y 20 robos en 2007.

Rentería y Cabrera han sido los mejores, pero ya no son los únicos colombianos brillando al más alto nivel de la pelota profesional. En el 2019, Colombia logró una marca nacional con 10 peloteros en las Grandes Ligas, incluyendo los debutantes Harold Ramírez, de Miami Marlins; Oscar Mercado, de Cleveland Indians, y Luis Escobar, de los Pittsburgh Pirates. Los otros son Julio Teherán, de Atlanta Braves; José Quintana, de Chicago Cubs; Jorge Alfaro y Tayron Guerrero, de Miami; Donovan Solano, de San Francisco Giants, y Meibrys Viloria, de Kansas City Royals.

El infielder Adrián Sánchez, de Washington Nationals, nació en Venezuela, pero es hijo de colombianos y representó al país en el Clásico Mundial de Béisbol del 2017.

Teherán (10-9, 3.50 en 31 aperturas) y José Quintana (13-8, 4.19 en 28 salidas) han sido abridores de rotación por siete años para sus equipos y al final de la campaña estarán en una reducida lista de lanzadores con 30 o más inicios en cada año desde el 2013.

Luis Castro, un nativo de Medellín, fue el primer latinoamericano que jugó en las Grandes Ligas, en 1902, con los Atléticos de Filadelfia. Pero el béisbol básicamente ha sido relegado a la región Caribe (principalmente a las ciudades de Cartagena y Barranquilla) de un enorme país en donde el fútbol es por mucho el deporte nacional. "De verdad que nunca antes se había visto algo semejante, eso prueba que el béisbol está creciendo en el país. Pienso que más adelante tendremos más peloteros en Grandes Ligas y entonces no solamente se hablará de fútbol, sino también de béisbol", dijo Urshela.

Etiquetas:

MLB, Baseball, Urshela, Gio

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BOSTON -- Diez meses después de llenar de orgullo a la gran comunidad deportiva de Nueva Inglaterra, Dave Dombrowski fue despedido, quizás extemporáneamente, como el jefe de operaciones de béisbol de los Boston Red Sox.

Dombrowski, un ejecutivo de cuatro décadas en las Grandes Ligas y uno de los pocos que ha ganado anillos con clubes tanto de la Liga Americana como de la Liga Nacional, fue separado de los patirrojos minutos después de la derrota del domingo en la noche contra los New York Yankees, y anunciado oficialmente, el lunes, en un escueto mensaje, cuyo primer párrafo resumió el proceso de divorcio: "Los Medias Rojas de Boston anunciaron hoy que se separaron del presidente de operaciones de béisbol Dave Dombrowski", dijo el club.

No hubo fanfarria ni ceremonia. Ni aún una sencilla conferencia de prensa donde el respetado ejecutivo tuviera la oportunidad de expresar sus sentimientos o sus jefes de esbozar en detalles, las razones que impulsaron la toma de decisión ahora y no después que terminara la temporada.

Boston comienza la semana con marca de 76-67, a una derrota de ser eliminado oficialmente de la carrera por la División Este de la Liga Americana y a ocho partidos de la segunda plaza comodín. En ruta al noveno cetro de su historia, la tropa que dirige el puertorriqueño Alex Cora ganó 108 encuentros de serie regular y luego tuvo 11-3 en la postemporada el año pasado. Pero no hay agradecimiento en el deporte profesional. Justifica el salario o eres hombre muerto.

Boston le pagó a Dombrowski por hacer un trabajo cada año desde el 2015-- y le seguirá pagando en el 2020, cuando terminará su contrato vigente, pero tres títulos divisionales consecutivos y el trofeo del comisionado no fueron suficientes para evitar la salida, que mejor manejada, pudo ser más honrosa.

Dave Dombrowski
Bill Sikes/AP PhotoDave Dombrowski: su falta de agresividad para buscar refuerzos antes de la fecha límite de cambios. No obstante, merecía una salida más digna tras armar un equipo campeón hace menos de un año.

"Hace cuatro años, nos enfrentamos con una decisión crítica sobre la dirección de la franquicia", dijo John Henry, el propietario mayoritario de la franquicia.

"Fuimos extraordinariamente afortunados de poder traer a Dave para dirigir las operaciones de béisbol. Con un Campeonato de la Serie Mundial y tres títulos consecutivos de la Liga Americana Este, ha consolidado lo que ya era una carrera en el Salón de la Fama", agregó Henry.

Vamos a estar claros. Dombrowski no es exactamente una víctima en esta historia.

El veterano ejecutivo comenzó a cavar su propia tumba con sus declaraciones que intentaron explicar por qué no fue más agresivo en la fecha límite de cambios para tratar de reforzar el maltrecho cuerpo de lanzadores de los Medias Rojas, que en ese momento aún tenían grandes esperanzas de alcanzar los playoffs para tratar de defender su cetro.

El cuerpo de relevistas, que tenía efectividad de 4.53 en la temporada y 5.18 en julio, era en ese momento la mayor preocupación, aunque siendo justos, los abridores no lo han hecho mucho mejor después de más de cinco meses de temporada.

"Creo que si estuviéramos más cerca del primer lugar, habría sido más abierto a otras cosas", dijo Dombrowski acerca de la exasperante tranquilidad que mostraron los Medias Rojas en el mercado del 31 de julio, cuando era evidente que necesitaban mucho más que el derecho Andrew Cashner, adquirido desde los Baltimore Orioles, para mejorar sus pretensiones de postemporada.

"Estamos luchando por un lugar. Esperemos ganar la división. Pero, de manera realista, estamos jugando para un puesto comodín. Así que estás jugando para un comodín de un juego. Y lo veo un poco diferente en cuanto a lo que estás dispuesto a hacer y el riesgo que está dispuesto a asumir", agregó.

Básicamente, Dombrowski le informó a la ardiente fanaticada de una de las franquicias deportivas más importantes del mundo y, no menos importante, el actual campeón de su liga, que apostar caro por refuerzos sería lógico si estuvieran tratando de la ganar la división, pero que no valía la pena por un puesto como 'wild card'.

Completamente inaceptable.

Dombrowski dijo eso cuando Boston estaba a nueve juegos del primer lugar, pero a menos de dos encuentros de los dos puestos comodines. Desde que el puesto comodín fue creado en 1995, seis equipos han clasificado por esa vía para eventualmente ganar la Serie Mundial, incluyendo a los Medias Rojas del 2004, que terminaron una sequía de 86 años de espera por un título.

Pero incluso alguien que había sentenciado su futuro cercano merecía una salida más digna, quizás un divorcio amistoso después del último encuentro de la serie regular, abierto al público y la prensa.

Etiquetas:

MLB, Baseball, Boston Red Sox

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Muchos jonrones no es sinónimo de mejores asistencias. Al menos en estos tiempos.

Mientras las Grandes Ligas (MLB) se encaminan a romper el récord de cuadrangulares en una temporada por segunda vez en tres años, la asistencia a los estadios proyecta una reducción por cuarta campaña consecutiva y a terminar con el promedio global más bajo de los últimos 16 años.

Entrando al fin de semana, los bateadores de las ligas mayores habían conectado 5,903 cuadrangulares, apenas 202 menos que los 6,105 del 2017, cuando se estableció el récord vigente. Hasta hace dos años, la marca de pelotas enviadas por encima de la cerca era de 5,693, impuesta en la temporada del 2000.

Sin embargo, los aficionados no están entrando con la misma frecuencia con que las bolas están saliendo de los estadios.

Hasta ahora, 59 millones, 572 mil, 441 aficionados han asistido a los partidos de la temporada del 2019, un promedio de 28,313 o 346 por juego menos que en 2018, cuando la media fue de 28,659 y el total general alcanzó los 69 millones, 671 mil, 272 aficionados.

Habría que remontarse al 2003 (67,630,052 en total y 27,831 por juego) para encontrar una peor asistencia que la que estamos teniendo actualmente. De hecho, la del 2019 sería apenas la cuarta temporada con asistencia inferior a los 70 millones desde que la MLB se expandió a 30 equipos en 1998. En 22 temporadas con 30 franquicias, solamente se había fallado la barrera de los 70 millones en 2002, 2003 y 2018.

Pete Alonso
Ken Blaze-USA TODAY SportsLos jonroneros como Pete Alonso ya no atraen a los fans como antes.
Los Minnesota Twins, que ya impusieron un nuevo récord de jonrones (272) y se encaminan cómodamente a superar los 300, han mejorado su asistencia por más de cuatro mil fanáticos por juego (de 24,188 en 2018 a 28,415 en 2019), pero quedarán muy lejos de las mejores marcas que han tenido en el Target Field, que promedió sobre 39 mil en sus primeros dos años de existencia (2010-11) y más de 30 mil en los primeros cuatro.

Minnesota, que además de tener ocho jugadores con 20 o más jonrones ha dominado la División Central de la Liga Americana por la mayor parte del año, es #15 de MLB en asistencia, con 1,932,201.

Los Los Angeles Dodgers, que ya tienen el récord de jonrones para un equipo de la Liga Nacional (250), lideran nuevamente el béisbol con un promedio de 48,843 fanáticos por juego, en ruta a quebrar la marca general del club, que fueron los 3,857,500 (47,043) del año pasado. Con o sin jonrones, los Dodgers han metido más de tres millones de aficionados a Chavez Ravine por ocho temporadas seguidas, en 18 de últimas 19 y en 22 de 24.

St. Louis Cardinals (3,074,676) y New York Yankees (3,049,761) son los únicos otros dos conjuntos que ya superaron los tres millones en 2019, en tanto que Chicago Cubs (2,714,849 en 72 juegos) se encamina a lograrlo. En jonrones, Cardinals es #24 (174), Yankees #2 (263) y Cubs #8 (219).

En la otra punta de la tabla encontramos que los Miami Marlins (698,695 en total y 9,841 por juego) se encaminan a fallar en llegar a un millón de aficionados por segundo año seguido y que otros 11 equipos terminarán el año con promedios de 22 mil hacia abajo.

El jonrón siempre se ha visto como uno de los mayores atractivos que tiene el béisbol para llenar butacas en los estadios. Cuando el legendario Babe Ruth comenzó a sacar bolas de los estadios con una frecuencia nunca vista en 1919, automáticamente los historiadores dividieron en dos eras la historia del juego: La bola muerta (1900-1919) y la bola viva (1920-presente). En la primera parte, los lideres de jonrones generalmente no alcanzaban cifras dobles y los juegos eran de poco carreraje, mientras que la segunda se ha carecterizado por la ofensiva, aunque con alguna raras excepciones, siendo 1968 el mejor año del pitcheo en la era moderna.

Por lo que está pasando actualmente, y por las quejas públicas de varios lanzadores estelares, se podría argumentar que en 2017 comenzó una tercera era de "la bola más viva", pero eso lo decidirán los historiadores más adelante.

Con el incremento de los jonrones (se saltó de 235 en 1918, a 447 en 1919, a 630 en 1920, a 937 en 1921 y a más de mil en 1922) también mejoraron las asistencias a los juegos de pelota en Estados Unidos. De tres millones en 1918, MLB duplicó la asistencia a 6,5 millones en 1919 y la triplicó a 9,1 millones en 1920.

Sin embargo, ese no ha sido el fenómeno actual, cuando la proliferación de los jonrones no ha impactado positivamente la asistencia general a los estadios.

Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La poderosa tormenta jonronera que azota al béisbol de Grandes Ligas, que ya pulverizó varias marcas de todos los tiempos en su recorrido, mantiene su enorme potencial destructor, cuando aún restan poco más de tres semanas completas al calendario de la serie regular del 2019.

Entrando a la jornada del jueves 5 de septiembre, los 30 clubes de las ligas mayores se han combinado para batear 5,866 cuadrangulares, la segunda mayor cantidad de todos los tiempos.

Al ritmo histórico de 1.40 jonrones por equipo por juego, el récord de Grandes Ligas (6,105 en 2017) sería superado por alrededor de 700 bambinazos cuando caiga el último out de la vuelta regular el domingo 29 de septiembre.

Restando 20 cotejos por jugar a casi todos los equipos, los Minnesota Twins (272) ya son dueños del récord de ambas ligas en una temporada, superando los 267 que pegaron los New York Yankees el año pasado. Nueva York (263) eclipsará la marca anterior antes que termine la semana y más adelante podrían unirse al coro Los Angeles Dodgers (250) y Houston Astros (234).

El jardinero Joc Pederson bateó dos jonrones en el triunfo del miércoles sobre los Colorado Rockies para que los Dodgers alcanzaran las 250 películas de vuelta completa, nueva marca para la Liga Nacional. Los Astros, que se mudaron a la Liga Americana en el 2013, conectaron 249 cuadrangulares en la temporada del 2000.

Mike Trout
AP Photo/David J. PhillipMike Trout lidera la Liga Americana con 44 bambinazos.
Minnesota tiene ocho jugadores de 20 jonrones y si el venezolano Marwin González (15) se apura un poco, podría ser el noveno. Los Yankees tienen cinco, con Luke Voit (19) y el colombiano Gio Urshela (18) en el círculo de espera, mientras que los Dodgers tienen 11 bateadores con cifras dobles.

Al día, 14 clubes ya superaron la barrera de los 200 jonrones, 20 tienen 187 o más y 24 han pasado de 170, lo que les coloca en ruta a los dos quintales.

En el liderato individual, seis toleteros ya superaron los 40 jonrones, 31 tienen 30 o más y 166 han conectado al menos 15 y aún tendrán tres semanas completas para tratar de alcanzar las dos decenas ¡Asombroso!

El inicialista Pete Alonso, de los New York Mets, ya pulverizó la marca para novatos de la Liga Nacional, al tiempo que se convertía en el líder histórico para su franquicia en una temporada; el jardinero cubano Jorge Soler es el primer bateador en la historia de los Kansas City Royals con una temporada de 40 jonrones, el dominicano Gary Sánchez superó su propia marca de jonrones (34) para un receptor de los Yankees y el novato quisqueyano Aristides Aquino, de los Cincinnati Reds, sacó 15 pelotas del parque en agosto, su primer mes en las mayores.

Cody Bellinger (44) necesita seis jonrones el resto del año para ser el primero con 50 en una temporada para los Dodgers, una franquicia con más de 130 años de existencia.

En el 2017, la única ocasión en que se han bateado más de seis mil jonrones, 17 equipos superaron los 200 cuadrangulares y el promedio fue de 204 por novena y 1.26 por equipo por encuentro. Los Yankees terminaron de lideres del béisbol con 241, mientras que los Mets y los Milwaukee Brewers empataron en la cima de la Liga Nacional, con 224.

En esa temporada, Giancarlo Stanton, de los Miami Marlins, lideró a todos los bateadores con 59 bambinazos, en ruta a conquistar el premio Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, en tanto que el novato Aaron Judge, de los Yankees, fue el primero en la Liga Americana con 52. Cuatro decenas de jugadores pegaron 30 o más vuelacercas y 117 conectaron al menos 20.

De acuerdo al Centro Nacional de Jonrones, la actual tormenta se fortalecerá en los próximos días con la ampliación de los rosters a 40 jugadores y la salida de competencia de la mayoría de equipos, dejando a su paso decenas de marcas, individuales y colectivas, en las Grandes Ligas.

Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Después de ver marchar a Bryce Harper en la agencia libre del pasado invierno, la prioridad de los Washington Nationals es retener a largo plazo, por toda su carrera si es posible, al dominicano Juan Soto ¿Pero cuánto costaría eso?

Hablando en un programa radial del área de la capital de la nación, el gerente general de Washington, Mike Rizzo, explicó en una sola frase qué tan valioso es Soto para el futuro de la organización y el punto de partida para comenzar una negociación que lo ate al club más allá del tiempo de control que otorga el actual sistema de Grandes Ligas.

"Le daríamos 10 años, $180 millones de dólares mañana en la mañana seguro, pero no creo que vaya a aceptar eso", dijo Rizzo el miércoles a la emisora 106.7 FM. "Por supuesto que queremos mantenerlos en el sistema y en la organización", agregó.

Un promedio de $18 millones de dólares anuales por una década a un chico de 20 años de edad y menos de dos temporadas de servicio ciertamente sería algo histórico, incluso para una industria de diez mil millones de dólares en la que más de 120 jugadores devengan sobre los $10 millones en el 2019 y el salario promedio ronda los $4,4 millones.

Getty ImagesLos Washington Nationals están interesados en retener a largo plazo a Juan Soto. ¿Lo lograrán?

Después de batear .292 con 22 jonrones y un promedio de OBP de .406 en 116 partidos en su debut en el 2018, con 19 años de edad, Soto batea .290 con 29 jonrones y un OBP de .401 en los primeros cinco meses de su primera temporada completa en las ligas mayores. En sus primeros 237 juegos, ha pegado 51 jonrones y 46 dobles y ha recibido 163 base por bolas.

Esta temporada, Soto gana $578,300 dólares, un poquito más del salarió mínimo de $555 mil, y no será elegible al arbitraje salarial hasta el 2022 y a la agencia libre hasta el 2025. Pero el chico es un bateador especial y los de su tipo tarde o temprano terminan golpeando la piñata del gran dinero.

De acuerdo a fuentes de ESPN Digital, Soto, su familia y su agente no han mostrado mucho interés en firmar una extensión que incluya sacrificar años de agencia libre (como la que firmó el venezolano Ronald Acuna por ocho años y $100 millones con los Atlanta Braves), pero eso no significa que Washington no pueda hacerlos cambiar de idea con una oferta de esas que no se pueden rechazar.

Tampoco se puede descartar algún tipo de acuerdo menos voluminoso que solamente incluya los años de control que tiene el equipo sobre el pelotero, algo parecido a lo que hizo Harper antes de aterrizar en el mercado.

Harper, quien al igual que Soto debutó con los Nationals a los 19 años de edad, abandonó la capital para pasar a los rivales divisionales Philadelphia Phillies con un contrato de 13 años y $330 millones de dólares, durante un invierno en el que el agente libre dominicano Manny Machado fichó por 10 años y $300 millones con los San Diego Padres y los clubes invirtieron cerca de dos mil millones en peloteros.

Una inversión que incluyó la extensión de 12 años y $426 millones, la más cara de la historia, entre el jardinero Mike Trout, el mejor pelotero de la actualidad, y los Los Angeles Angels.

Lo que está claro es que Soto es un jugador especial y Washington quisiera retenerlo por mucho tiempo, incluso si tiene que pagar un alto precio.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El derecho Zack Greinke, quien alcanzó las 200 victorias el domingo contra los Oakland Athletics, y el zurdo CC Sabathia, quien superó los 250 triunfos y 3,000 ponches más temprano en la temporada, pueden ser agregados a la breve lista de lanzadores activos que deberían ir ensayando desde ahora sus discursos para una eventual ceremonia en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Los otros miembros de ese exclusivo grupo son el zurdo Clayton Kershaw, de los Los Angeles Dodgers, y los derechos Max Scherzer, de los Washington Nationals, y Justin Verlander, de los Houston Astros. Greinke, de 35 años de edad y 16 temporadas en las Grandes Ligas, ha lucido como un abridor caballo, poniendo foja de 13-4 y efectividad de 2.84 en 26 salidas con los Arizona Diamondbacks y los Astros. El seis veces Todos Estrellas y Cy Young de la Liga Americana del 2009 tiene 3-0, efectividad de 2.37 y 14 ponches en 19.0 entradas en sus primeras tres aperturas con los líderes de la División Oeste de la Liga Americana.

Astros starting pitcher Zack Greinke delivers a pitch against the Colorado Rockies during the first inning at Minute Maid Park.
John Glaser-USA TODAY SportsAl alcanzar su victoria 200 la semana pasada, Zack Greinke ya tiene credenciales suficientes como para ir pensando en su discurso del Salón de la Fama.
Greinke (200-122, 3.35, 2,584 ponches, 2,828 innings), a quien restan dos años en su actual contrato, es el lanzador #32 de la historia con 200 victorias y 2,500 ponches. Tendrá la oportunidad de alcanzar los tres mil ponches y las tres mil entradas laboradas con su contrato vigente.

Sabathia, quien anunció que se retirará al final de esta temporada, permitió cuatro carreras en tres episodios ante los Cleveland Indians en su regreso de la lista de lesionados. El zurdo de 39 años de edad y 19 temporadas en las ligas mayores, tiene marca de 5-7 y efectividad de 5.01 con los New York Yankees en su última campaña.

Pero Sabathia (251-160, 3.73, 3,073 ponches, 3,563 innings) se convirtió esta temporada en apenas el tercer zurdo de la historia con tres mil ponches, cifra qué agregada a sus cinco convocatorias al Juego de Estrellas, su premio Cy Young de la Liga Americana del 2007 (ha estado cinco veces entre los cinco más votados al galardón) le dan la categoría de "caballo, caballo" monticular de su era.

El proceso que lleva a un pelotero con una gran carrera al Salón de la Fama no es una ciencia exacta. Entre los más de 19,600 peloteros que pasaron por las ligas mayores desde que fue fundada la Liga Nacional en 1876, apenas 232 tienen placas en Cooperstown. Incluyendo siete que fueron electos por sus desempeños en las Ligas Negras, solamente 83 lanzadores están en el Salón de la Fama.

Mike Mussina, quien ganó 270 partidos, recibió la bendición de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA) este año, en su sexta aparición en la boleta. Así de difícil ha sido el asunto. Además de Greinke y Sabathia, los otros activos con luz verde para comprar el traje de sus futuras exaltaciones son:

Kershaw (165-71, 2.41, 2,416 K, 2,233 IL): Ocho elecciones al Juego de Estrellas, tres premios Cy Young, siete veces entre los cinco más votados para el galardón, un Jugador Más Valioso y cinco lideratos de efectividad en 12 años con los Dodgers.

Scherzer (168-87, 3.17, 2,638 K, 2,252 IL): Siete Juegos de Estrellas, tres premios Cy Young (dos en la Liga Nacional y uno en la Liga Americana) y seis veces entre los cinco más votados al premio en 12 años con Arizona Diamonbacks, Detroit Tigers y Washington Nationals.

Verlander (219-127, 3.36, 2,934 K, 2,928.2 IL): Ocho Juegos de Estrellas, Cy Young y Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2011, siete veces entre cinco más votados al Cy Young, Novato del Año.

EN LA FRONTERA: El abridor venezolano Félix Hernández y el cerrador cubano Aroldis Chapman se encuentran en el grupo más amplio de lanzadores que ya hicieron lo suficiente como para comenzar a soñar con una placa en el Salón de la Fama, pero qué por diferentes razones, aún tienen tareas pendientes. Un grupo que, más o menos, también integran Madison Bumgarner, Corey Kluber, Jon Lester y Chris Sale, entre otros.

Hernández, quien ha pasado toda su carrera de 15 años en Grandes Ligas con los Seattle Mariners, posee marca general de 169-132, efectividad de 3.38 y 2,501 ponches en 2,696 entradas. "King Félix" ha sido electo a seis Juegos de Estrellas, ganó el Cy Young de la Liga Americana en 2010 y en cuatro ocasiones ha quedado entre los primeros cinco por el premio.

Salvo raras excepciones, proyectar una carrera de Salón de la Fama para un relevista es una de las cosas más impredecibles. Solamente ocho relevistas, incluyendo al gran panameño Mariano Rivera, y a Lee Smith, quienes entraron este año, son miembros del Salón de la Fama de Cooperstown.

Pero si hay un relevista que cumple con los parámetros para considerarse que lleva buen camino para encontrar la olla de oro al final del arcoíris en la villa Cooperstown, ese es Chapman, quien tiene 271 salvamentos, efectividad de 2.25 y 14.8 ponches por cada nueve entradas en su carrera. El norteamericano Craig Kimbrel (2.01 y 14.6 K/9IL) tiene cifras muy parecidas en más o menos el mismo tiempo.

La diferencia entre ambos es que mientras Kimbrel no pasa exactamente por un momento que augure que mantendrá su forma de los 10 años anteriores, el zurdo de los Yankees está lanzando la recta a 103 millas por hora, tiene efectividad de 2.36 y ha ponchado a 13 bateadores por cada nueve innings en el 2019, un indicativo de que aún puede agregar varios años de gran dominio a su carrera, y, por lo tanto, mejorar sus probabilidades de unirse a Rivera.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los New York Yankees necesitan pitcheo abridor para incrementar sus buenas probabilidades de ganar la Serie Mundial en el 2019. Los New York Mets están obligados a seguir fortaleciendo su columna vertebral para volver a ser relevantes en las Grandes Ligas.

Los dos equipos de la Gran Manzana tienen exactamente lo que necesita el otro para impulsar sus respectivos planes, de corto plazo para los "Bombarderos" del Bronx, de medio término para los "Asombrosos" de Queens. La cuestión es ponerse de acuerdo, lo que no siempre ha sido fácil entre los vecinos niuyorkinos.

Los Mets, que ya tenían en su rotación abridora a Jacob deGrom, Noah Syndergaard, Zack Wheeler y Steven Matz, hicieron un cambio con los Toronto Blue Jays en el fin de semana para agregar al derecho Marcus Stroman (efectividad de 2.96 en 21 salidas y 1.80 en julio), uno de los abridores más eficientes de ambas ligas mayores este año.

Noah Syndergaard
Wendell Cruz-USA TODAY Sports¿Cuánto darían los Yankees por Noah Syndergaard?
El movimiento sorprendió a toda la industria tomando en cuenta que los Mets tienen marca de 50-55 y van detrás de siete equipos en la batalla por un puesto comodín a los playoffs de la Liga Nacional, a dos días que se cumpla el plazo de hacer transacciones en las ligas mayores. En esa situación, los clubes generalmente apuestan a vender y no a comprar como hizo el gerente general Brodie Van Wagenen, quien en poco tiempo ha demostrado que no se le aprieta el pecho para mover sus fichas.

¿Pero si Van Wagenen no está apuntando a esta temporada y Stroman es parte de un plan más grande para acumular lo que costaría adquirir el paquete perfecto de súper prospectos que están cerca de comenzar a florecer en el nivel más alto? Cuando se han jugado dos tercios de la temporada regular, los Yankees comandan la División Este de la Liga Americana con marca de 67-38 y ventaja de 8.5 juegos sobre los Tampa Bay Rays y 9.0 por encima de sus grandes rivales y actuales campeones del béisbol, los Boston Red Sox. Pero el gerente general Brian Cashman sabe que su actual rotación abridora no es exactamente la ideal para una eventual postemporada contra algunos de los clubes más ofensivos del béisbol.

El pitcheo abridor de los rayados tuvo efectividad global de 4.77 en los primeros 105 juegos de la temporada. Cuando el dominicano Domingo Germán lanzó 5.1 IL de tres carreras el domingo en Fenway Park se convirtió en el primer abridor con una actuación decente desde el 19 de julio. En los ocho choques anteriores, los abridores del manager Aaron boone tuvieron foja de 1-5 y efectividad de 14.90.

Con el dominicano Luis Severino fuera de acción desde los entrenamientos primaverales, los Yankees no han tenido un genuino caballo de rotación. No lo ha sido el derecho japonés Masahiro Tanaka, quien permitió 12 carreras en 3.1 entradas el jueves y tiene efectividad de 4.79 en 21 salidas, ni tampoco el zurdo James Paxton (5-6, 4.72), quin llegó desde los Seattle Mariners con la etiqueta de caballo monticular.

De los abridores regulares, Germán, quien tiene un turno en la rotación por primera vez en su carrera, exhibe el mejor promedio de efectividad, 4.08.

¿Qué tanto estarían dispuestos a dar los Yankees por dos del trío que forman Syndergaard, Stroman y Wheeler? Bastante, ha de suponerse. Jugadores como el antesalista Miguel Andújar, el jardinero Clint Frazier y el lanzador Jonathan Loaisiga y los prospectos Estevan Florial y Deivi García podrían ser parte del mayor megacambio de la historia entre los dos equipos de Nueva York, si llegaran a un terreno común, que en realidad es la parte difícil del asunto.

Mets y Yankees han logrado superar sus diferencias barriales en el pasado para resolver necesidades. En el 2001, los Yankees mandaron al jardinero David Justice a los Mets por el antesalista Robin Ventura. En el 2003, los Mets cedieron al cerrador dominicano Armando Benítez por tres jugadadores de los Yankees.

¿Por qué no hacerlo una vez más?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Desde que asumió como el comisionado de las Grandes Ligas del béisbol (MLB), en enero del 2015, Rob Manfred ha mostrado ser un líder abierto a nuevas ideas y probar todo lo que sea necesario para mejorar el gran producto que maneja.

No es por casualidad que el comisionado de Grandes Ligas gana más al año que el presidente de los Estados Unidos. Después de todo, el hombre con la silla en el 245 de Park Avenue, Nueva York, existe para defender los intereses de una industria que genera más de $10,000 millones de dólares anuales, mientras que el inquilino #1 de la gran Casa Blanca del 1600 de Pennsylvania Avenue, administra al país más endeudado del planeta. Con eso en mente, y también con la certeza de que la oficina del comisionado está llena de mentes brillantes que se ocupan de resolver problemas incluso antes de que ocurran, me atrevo a cometer la herejía de recomendar un par de ideas a mister Manfred sobre tópicos que deberían cambiar en las Grandes Ligas del futuro.

Ceremonia de Cooperstown: Tomando en cuenta que la ceremonia de exaltación de los nuevos miembros del Salón de la Fama es uno de los eventos más importantes en el calendario anual del béisbol de Estados Unidos, Manfred debería disponer que ese único domingo del año nadie juegue antes de las 3 pm.

Por respeto al acto que se realiza en Cooperstown, Nueva York, el tercer o cuarto domingo de julio, el espacio entre 1 pm y 3 pm debería estar libre de otros eventos de pelota local. No tiene sentido que el discurso de aceptación de Mariano Rivera, el único pelotero electo de manera unánime al Salón de la Fama, compita con un probable juego perfecto de Max Scherzer o un partido de cuatro jonrones de Mike Trout.

Getty ImagesEnrique Rojas se atrevió a cometer la herejía de recomendar un par de ideas a Rob Manfred sobre tópicos que deberían cambiar en las Grandes Ligas del futuro.

Sabemos que el Salón de la Fama no es un órgano apéndice de la MLB y que ambas entidades tienen sus intereses particulares, pero por algo tiene el comisionado de MLB el discurso de apertura del ceremonial, que se transmite desde hace varios años por el canal de la liga.

MLB no perdería absolutamente nada con mover un poco el inicio de la jornada. Los que gobiernan el Salón de la Fama no pierden nada con empaquetar la ceremonia en un bloque de dos horas. Sería lo mejor para todas las partes.

Extrainnings de serie regular: Los Baltimore Orioles y Los Angeles Angels jugaron un partido de 16 entradas y más de seis horas el jueves. En el 2019, eso no tiene sentido ni para los Orioles, ni para los Angels, ni para MLB, ni para los aficionados.

Pocos aficionados en el planeta, incluyendo a los más románticos que nacieron en las primeras décadas de la Liga Nacional, que fue fundada en 1876, quieren partidos de seis horas que terminan cerca de las dos de la madrugada. Simplemente no tiene ningún sentido práctico.

MLB debería tener ya un sistema que acelere la decisión de un encuentro de serie regular después que se han jugado 10 entradas. Ya sea colocando dos corredores en bases al inicio de cada inning, haciendo un mini derby de jonrones o lanzando una moneda, pero que jugadores y aficionados se pasen 10 horas en un estadio de pelota para un juego de serie regular es una insensatez.

Serie Mundial sábado y domingo: Por muchos años, los partidos del fin de semana de la Serie Mundial arrancan después de las 8 pm. Es tiempo de probar algo nuevo, que en realidad sería hacer algo que se hacía anteriormente.

Esta temporada, MLB y ESPN acordaron que el partido del domingo en la noche arrancará a las 7 pm, salvo un par de excepciones, y la respuesta del público ha sido positiva. Es tiempo que MLB permita a toda la familia poder sentarse a ver un encuentro de la Serie Mundial el sábado y el domingo. Comenzar a las 6:30 pm uno de esos días no le haría ningún daño al evento.

El Super Bowl del 2019, entre New England Patriots y Los Angeles Rams, arrancó a las 6:30 pm en el Mercedes Benz de Atlanta. Los aficionados de los Rams y todo el que vive en la costa oeste tenían las 3:30 pm en sus relojes cuando dieron la patada inicial. Y nadie se quejó por temprano.

Lotería del draft y sorteo internacional: Basta ya de premiar la mediocridad. Con el actual sistema para repartir los turnos en el draft colegial doméstico, que podría ser el mismo para decidir el orden del inminente y necesario sorteo internacional que está en la mesa de negociaciones, los peores equipos garantizan tener los primeros turnos y, por ende, el talento mejor valorado.

Eso claramente desincentiva la competencia en la segunda mitad de la temporada. Es evidente que los equipos con peores récords hacen poco para mejorar y comienzan a pensar en el draft del próximo año y no en la temporada que están jugando.

La lotería del draft, como la tiene la liga de baloncesto NBA, no es un sistema perfecto, pero al menos no le garantiza al que quede en último lugar el primer pick del próximo sorteo. La MLB debería pensar en algún formato de lotería que acabe con la carrera de jugar a perder.

Sobre el sorteo internacional, está claro que aplicarlo no será tan fácil, pero dado el estado de corrupción que tiene el actual sistema de reclutamiento de agencia libre, especialmente en República Dominicana y Venezuela, las principales fuentes externas de talento, se hace urgente y obligatorio algún proceso para controlar la forma en que son firmados los niños latinoamericanos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO