Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Cachorros son campeones, 108 años después

CLEVELAND -- Los Cachorros de Chicago derrotaron 8-7 a los Indios de Cleveland en 10 entradas en el séptimo y decisivo juego de la Serie Mundial del 2016, la madrugada del jueves en el Progressive Field, para conseguir su primer campeonato en las Grandes Ligas en 108 años, en uno de los finales de temporada más dramáticos de la historia del béisbol.

El partido terminó con la carrera del empate en circulación en el cierre de la décima entrada.

Más de 38,000 fanáticos --casi repartidos a partes iguales entre los dos equipos-- rebosaron por completo el parque de los Indios para ser testigos del séptimo juego decisivo #38 en la historia de 112 años de la Serie Mundial. Ambos conjuntos tenían 0-2 en este tipo de encuentros de por vida. Algunos cronistas lo llamaron el juego más importante de todos los tiempos en las ligas mayores y otros como el mayor séptimo encuentro de la Serie Mundial, tomando en cuenta que se enfrentaban dos franquicias que se combinaban para 174 años sin conseguir una corona.

Mientras Chicago no ganaba desde 1908, Cleveland no celebra desde 1948. Esta es la cronología de una noche mágica en el Progressive Field durante el séptimo juego de la Serie Mundial del 2016, el miércoles 2 de noviembre. Un clásico instantáneo en la rica y florida cultura popular del pasatiempo nacional.

4:45 pm: El manager de Cleveland, Terry Francona, va al salón de conferencias. ''Tito'' habló de la inclusión de los veteranos Coco Crisp y Rajai Davis en los jardines en su alineación del día, del probable uso del relevista Andrew Miller, la importancia de un séptimo juego y hasta de una pesadilla que tuvo la noche anterior en donde alguien le quebraba las costillas para despertar y encontrar que el control remoto de la televisión estaba estampado en uno de sus costados.

Francona, quien se encuentra en su cuarta temporada como el piloto de los Indios, aparece en su tercera Serie Mundial. Fue campeón con los Medias Rojas de Boston en 2004 y 2007.

5:00 a 6:00 pm: Los Indios tomaron prácticas de bateo. Carlos Santana aprovechó para contar a algunos reporteros latinoamericanos la historia de como lo firmaron como catcher, aunque no era catcher, y lo bien que se siente ahora de ser de todo un poco. ''Incluso jardinero izquierdo'', dijo el quisqueyano.

5:45 pm: El manager de Chicago, Joe Maddon, va al salón de conferencias. ''El Socio'' habló del uso del cerrador Aroldis Chapman la noche anterior, de la forma en que usaría al zurdo Jon Lester en el juego decisivo y de lo bien que durmió antes del partido más grande de su carrera.

Maddon, en su segundo año al frente de Chicago, alcanzó su segunda Serie Mundial. Dirigió a los Rays de Tampa Bay que perdieron ante los Filis de Filadelfia en el 2008.

6:05 a 7:05 pm: Los Cachorros realizaron sus acostumbradas prácticas de bateo. Detrás de la jaula, estuvieron como observadores el manager Maddon y el presidente de operaciones de béisbol, Theo Epstein.

7:15 a 7:29 pm: Fila en ''Momocho'', la tienda de comida con el mejor sabor en todo el Progressive Field, para adquirir una de sus grandiosas ''Momocho Quesadilla con Frijoles Borrachos''. La ''sour cream'' de ''Momocho'' vale los $14 dólares que cuesta la quesadilla.

7:43 pm: Intrepretación del ''God Bless America'' por la primer teniente Emily Meyer, del Cuerpo de Marines, una nativa de Ohio asignada a la estación de reclutamiento del Cuerpo de Marines en Cleveland.

7:46 pm: La sección de cuerdas de la Orquesta Sinfónica de Cleveland realizó una magistral interpretación instrumental del himno nacional.

8:02 pm: Primer pitcheo de Corey Kluber, el abridor de los Indios, a Dexter Fowler, el jardinero central de los Cachorros, un strike con sinker a 92 millas por hora. La oficina del comisionado de Grandes Ligas adelantó la hora original (8:08 pm) debido a una amenaza de lluvia tarde en la noche en el área de Cleveland.

8:04 pm: Jonrón del jardinero Dexter Fowler por el jardín central en cuenta de dos bolas y un strike. Segundo cuadrangular de Fowler en la Serie Mundial. Fue su quinto vuelacercas en 30 partidos de postemporada en su carrera. El de Fowler es el primer jonrón abriendo un séptimo juego de Serie Mundial en los 112 años de historia de la final de las ligas mayores.

8:30 pm: Sencillo por el montículo del dominicano José Ramírez. Primer hit de Cleveland contra Kyle Hendricks, el abridor de los Cachorros. Dos minutos después, Ramírez fue atrapado fuera de la primera base por Hendricks.

8:46 pm: El veterano jardinero Coco Crisp abre la entrada con doble por el jardín izquierdo y avanzó a tercera base por toque de sacrificio del receptor puertorriqueño Roberto Pérez.

8:48 pm: Con el intermedista Javier Béez y el inicialista Anthony Rizzo jugando a medio camino en el lado derecho del infield, el dominicano Carlos Santana bateó una potente línea por encima de Rizzo que empujó la carera del empate 1-1.

8:52 pm: Javy Báez comete su segundo error de la noche, cuando no puede atrapar un pase del torpedero Addison Russell en rodado para doblematanza de Jason Kipnis. Inicialmente, el árbitro John Hirscbeck cantó out forzado en la intermedia, pero Francona hizo reclamo de repetición y la televisión mostró que Báez nunca llegó a tener posesión de la pelota. Sin embargo, la jugada no tuvo consecuencias porque Lindor y Mike Napoli fallaron golpeando bien la pelota por el jardín izquierdo y la tercera base, respectivamente.

9:00 pm: Cuando los Cachorros bateaban su cuarta oportunidad, comenzó a calentar en su bullpen el zurdo Jon Lester, el abridor de Maddon en los juegos 1 y 5. Calentando con Lester, David Ross, su catcher personal desde que estaban en Boston.

9:09 pm: Russell bateó un elevado corto al jardín central que impulsó a Bryant desde la tercera base con la segunda carrera de los Cachorros. Un batazo prácticamente detrás de 2B, donde el CF Rajai Davis hizo un pobre disparo al plato. El siguiente bateador, el receptor venezolano Willson Contreras, bateó un doble por el centerfield --donde Davis lució un poco perdido antes de encontrar el camino-- para impulsar a Rizzo. Chicago se puso en ventaja 3-1 en el cuarto.

9:28 pm: Báez comienza la quinta entrada de los Cachorros con soberbio jonrón entre los jardines central y derecho al primer lanzamiento de Kluber, un slider a 87 MPH, para poner s . El batazo del puertorriqueño decretó la partida de Kluber del encuentro con cuatro entradas de seis hits y cuatro carreras limpias. El derecho comenzó el partido con marca de 4-1 y efectividad de 0.89 (3 CL en 30.1 IL) en toda la postemporada y 2-0, 0.75 (1 CL en 12.0 IL) en la Serie Mundial.

Para Báez, quien compartió los honores de Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana con Lester, fue su primer jonrón del clásico y el segundo de la postemporada.

Se convirtió en el primer boricua con un jonrón en el séptimo juego de una Serie Mundial desde el 17 de octubre de 1971, cuando Roberto Clemente, de Piratas de Pittsburgh, bateó uno contra Miguel Cúellar, de Orioles de Baltimore.

9:41 pm: Seguían en el quinto inning, cuando Rizzo bateó tremenda línea por el jardín derecho, en jugada de corrido y bateo, que mandó a Bryant al plato con la quinta carrera de los Cachorros. El anotador oficial le puso sencillo y empujada a Rizzo y justificó su avance a la segunda base por el disparo del jardinero, tratando de evitar la carrera.

9:52 pm: Hendricks retiró a los primeros dos bateadores, pero boleó a Carlos Santana con seis lanzamientos. Pese a que solamente tenía 63 pitcheos y estaba a un out de optar por la victoria, Maddon entró y se llevó a su abridor y al catcher Contreras y trajo a Lester y Ross.

9:58 pm: Después que Ross cometió error de dos bases lanzando a primera base en un batazo de Kipnis que quedó cerca del plato, Lester lanzó un pitcheo salvaje que permitió anotar a Santana y Kipnis. Dos carreras sucias que valieron igual y acercaron a los Indios 5-3. La tensión podía sentirse en el ambiente.

10:08 pm: Ross bateó enorme jonrón por el jardín central contra el relevista Andrew Miller. Fue el segundo cuadrangular de Ross, quien se retiró al final del partido, en la postemporada. Chicago se puso en ventaja 6-3 en la sexta entrada.

10:11 pm: Durante el descanso de la sexta entrada, en la pantalla gigante del estadio mostraron al actor Charlie Sheen, quien interpretó el papel del lanzador Rick ''La Cosa Loca'' Vaughn, de unos imaginarios Indios de Cleveland campeones, en la comedia ''Major League'' de 1989.

10:19 pm: Anunciador del estadio informa de la asistencia al encuentro. 38,144, de los cuales al menos el 45% estaba apoyando a los Cachorros. Los siete encuentros se jugaron a casa llena en el Progressive Field y Wrigley Field. En total, 277,645 entraron al clásico de otoño, un promedio de 39,663 por juego.

10:39 pm: En el intermedio de la séptima entrada, mostraron en la pantalla de video a los jugadores de los Cavaliers de baloncesto, el gran Lebron James, perfectamente vestido y sentado, y a JR Smith sin camisa y parado animando a los aficionados.

10:48 pm: Lester ponchó a Kipnis con un corredor en segunda base y dos outs para terminar la séptima entrada y poner a los Cachorros a seis outs de su primera corona en 108 años.

10:51 pm: Mientras los Cachorros bateaban su penúltima oportunidad del juego, el cerrador cubano Aroldis Chapman comenzaba a calentar en el bullpen. Chapman, quien será uno de los agentes libres más codiciados del mercado este invierno, realizó 62 lanzamientos y 12 outs los juegos 5 y 6 para ayudar a que Chicago se recuperara de estar abajo 1-3 en la serie.

11:03 pm: Cuando Lester permitió sencillo a José Ramírez después de dos outs en la octava entrada, Maddon llamó a lanzar a Chapman.

11:04 pm: Las autoridades del sistema de transporte público de Chicago anunciaron que la Línea Roja que lleva al Wrigley Field dejarían de hacer paradas en Addison, Belmont y Sheridan. Desde alrededor de la sexta entrada, los fanáticos de los Cachorros comenzaron a bajar en grandes grupos al área del Wrigley Field para celebrar el potencial triunfo de su equipo.

11:09 pm: Brandon Guyer bateó doblete entre los jardines central y derecho para remolcar a Ramírez, quien se había ido al robo con el lanzamiento, y acercar a los Indios por dos carreras.

11:13 pm: Rajai Davis conectó un tremendo jonronazo de dos carreras por el jardín izquierdo a una recta de 97 millas, el séptimo lanzamiento que le hizo Chapman, para empatar dramáticamente 6-6 el encuentro. De acuerdo a una fórmula usada por Rani Yazayerli (que incluye probabilidades de campeonato y otros elementos), el batazo de Davis es el tercero más dramático en la historia del béisbol, por encima del jonrón de Bill Mazeroski en el último juego de 1960.

11:20 pm: Mientras bateaban los Cachorros en el noveno inning, comenzó a llover sobre el Progressive Field. Cinco minutos, desapareció el agua. De todos modos, a nadie pareció importarle en el edificio de Gateway Plaza.

11:38 pm: Lanzando Bryan Shaw por los Indios en la novena entrada, Jason Heyward se roba la intermedia y el receptor brasileño Yan Gomes botó la pelota para permitir que el corredor se moviera a tercera base con un out.

11:40 pm: Báez se poncha intentando tocar en dos strikes y deja al corredor varador en tercera base.

11:42 pm: Fowler batea una bola por el medio del terreno que parecía un hit para impulsar la carrera, pero Lindor atrapó detrás de la almohadilla y retiró al corredor en la primera base para cerrar el episodio y mantener la pizarra 6-6 rumbo al cierre del noveno.

11:52 pm: Chapman retiró al tercer bateador de la novena entrada para mandar el encuentro a extrainnings. Es el quinto partido decisivo de la Serie Mundial que se alarga a entradas extras y el primero desde 1997, entre Cleveland y Marlins de Miami.

11:54 pm: Llegó la lluvia con fuerza y los árbitros ordenaron colocar la lona protectora, con el séptimo juego de la Serie Mundial empatado 6-6 en el décimo inning, al filo de la medianoche.

12:11 am del jueves: El partido se reanudó, en la madrugada del jueves 3 de novimnbre, tras una demora oficial de 17 minutos en las acciones.

12:20 am del jueves: Después que Rizzo recibió boleto intencional con el cubano Albert Almora corriendo en segunda base por Kyle Schwarber --quien bateó sencillo-- Zobrist pegó doble por la raya del jardín izquierdo para mandar la carrera de la ventaja al plato. Un pisa y corre de Almora, de 1B a 2B, en elevado profundo de Bryant, fue lo que provocó el boleto a Rizzo y, probablemente, cambió toda la entrada a favor de los Cachorros.

12:23 am del jueves: El venezolano Miguel Montero, el tercer catcher de los Cachorros en el encuentro, bateó sencillo al jardín izquierdo que impulsó la octava carrera de Chicago.

Las ocho carreras de Chicago fueron impulsadas por ocho jugadores diferentes, por supuesto, otro récord para un juego 7 del clásico.

12:43 am del jueves: Rajai Davis responde de nuevo ante la presión del momento y batea sencillo con dos outs, empujando a Brandon Guyer desde la intermedia y acercar a los Indios 8-6 en el cierre del décimo acto contra el relevista Carl Edwards Junior. Mike Montgomery entró a lanzar.

12:47 am del jueves: El dominicano Michael Martínez bateó rodado a tercera base para el último out del encuentro. Los Cachorros terminaron con la mayor sequía del deporte profesional, ganando la Serie Mundial del 2016 en siete partidos. El último encuentro tuvo una duración de cuatro horas y 47 minutos.

Chapman fue el ganador. Bryan Shaw el derrotado. Mike Montgomery logró el salvamento.

Los Cachorros ganaron 8-7 y medio Estados Unidos aplaudió su primera celebración en casi 11 décadas. El béisbol celebró uno de sus días más importantes en siglo y medio.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


CLEVELAND -- Después de ocho meses y 414 partidos, Indios de Cleveland y Cachorros de Chicago decidirán el campeonato de Grandes Ligas del 2016 en noviembre, en un último y decisivo partido: ¡Habemus séptimus!

Los Cachorros anotaron siete carreras en las primeras tres entradas para aplastar 9-3 a los Indios, el martes en el Progressive Field, en el sexto encuentro de la Serie Mundial, forzando a que se juegue el último juego probable de una temporada de béisbol.

Chicago llegará a ese encuentro con 208 partidos jugados (30 de exhibición, 162 en la serie regular y 16 en la postemporada) mientras que Cleveland tiene 206 (30, 162 y 14). Ambos han ganado 10 choques en las eliminatorias, pero ninguno contará el miércoles.

El torpedero Addison Russell bateó jonrón con las bases llenas, el 19no. en 112 ediciones de la Serie Mundial --y el primero para un jugador de los Cachorros-- y empujó seis carreras para liderar el despiadado ataque de Chicago, que entró al encuentro con 58 carreras en 15 juegos (3.8 por juego) en la postemporada y 10 en cinco choques (2.0 por juego en la final de las ligas mayores.

Russell bateó doble y jonrón con seis carreras empujadas, empatando con otros cuatro peloteros para la segunda mayor cantidad en un partido --el récord es de 7-- y su estacazo de la tercera entrada fue estimado en 435 pies, el segundo más largo de su carrera.

Kris Bryant y Anthony Rizzo también sacaron la bola del parque en el ataque de 13 imparables de ellos Cachorros. Bryant bateó de 5-4 con dos anotadas, Rizzo de 5-3 con tres anotadas y dos impulsadas y Ben Zobrist de 4-2.

La Serie Mundial del 2016, la quinta que se decide en el mes de noviembre, se definirá el miércoles. Los Cachorros mandarán al montículo al derecho Kyle Hendricks (1-1, 1.31 en los playoffs), quien abrirá por quinta ocasión en la postemporada, pero por primera vez fuera del Wrigley Field, mientras que los Indios contarán con su mejor carta, el derecho Corey Kluber (4-1, 0.89), quien tiene dos triunfos en la serie.

En la historia de la Serie Mundial se han jugado otros 37 ''séptimos decisivos'' partidos (sin incluir las cuatro ediciones que fueron pactadas a nueve encuentros y por lo tanto, tuvieron juegos 7 que no eran los últimos del playoff), siendo el primero el de 1909 que ganaron los Piratas de Pittsburgh 8-0 como visitantes a los Tigres de Detroit. Antes de esta temporada, los últimos 10 ocurrieron en 2014, 2011, 2002, 2001, 1997, 1991, 1987, 1986, 1985 y 1982.

Chicago trata de convertirse en apenas el séptimo equipo --y primero desde que los Piratas lo hicieron contra los Orioles de Baltimore-- que se corona como visitante después de estar abajo 2-3.

Incluyendo las series de nueve juegos, en las 39 ocasiones anteriores que un equipo en ventaja 3-2 en la Serie Mundial perdió el sexto juego para permitir que se empatara 3-3, solamente 18 (46.2%) se repusieron para terminar atrapando la corona.

Nueve de los últimos 11 equipos que no aprovecharon y remataron en el sexto juego, terminaron perdiendo la Serie Mundial. El dato no es muy halagador para Cleveland, que no atrapa un título desde 1948, una sequía de 71 años, que, sin embargo, solamente es superada por la de 108 años de los Cachorros.

Cleveland trata de unirse a Gigantes de San Francisco del 2014, Marlins de Miami de 1997 y Rojos de Cincinnati de 1975 como los últimos clubes que pudieron reponerse al golpe psicológico de caer en el juego 6 para regresar en el próximo encuentro. También busca evitar que Chicago se convierta en el sexto conjunto --y primero desde Kansas City de 1985-- que se recupera luego de estar abajo 1-3 para coronarse.

Para colocarse en posición de disputar un juego decisivo para buscar su primera corona desde 1908, los Cachorros hicieron exactamente lo que recomiendan los médicos del béisbol en este tipo de situaciones: Anotar primero y sacarle el aire al rival.

Lanzando el derecho Josh Tomlin, el antesalista Bryant, un candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional que estuvo dormido por la mayor parte de la serie, bateó jonrón solitario después de dos outs en la primera entrada. Antes del turno, Bryant bateaba .179 (123-22) con tres jonrones en conteo de 0-2 desde que llegó a Grandes Ligas.

El martes, su primer swing fue a una curva en 0-2 de Tomlin y mandó la bola a 426 pies a los asientos entre los jardines izquierdo y central para su segundo cuadrangular en los últimos dos partidos.

Rizzo y Zobrist batearon sencillos seguidos por encima del intermedista, pero Tomlin se recuperó obligando a Russell a conectar elevado sin fuerza a la zona entre los jardines central y derecho. Inesperadamente, el novato Tyler Naquin y Lonnie Chisenhall se quedaron mirando la pelota a la espera de que la atrapara el otro y lo que debió ser el tercer out de la entrada se transformó en un doble que produjo dos carreras más y puso a Chicago en ventaja 3-0.

En la tercera entrada, Bryant bateó un elevado sin fuerza al jardín derecho y otra vez, Naquin y Chisenhall tuvieron problemas para comunicarse y casi chocan cuando Chisenhall se quedó con la pelota.

Cuando Zobrist bateó sencillo al jardín derecho para llenar las bases, con dos outs, el manager Terry Francona se llevó a Tomlin con apenas cinco outs y 48 lanzamientos. Russell recibió al relevista derecho Dan Otero con su enorme trancazo por el jardín central para apagar los gritos de los 38,116, incluyendo el astro de la NBA Lebron James, que estaban en el estadio.

El derecho Jake Arrieta lanzó 5.2 entradas de dos carreras para conquistar su segunda victoria de la Serie Mundial --ambas en Cleveland-- y el cubano Aroldis Chapman, quien había realizado un salvamento de ocho outs y 42 lanzamientos el domingo, volvió a entrar en la séptima entrada para apagar una rebelión y sacar cuatro outs con 15 lanzamientos para facilitar el triunfo de su equipo.

El miércoles, la Serie Mundial, y toda la temporada, se decidirán en un último tope, el sueño de los aficionados (y la televisión). ¡Habemus séptimus!

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Progressive Field
Getty ImagesIndios podría coronarse este martes 1 de noviembre en su casa, el Progressive Field.
CLEVELAND -- Cuando el cubano Aroldis Chapman realizó su titánico cierre de ocho outs en el Juego 5 de la Serie Mundial, no solamente mantuvo con vida a los Cachorros de Chicago, sino que además aseguró que el campeón de Grandes Ligas del 2016 recibirá la corona en noviembre.

Los Indios de Cleveland, que dominan 3-2 la gran final del béisbol, reciben a Chicago en Progressive Field el martes en el Juego 6. Cleveland necesita un triunfo para agenciarse su primer título desde 1948. Los Cachorros tendrían que ganar dos juegos seguidos como visitantes para quebrar una sequía que ya cumple 108 años.

Los derechos Jake Arrieta y Josh Tomlin abrirán por segunda vez en el certamen. Arrieta ganó el Juego 2, en la casa de los Indios, el domingo. Tomlin no permitió carreras en 4.2 entradas en el triunfo de Cleveland 1-0 en el tercer juego, en Wrigley Field.

Chapman ponchó cuatro bateadores y realizó 42 lanzamientos en 2.2 entradas el domingo, cuando Chicago venció a Cleveland 3-2 en su último juego en casa.

Por segundo año consecutivo, pero apenas por quinta ocasión en la historia, la temporada de las ligas mayores supera el Día de Halloween y cruza al undécimo mes del año, algo impensable cuando nació la Serie Mundial en 1903.

La primera vez que ocurrió fue en el 2001, cuando los ataques terroristas del 11 de septiembre obligaron a la oficina del comisionado a paralizar la temporada por una semana y comenzar la Serie Mundial el 27 de octubre, lo más tarde de todos los tiempos.

Los Diamantes de Arizona vencieron a los Yankees de New York en siete partidos y tres de los encuentros se jugaron en noviembre. En el último, el domingo 4, Arizona anotó dos carreras contra el gran Mariano Rivera para lograr el primer título de su historia, en apenas su quinto año de existencia.

En el 2009, cuando los Yankees atraparon su corona # 27, también se jugó hasta el 4 de noviembre. Esa noche, en Yankee Stadium, el japonés Hideki Matsui bateó un cuadrangular contra el dominicano Pedro Martínez y terminó el juego de 4-3 con seis impulsadas para liderar el triunfo, 7-3, y terminar siendo el Jugador Más Valioso de la serie.

En el 2010 y 2015, los Gigantes de San Francisco y los Reales de Kansas City se coronaron, contra los Rangers de Texas y Mets de New York, el 1 de noviembre.

En total, se han jugado ocho partidos de Grandes Ligas, todos en la Serie Mundial, en el mes de noviembre. El del martes será el noveno y la esperanza para los Cachorros es que haya un décimo.

"Nuestra meta es acabar todo pronto, pero sabemos que eso no será fácil", dijo Carlos Santana, durante las prácticas del lunes en el Progressive Field. "Pero cuando se está peleando la Serie Mundial, a nadie le importa si lo consigue en octubre, noviembre o diciembre. Ese es un título que todo el mundo recibiría en cualquiera de los 12 meses del año", agregó.

Hasta 1968, la Serie Mundial era la única ronda de postemporada en las ligas mayores. En 1969 se creó el sistema divisional y la Serie de Campeonato para decidir el representante de cada liga. En 1995 nacieron las Series Divisionales y desde el 2012 se agregó un partido de comodines entre los clubes con mejores marcas de cada liga, que no ganaron títulos divisionales.

Con cuatro rondas para definir al campeón, cada día podría ser más común se que se jueguen partidos de MLB en el mes de noviembre, excepto si progresa una idea del comisionado para recortar la temporada regular a menos de 162 juegos por clubes.

DENTRO DE LA SERIE

Próximos lanzadores: Los derechos Arrieta y Tomlin chocan en el Juego 6 de la Serie Mundial del 2016. Arrieta tiene 54-21 y efectividad de 2.52 en cuatro años con los Cachorros y tiene 2-0 en el Progressive Field, incluyendo su salida del pasado domingo. Tomlin tiene 49-39, 4.58 en siete años con la tribu y nunca anteriormente había enfrentado a Chicago.

Regresan a sus posiciones: Con el regreso de la Serie Mundial a estadio de la Liga Americana, Terry Francona puede usar a Carlos Santana y Mike Napoli en sus roles regulares de alternarse entre bateador designado y primera base, mientras que Joe Maddon puede agregar a Kyle Schwarber a la alineación de los Cachorros como bateador designado.

Los Indios fueron forzados a usar a Santana en el jardín izquierdo para mantenerlo junto a Napoli en la alineación. Chicago debió dejar en la banca a Schwarber, quien no fue autorizado por los médicos para jugar defensa.

NBA y Serie Mundial: Por segunda vez, un juego de la Serie Mundial en el Progressive Field coincidirá con un encuentro de los Cavaliers en el vecino Quicken Loans Arena. Mientras los Indios recibirán a los Cachorros, los Cavaliers, actuales campeones del baloncesto profesional, se medirán a los Rockets de Houston. Las casas de Indios y Cavaliers están ubicadas en la Plaza Gateway del centro de Cleveland.

Asistencia: Al quinto partido de la Serie Mundial asistieron 41,711 fanáticos, el quinto lleno consecutivo del evento. En total, a la Serie Mundial del 2016 han asistido 201,385 personas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


CHICAGO -- Cuando los Cachorros de Chicago entregaron a los Yankees de Nueva York a cuatro de sus prospectos, incluyendo al valorado torpedero venezolano Gleyber Torres, por el relevista cubano Aroldis Chapman en la fecha tope de cambios a mediado del verano fue pensando en un momento como el del domingo.

Chapman sacó los últimos ocho outs del partido para que los Cachorros derrotaran 3-2 a los Indios de Cleveland en el quinto juego de la Serie Mundial. Los Indios aún tienen ventaja, 3-2, del evento que ahora se traslada a Cleveland para el juego 6 el martes y, si es necesario, un séptimo y decisivo choque el miércoles.

En la historia de 112 años de la Serie Mundial se han realizado 28 salvamentos de al menos ocho outs --incluyendo el relevo de cinco entradas del zurdo de los Gigantes de San Francisco, Madison Bumgarner, contra los Reales de Kansas City en el séptimo juego del clásico del 2014-- pero para los Cachorros el de Chapman es ultra especial.

Los Cachorros no ganaban un juego de Serie Mundial delante de sus aficionados desde el 8 de octubre de 1945 y perder otro no es opción si quieren quebrar la racha de 107 años sin conquistar un título. Para Joe Maddon, meter a su cerrador en la séptima entrada para defender una ventaja mínima por el resto del encuentro, no fue algo que necesitó pensar mucho.

''Era nuestra mejor oportunidad. Pienso que basado en el uso del bullpen recientemente, él estaba algo fresco. No había sido sobreusado ni en los playoffs ni en el final de la temporada'', dijo Maddon.

Por tercer día consecutivo, en el Wrigley Field se vivió un ambiente festivo, aunque con las derrotas de los dos días anteriores y el frío que hizo desde temprano, los fanáticos se mostraron un poco tímidos al principio, pero eso cambió con el paso de las entradas.

Abajo 1-3 en la serie, Maddon mandó al montículo al zurdo Jon Lester, quien realizaba su quinta apertura de Serie Mundial, empatando con su compañero John Lackey en el liderato entre los pitchers activos. El zurdo trabajó seis entradas para extender a 19 su racha de salidas de postemporada con al menos cinco inings.

Lester ponchó a los tres bateadores de la primera entrada, pero el dominicano José Ramírez le bateó jonrón solitario después de dos outs en el segundo.

Los Cachorros, que habían anotado dos carreras en sus últimas 25 entradas, pisaron el plato tres veces contra el derecho Trevor Bauer en el cuarto inning. El antesalista Kris Bryant dió señales de vida con su primer jonrón, y segundo hit de la Serie Mundial; Addison Russell empujó la segunda carrera con infield hit por tercera base y el receptor David Ross la tercera con elevado de sacrificio.

En la sexta entrada, los Indios se acercaron 3-2 con sencillo del puertorriqueño Francisco Lindor, que impulsó a Rajai Davis, quien se robó tres bases, el quinto de la historia que lo consigue en un partido del clásico de otoño.

Con el partido 3-2, Maddon decidió dejar a Lester en la cueva en la séptima entrada y mandó al box al relevista Carl Edwards Junior. El receptor venezolano Willson Contreras entró a recibir en lugar de su compatriota Miguel Montero, quien bateó de emergente por Ross, quien es el catcher personal de Lester.

Edwards permitió sencillo a Mike Napoli, pero dominó a Carlos Santana con elevado al jardín izquierdo. Entonces Maddon decidió cortar con intermediarios y subió al box a su lanzallamas cubano.

Chapman, quien no lanzaba en la séptima entrada desde el 17 de mayo del 2012 contra los Mets de Nueva York, ponchó al dominicano Ramírez con una recta a 101 millas por hora, golpeó a Brandon Guyer y dominó al puertorriqueño Roberto Pérez con rodado a la intermedia para terminar el episodio.

Chapman ponchó al receptor brasileño Yan Gomes comenzando el octavo, pero no entró a cubrir la primera base cuando Anthony Rizzo realizó una sensacional atrapada de zambullida hacia la raya en batazo de Davis. La situación se puso tensa cuando Davis se robó la intermedia.

Pero ''El Misil Cubano'' se repuso dominando a Jason Kipnis con elevado de foul por el jardín izquierdo y ponchó sin hacer swing al peligroso Lindor. En el noveno, Chapman retiró sin problemas a Mike Napoli, Santana y Ramírez, al último ponchándolo con una recta a 101 millas, su lanzamiento #42 del partido.

Su actuación más larga en Grandes Ligas había sido de 2.1 entradas, precisamente contra los Indios, el 9 de julio de este año en Cleveland, en un triunfo de los Yankees 7-6 en 11 episodios.

Chapman, quien será agente libre en una semana, tiene ocho ponches y un boleto y no ha permitido carreras en cinco entradas (tres apariciones) en la Serie Mundial.

''Es algo que normalmente no haces durante la temporada, pero hablé con Chappy antes del juego. El estaba avisado de que debía estar listo desde la séptima entrada'', dijo Maddon.

Y Chapman estaba listo. Después de todo, pensando en actos heroicos de ese tipo y en este escenario fue que los Cachorros pagaron caro para traerlo de Nueva York a Chicago para lo que podría ser una renta de dos meses.

DENTRO DE LA SERIE

Serie Mundial 3-2: En 65 ocasiones, la final de Grandes Ligas ha estado 3-2. En las 64 ocurrencias anteriores, el equipo en ventaja ha terminado siendo campeón en 43 series (67.%). Cleveland ganó las dos en que tuvo ventaja 3-2 (1920 contra Dodgers de Brooklyn y 1948 ante Bravos de Boston), mientras que Chicago está abajo 2-3 por quinta vez. En todas ha perdido la serie (1906, 1918, 1935 y 1945) y solo en una alargó el evento a un séptimo juego (1945).

Cal y arena de Báez: El puertorriqueño Javier Báez jugó una gran defensa y pegó un hit, el #16 de la actual postemporada, empatando con Kenny Lofton (2003) para la segunda mayor cantidad de un jugador de los Cachorros. El dominicano Moisés Alou (19 en 2003) tiene el récord.

Pero Báez también se ponchó tres veces y ahora batea .143 con nueve ponches en 21 turnos en la Serie Mundial. En la postemporada tiene 17 ponches y dos bases por bolas en 59 turnos.

Asistencia: Al quinto partido de la Serie Mundial asistieron 41,711 fanáticos, el quinto lleno consecutivo del evento. En total, a la Serie Mundial del 2016 han asistido 201,385 personas.

Además, por segundo día consecutivo, los fanáticos de los Indios en Cleveland llenaron el Progressive Field para ver el partido en la pantalla gigante instalada en el jardín izquierdo.

Personalidades: La cantante Lady Gaga y los actores Amy Schumer, Bill Murray, John Travolta y Vince Vaughn; la piloto de autos de carrera, Danika Patrick, y el jardinero del Salón de la Fama, Andre Dawson, entre las muchas personalidades que estuvieron en las gradas del Wrigley Field el domingo.

El antiguo intermedista Ryne Sandberg, miembro del Salón de la Fama, hizo el lanzamiento de la primera bola, ,mientras que Eddie Vedder, cantante de ''Pearl Jam'', canta el ''Llévame al Parque de Pelota'' de la 7ma entrada.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


CHICAGO -- El pitcheo siguió rondando la perfección en la postemporada y el manager Terry Francona su invencibilidad en la Serie Mundial para que los Indios de Cleveland se colocaran a un triunfo de su primer campeonato desde 1948.

El derecho Corey Kluber tuvo su quinta buena salida consecutiva en las eliminatorias de octubre y Carlos Santana y Jason Kipnis pegaron cuadrangulares para liderar la victoria de Cleveland 7-2 sobre los Cachorros de Chicago, el sábado, en el cuarto partido de la Serie Mundial del 2016.

Kipnis bateó de 5-3 con tres impulsadas y dos anotadas y Santana de 4-3 con anotada e impulsada. Dexter Fowler se fue de 4-2 con jonrón y doble por los Cachorros, que vieron al antesalista Kris Bryant, un favorito al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, irse de 3-0 y bajar su promedio a .071 en la serie.

Los Indios lideran 3-1 y tendrán tres oportunidades, comenzando el domingo, para atrapar su primer cetro de Grandes Ligas en 67 años. 40 de los 46 equipos (87%) que han tomado ventaja 3-1, han terminado ganando todo, incluyendo las últimas 10 ocasiones. El último equipo que logró recuperarse de estar abajo 1-3 en la Serie Mundial fue Reales de Kansas City, ante Cardenales de San Luis, en 1985.

Chicago, que no avanzaba a la final de las ligas mayores desde hacía 71 años y no gana desde 1908, no aprovechó el extraordinario ambiente a su favor que montaron los fanáticos en los últimos dos días. El domingo, cuando el zurdo Jon Lester enfrentará al derecho Trevor Bauer, tendrá su última oportunidad de ganar un partido en casa desde el sexto encuentro de la Serie Mundial de 1945, el 8 de octubre, contra los Tigres de Detroit.

Con el triunfo de los Indios, el manager Francona puso su récord en 11-1 en la Serie Mundial. Al frente de los Medias Rojas de Boston, Francona ganó invicto las finales del 2004 y 2007. Su única derrota ocurrió el miércoles en pasado en Cleveland. En el título del 2007, Francona se recuperó de estar abajo 1-3 ante Cleveland en la Serie de Campeonato y ganó los próximos siete encuentros.

''Estamos arriba, no estamos abajo'', dijo Francona. ''Mañana vamos a salir a jugar y la única diferencia es que tendremos nuestras maletas empacadas, porque vamos a casa, de una manera u otra'', agregó.

La clave de los Indios en los primeros cuatro partidos de la Serie Mundial y a lo largo de todos los playoffs del 2016 ha sido pitcheo, pitcheo y pitcheo. El staff de lanzadores de Francona tiene marca de 10-2, efectividad de 1.68 (20 carreras limpias en 107.0 entradas), 31 bases por bolas y 120 ponches en las eliminatorias.

Kluber encabeza a los abridores con 4-1, 0.89 (3 CL en 30.1 IL), ocho boletos y 35 ponches, mientras que el zurdo Andrew Miller es el amo y señor del bullpen, con 17 entradas de una carrera y 29 ponches en nueve apariciones. Kluber tiene la segunda mejor efectividad de una postemporada y Miller el récord de ponches para un relevista.

Entre Miller y el cerrador Cody Allen se combinan para una carrera en 27 entradas, ocho boletos y 47 ponches. El bullpen tiene marca de 4-0, efectividad de 1.69 (9 CL en 48 IL), 15 bases por bolas y 62 ponches.

Sorprenden más esos números cuando se toma en cuenta que Cleveland ha enfrentado en la postemporada a tres de los clubes que más batearon en la temporada regular: Boston, Azulejos de Toronto y Chicago.

''Pienso que nuestros lanzadores han hecho un trabajo magnifico, pero pienso que los que están sorprendidos no conocen bien a nuestros pitchers'', dijo Francona. ''Aún tenemos un trabajo por hacer, pero hay una razón por la que están lanzando de esa manera'', agregó el piloto.

En el otro de la moneda, tenemos a los Cachorros. Chicago claramente fue el mejor equipo de Grandes Ligas desde abril hasta el arranque de la Serie Mundial. Pero el equipo que sobreanotó a sus rivales por 252 carreras, apenas batea .204 con siete carreras y 39 ponches en los primeros cuatro juegos de la Serie Mundial y .217 con 127 ponches en 479 turnos en la postemporada.

La tropa de Joe Maddon ha sido blanqueada en cuatro oportunidades y anotó dos o menos carreras en cinco de sus últimos 10 partidos.

''El pitcheo de Cleveland ha sido anormal de alguna manera. Han lanzado en grande. Han sido asombrosos, no solamente ahora, sino en toda la postemporada'', dijo Maddon. ''Nosotros, obviamente, estamos en un momento malo, como los otros equipo que lo enfrentaron'', agregó.

''Si supiéramos la razón del slump, lo resolveríamos'', dijo el receptor venezolano Miguel Montero. ''Pero no lo sabemos y nuestra única opción es salir a ganar tres juegos consecutivos. No tenemos otra opción'', dijo.

DENTRO DE LA SERIE

Maddux, Jenkins y Vaughn: Los ex lanzadores de los Cachorros y miembros del Salón de la Fama, Greg Maddux y Fergie Jenkins, hicieron el lanzamiento de la primera bola el sábado en Wrigley Field. Maddux comenzó su carrera y ganó el primero de sus cuatro premios Cy Young con la camiseta de los Cachorros. Jenkins ganó un Cy Young y lanzó con Chicago en 10 de sus 19 años en las ligas mayores.

El actor Vince Vaughn (''True Detective'', ''Old School''), un ardiente fanático de los Cachorros, interpretó el tradicional ''Take Me Out To The Ballgame'' (''Llévame Al Parque De Pelota'') en la séptima entrada.

Serie 3-1: Cuando un equipo se ha puesto en ventaja 3-1 en la Serie Mundial, en el 56.5% de las ocasiones (26 de 47) ha ganado el quinto juego para coronarse campeón. En sentido general, el 87% de los que tomaron ventaja 3-1 fueron campeones.

Para Cleveland es la quinta vez en su historia que se pone 3-1 arriba en una serie de postemporada, incluyendo en la Serie Mundial de 1948, cuando vencieron a los Bravos de Boston. Esta es la sexta vez que Chicago cae abajo 1-3 y en ninguna de las anteriores logró recuperarse.

Pitchers del juego 5: El derecho Trevor Bauer abrirá por los Indios y el zurdo Jon Lester por los Cachorros en el juego 5 de la Serie Mundial del 2016. Bauer y Lester trabajaron en derrotas de sus clubes arrancando el clásico de otoño.

Lester sufrió su primera derrota de la postemporada el martes en Cleveland, cuando permitió seis hits y tres carreras en 5.2 entradas en el choque que Cleveland ganó 6-0. Los Cachorros ganaron 5-1 al día siguiente y Bauer cargó con el revés, tras ser atacado con seis hits y dos carreras en 3.2 innings.

Asistencia: Al cuarto partido de la Serie Mundial asistieron 41,706 fanáticos, el cuarto lleno consecutivo del evento. En total, a la Serie Mundial del 2016 han asistido 159,674 personas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


CHICAGO -- Fue la mejor partida que recuerda el mundo desde el choque entre el retador estadounidense Bobby Fisher y el campeón soviético Boris Spassky en el Campeonato Mundial de Islandia en 1972, con la única diferencia que ahora se jugó en uno de los campos más míticos del béisbol y no frente a un tablero de cuadros.

En un magnifico duelo de pitcheo, los Indios de Cleveland derrotaron 1-0 a los Cachorros de Chicago, el viernes, en un festivo, eléctrico y mágico Wrigley Field para irse al frente 2-1 en la Serie Mundial de Grandes Ligas.

El bateador emergente Coco Crisp pegó un sencillo al jardín derecho para empujar al corredor emergente Michael Martínez con la única carrera del encuentro, el primero de Serie Mundial en 71 años en la histórica casa de los Cachorros. Los lanzadores de Cleveland propinaron su quinta blanqueo de la postemporada, un récord de todos los tiempos, mientras que los bateadores de Chicago fueron dejados en blanco por cuarta vez en nueve choques.

Tanto como el desempeño de los lanzadores en el mínimo marcador que puede tener un juego de pelota, fue la guerra de estrategias entre los dirigentes Terry Francona, de Cleveland, y Joe Maddon, de Chicago, que convirtieron el tercer juego del clásico de otoño en un match de ajedrez al mejor estilo del campeonato mundial.

La salida de ambos managers fue casi perfecta. Por medio partido, los abridores Josh Tomlin y Kyle Hendricks mantuvieron la pizarra en blanco, aunque ninguno completó las cinco entradas.

Hendricks, quien comenzó el partido con efectividad de 1.69 en tres partidos de postemporada y venía de amarrar a los Dodgers de Los Ángeles con 7.1 entradas de dos hits en el juego decisivo de la serie de campeonato, sorteó un par de situaciones para mantener la doble lechada por los primeros cuatro episodios. En el quinto, cuando los Indios atacaron, Maddon hizo su movida.

El novato Tyler Naquin bateó sencillo al jardín izquierdo en cuenta de 3-2 contra Hendricks, Tomlin se sacrificó por segunda vez en la noche, Carlos Santana negoció base por bolas en 3-2 y Jason Kipnis fue golpeado en el quinto lanzamiento del turno.

Hendricks llegó a 85 lanzamientos y aunque había extendido a 15 su cadena de entradas sin ceder carreras en la postemporada, cuando el caliente Francisco Lindor se asomó al plato, Maddon apretó el botón de ''redial'' en su teléfono en la caseta para llamar al bullpen.

El derecho Justin Grimm entró para enfrentar al puertorriqueño Lindor, quien iba de 2-2 en el encuentro y era el primer jugador desde Mickey Mantle en 1952 en batear de 9-5 en los primeros tres juegos del clásico de otoño.

Lindor bateó fouls consecutivos a curvas de Grimm, pero luego dejó pasar tres pitcheos tirados deliberadamente fuera de la zona de strike. En el sexto envío, Lindor bateó fuerte por la segunda base, donde su compatriota Javy Báez se combinó con el torpedero Addison Russell y el inicialista Anthony Rizzo para completar una doblematanza de oro y mantener el 0-0.

En el cierre del episodio, Tomlin permitió sencillo del cubano Jorge Soler, pero dominó los siguientes dos bateadores. Cuando Maddon, en otra movida agresiva, mandó de emergente al receptor Miguel Montero, un bateador zurdo, Francona respondió con una jugada maestra. Su mejor pitcher, el relevista zurdo Andrew Miller, entró a lanzar, y el jardinero Rajai Davis sustituyó a Santana, un improvisado jardinero izquierdo, para fortalecer la defensa.

Con la movida, Francona buscaba alargar la permanencia de Miller en el partido. Miller se quedó bateando por el abridor Santana y Davis por por el noveno Tomlin.

Maddon no respondió con un bateador derecho y mantuvo a Montero, quien pescó un slider de Miller en cuenta de 1-2 y metió una tremenda línea por el jardín derecho, donde el no muy elegante Lonnie Chisenhall hizo una buena jugada que devolvió a los nerviosos 41,703 aficionados en el parque de regreso a sus asientos.

''Fue un gran contacto contra un lanzador con un gran slider, pero no pudimos ganar que es lo que importa'', dijo Montero luego del partido. ''Cuando Francona mandó a Miller, miré a la banca por si el manager me iba a sacar, pero me dejó y eso me dió confianza'', apuntó.

Miller retiró a los cuatro bateadores que enfrentó, tres ponchados, para extender su ridículo dominio de la postemporada a 15 ceros y 27 ponches en ocho apariciones. Miller tiene la quinta mayor cantidad de innings en blanco en una postemporada y está a un ponche de empatar el récord para un relevista (el venezolano Francisco Rodríguez tuvo 28 con Anaheim en el 2002).

En el séptimo acto, Francona volvió a mover sus piezas buscando el resultado para tomar la ventaja en la serie y asegurar, en el peor de los casos, un regreso a casa el martes.

El receptor venezolano Roberto Pérez, quien conectó dos jonrones en la victoria del juego 1, abrió con sencillo contra el relevista Carl Edwards Jr. El dominicano Michael Martínez entró a correr por Pérez y avanzó a segunda por sacrificio de Naquin y se movió a tercera por lanzamiento desviado del lanzador. Después que Rajai Davis recibiera boleto, a Francona no le tembló el pulso para mandar a batear al veterano Coco Crisp a batear Miller.

Era la jugada adecuada, pero si Crisp fallaba, el partido no solamente seguiría sin carreras, sino que Miller, acostumbrado a relevos de dos o más entradas en esta postemporada, quedaría fuera del escenario después de cuatro bateadores enfrentados.

Crisp bateó una línea al jardín derecho que mandó al plato a Martínez con la única carrera del partido.

Martínez entró como corredor y luego jugó en el jardín central y la tercera base y hasta eso le salió bien a Francona.

''Fue agonizante'', dijp Francona sobre jugar en un estadio de Liga Nacional, sin el bateador designado y obligado mandar emergentes por el lanzador.

''Teníamos a Santana en el jardín izquierdo. No es un jardinero izquierdo. Necesitábamos un movimiento. Mandamos un corredor por un catcher. Estábamos a ganar ese juego en nueve innings o Kluber iba a tener que batear de emergente'', agregó.

Chicago amenazaría en la novena entrada, pero Báez fue ponchado por Cody Allen con la carrera del empate en tercera base y la del triunfo en segunda base con dos outs en la segunda blanqueada 1-0 que sufren los Cachorros en casa en la Serie Mundial. La otra se la propinó Babe Ruth, de los Medias Rojas de Boston, en 1918.

Miller (1-0 en la Serie Mundial, 2-0 en los playoffs) obtuvo la victoria, Bryan Shaw (1.2 IL) y Allen (1.1 IL) se encargaron de los últimos nueve outs y Cleveland se puso a la mitad del camino de su primera corona de la Serie Mundial desde 1948. Edwards (0-1) fue el derrotado, pese a que el pitcheo de Chicago también fue brillante, con 10 ponches y una carrera en nueve entradas.

Pero tal y como sucedió entre Fisher y Spassky en ''El Match del Siglo'' hace 44 años --donde el norteamericano ganó la última partida por abandono del ruso--, Francona obtuvo mejores resultados con sus movimientos que Maddon, en uno de los grandes juegos de la historia reciente de la final de Grandes Ligas.

''Pienso que el partido fue bien jugado'', dijo Maddon. ''El pitcheo hizo su trabajo, tuvimos un gran relevo, una buena defensa. Es verdad que buscamos algunos pitcheos fuera de la zona al bate, pero jugamos un gran juego de béisbol. Vamos a estar bien'', agregó.

DENTRO DE LA SERIE

¿Hogar, dulce hogar?: Los Cachorros pusieron su marca en 2-12 en Wrigley Field en la Serie Mundial. Es el peor porcentaje de éxito entre todos los equipos que han jugado al menos cinco partidos en casa en el evento.

Chicago merece más: La ciudad de Chicago se desbordó para apoyar a los Cachorros en su primer juego de Serie Mundial en Wrigley Field desde el 10 de octubre de 1945. Aunque el parque solamente tienen capacidad para acoger cerca de 42 mil aficionados, más del doble de esa cantidad inundó el barrio Wrigleyville para estar cerca del acontecimiento. Fue una verdadera fiesta de colores, emociones y sentimientos la que se vivió cerca del parque, desde la mañana del viernes hasta la madrugada del sábado.

Especialistas en blanqueos: Los Indios tienen cinco blanqueadas en la postemporada, pero el triunfo 1-0 sobre Chicago el viernes, fue el primero de la Serie Mundial desde que los Medias Blancas de Chicago superaron a los Houston Astros en el cuarto choque del 2005, con el que completaron la barrida y atraparon el título bajo el mandato del venezolano Ozzie Guillén.

Cuando la serie está 2-1: El equipo ganador del tercer partido de una Serie Mundial empatada 1-1 ha terminado coronándose campeón en el 65% de las ocurrencias. Ese ha sido el caso en cuatro de las últimas seis y en 11 de 14. Los Indios tienen foja de 5-3 en sus últimos ocho juegos #3 con series de playoffs empatadas 1-1. Chicago tiene 6-16 en el tercer juego de todas sus series de playoffs.

Próximos pitchers: Los Indios tendrán la oportunidad de ponerse 3-1 en ventaja el sábado, cuando mandarán al montículo a su estelar derecho Corey Kluber, quien tiene 3-1, 0.74 en la postemporada y blanqueó a los Cachorros por seis entradas en el primer juego. Kluber solamente ha permitido carreras en una de sus cuatro aperturas de playoffs.

''Nadie es imbateable'', dijo el relevista dominicano de los Cachorros, Pedro Strop. ''Kluber es un gran lanzador, pero nadie es imbateable'', dijo.

Por los Cachorros va el derecho John Lackey, quien tiene marca de 8-5 y efectividad de 3.26 en 25 juegos (22 salidas) en playoffs.Lackey, de 38 años, ha concedido cinco carreras en ocho entradas y no ha superado el ecuador del partido en dos presentaciones en esta postemporada.

Asistencia: Al tercer partido de la Serie Mundial asistieron 41,703, el tercer lleno consecutivo del evento. En total, en tres juegos a los parques de Cleveland y Chicago han asistido 117,968 personas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


CHICAGO -- Ernie Banks, Billy Williams, Ryne Sandberg, Sammy Sosa, Ron Santo, Fergie Jenkins, Greg Maddux y Kerry Wood tienen muchas cosas en común. Las más importantes: Pertenecen al cuadro de honor de todos los tiempos de los Cachorros de Chicago y, como muchísimos otros que vistieron la camiseta de los "adorados perdedores" por las últimas siete décadas, nunca tuvieron el privilegio de jugar una Serie Mundial en Wrigley Field.

Wrigley Field
Getty ImagesPor primera vez, desde 1945, la casa de Cachorros vuelve a recibir un juego del clásico de otoño.
El viernes, un roster cargado de jugadores con poca experiencia profesional y hasta con cierto desprecio por la historia, saldrán al campo contra los Indios de Cleveland en el tercer juego del clásico de otoño del 2016, el primero en el lado norte de Chicago desde el 10 de octubre de 1945.

"Será algo especial cuando comience el juego, pero luego tendremos que enfocarnos en nuestra misión", dijo el intermediarista puertorriqueño Javier Báez, durante los entrenamientos del jueves.

Báez es uno de los seis jugadores menores a 25 años que integraron la alineación abridora de los Cachorros en su victoria 5-1 en el segundo juego. El torpedero Addison Russell (22), Báez (23), el bateador designado Kyle Schwarber (23), el antesalista Kris Bryant (24), el jardinero cubano Jorge Soler (24) y el receptor venezolano Willson Contreras (24) completaron el grupo.

"En realidad no somos muy amantes de la historia. No estamos contando los años que tienen los Cachorros sin ganar y no sabemos mucho de maldiciones y esas cosas. Queremos ganar por los fanáticos. Los seguidores de los Cachorros merecen un campeonato", dijo el jardinero cubano Albert Almora, de 22 años.

Con el evento empatado a una victoria por bando, Josh Tomlin abrirá por Cleveland, que no gana desde 1948, mientras que Kyle Hendricks lo hará por Chicago, que no celebra un título desde 1908. En 58 de las 112 ediciones de la Serie Mundial, los equipos dividieron honores en los primeros dos encuentros y cuando esa fue la situación, el ganador del Juego 3 terminó atrapando la corona en 37 ocasiones (un 64.9% de frecuencia) , incluyendo en cuatro de las últimas seis.

Cleveland y Chicago están empatados 9-9 en sus enfrentamientos de temporada regular y entablaron en dos choques en el Wrigley Field en el 2015. Los Cachorros superan 4-3 a los Indios en siete visitas de la tribu a su peculiar e histórico parque.

"No sé si podemos tomar ventaja de eso de manera consciente, pero definitivamente nosotros vamos a estar más cómodos con las condiciones en casa y, obviamente, ellos estarán un poco incómodos al no haber jugado aquí en mucho tiempo", dijo Hendricks, quien lideró las ligas mayores con efectividad de 2.13 en la temporada regular y en los playoffs tiene 1.65 en tres aperturas, todas en la casa.

Tomlin tuvo marca de 13-9 y efectividad de 4.40 en la vuelta regular, pero mejoró a 2-0, 2.53 en dos salidas en los playoffs de la Liga Americana. En sus dos aperturas abanicó a 10 bateadores y solamente boleó a dos.

"Oh, creo que habrá una tremenda atmósfera. Pienso que la que tuvimos en Cleveland también lo fue", dijo Terry Francona, el manager de los Indios.

"Pienso que será bueno para el béisbol. No creo que habrá un montón de personas celebrando por nosotros, pero entonces ahí es que entra esa sensación en el camerino de que seremos nosotros contra el mundo mañana. Eso es bueno. Aquí todos nos protegemos y miramos por el otro", agregó Francona.

En todo el fin de semana, se espera un ambiente espectacular alrededor de Wrigleyville, el barrio donde está enclavado el parque de los Cachorros desde 1914, el año que arrancó la Primera Guerra Mundial. La franquicia de la Liga Nacional disputó la Serie Mundial por última vez en el año en que terminó la Segunda Guerra Mundial.

Tal y como hicieron durante la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, las autoridades de la ciudad han diseñado un dispositivo de seguridad para evitar desordenes y mantener la paz de los habitantes del área del parque. Sin embargo, todo tiene un costo. Las restricciones incluyen la prohibición a los habitantes del vecindario de aparcar sus autos cerca de sus hogares entre la tarde del viernes y la madrugada del lunes.

Eso significa que los inquilinos de un tramo de cuatro bloques tendrán que buscar un lugar en donde dejar sus carros por tres días o tendrían que pagar una multa de $150 dólares, más $20 dólares adicionales por cada día que el vehículo sea retenido.

No hay boletos disponibles para el partido del viernes, excepto si un aficionado decide pagar los elevados precios que tienen algunas boletas en lugares de reventa. El precio promedio para las boletas del primer juego de la Serie Mundial en Wrigley Field en 71 años ronda los tres mil dólares. Algunos tickets se cotizan cerca de los $80 mil dólares y para entrar a los tradicionales techos detrás de los jardines y los bares alrededor del parque hay que pagar caras admisiones.

Todos quieren estar cerca y ser parte de la historia, incluso si no pueden dentro del estadio.

"Esto será un absoluto palo. [Mi esposa] Albina viene. Mis hijos vienen. Todo el mundo viene y será grandioso. La gente ha estado esperando mucho por esto y se lo van a saborear. Espero que hagamos nuestra parte para hacerlo aún mejor", dijo Maddon.

Para Maddon, quien ha llevado a los Cachorros a la postemporada en sus primeros dos años como manager del club, piensa que Wrigley Field es un lugar especial, que no se compara con otro parque de Grandes Ligas, ni siquiera con el Fenway Park de los Medias Rojas de Boston.

El Fenway Park, fundado en 1912, es el único estadio más antiguo que el Wrigley Field en las ligas mayores.

"Dos cosas: El concepto de vecindario", dijo Maddon. "Sé donde está el Fenway, pero no necesariamente se siente como que está en un barrio como aquí. Eso es envolvente", agregó.

"El hecho de que las gradas vienen desde todos los sentidos, cuando juegas, todos están mirando y te están viendo de cerca. Ellos están cerca y eso es parte de todo", dijo.

DENTRO DE LA SERIE

Serie en el norte: El choque del viernes en Wrigley Field será el primero de una Serie Mundial en el lado norte de Chicago desde el miércoles 10 de octubre de 1945, cuando se jugó el séptimo y último encuentro del clásico ese año.

Ante 41,590 aficionados, los Tigres de Detroit anotaron cinco carreras en la primera entrada y terminaron derrotando 9-3 a los Cachorros para quedarse con la corona.

Carlos Santana jugaría LF: El manager Francona dijo el jueves que podría usar al dominicano Carlos Santana en el jardín izquierdo, ahora que la Serie Mundial pasó a un parque de la Liga Nacional y se pierde el bateador designado.

Santana y el norteamericano Mike Napoli se alternan entre la primera base y el puesto de bateador designado. La pareja lideró a los Indios con 34 jonrones en la temporada regular.

"Es algo que estamos pensando y que no hay razón para descartar", dijo Francona.

Santana, originalmente un receptor, fue convertido en primera base hace dos años. En algún momento estuvo practicando en la tercera base y durante los entrenamientos de este año, atrapó elevados en los jardines, aunque solamente ha jugado allí una vez en su carrera.

Schwarber no será LF: Los Cachorros informaron el jueves que Kyle Schwarber no tiene autorización de los médicos para jugar defensa en los jardines en esta etapa de su rehabilitación de una operación en la rodilla izquierda.

Schwarber, quien se perdió la temporada regular, debutó en los playoffs durante los dos primeros juegos de la Serie Mundial, fungiendo como bateador designado en Progressive Field. Schwarber bateó de 7-3 con un doble y dos carreras impulsadas en esos juegos.

"Tuvimos una larga conversación telefónica con el doctor de los Cachorros, Stephen Gryzlo, y el doctor Daniel Cooper, quien operó a Kyle hace seis meses y, desafortunadamente, los médicos no dieron el visto bueno para que juegue en los jardines", dijo Theo Epstein, presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros.

Asistencia: Al segundo partido de la Serie Mundial asistieron 38,172, otro lleno en Progressive Field de Cleveland. En total, al parque de los Indios entraron 76,265, seis mil personas por encima de la capacidad oficial de la instalación. El Wrigley Field tiene una capacidad oficial de 41,168 asientos, pero a los tres juegos de la Serie de Campeonato acudieron un promedio superior a 42 mil.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BOSTON -- La lluvia canceló el tercer juego de las Series Divisionales de la Liga Americana entre Indios de Cleveland y Medias Rojas de Boston, programado para el domingo en el Fenway Park. El choque postergado se jugará el lunes a las 6:08 pm y, de ser necesario, el martes se completaría la porción de la serie en Boston y los clubes perderían el día de descanso.

No está muy claro a quién beneficia más en lo inmediato que no se jugara el domingo. A los Indios no les cae mal un descanso extra para sus hombres claves del bullpen, mientras que los Medias Rojas podrían aprovechar la ocasión para reprogramar el orden de sus lanzadores abridores.

Cleveland, que domina 2-0 y está a un triunfo de la segunda barrida de su historia en postemporada, anunció que mantendrá inalterable su rotación abridora, lo que significa que Josh Tomlin (13-9, 4.40) abrirá el lunes. Boston, el único equipos de Grandes Ligas que ha regresado de un 0-2 en múltiples ocasiones en series de cinco encuentros, mantuvo al derecho Clay Buchholz para el juego 3, pero dejó abierta sus opciones para más adelante.

"Probablemente seguiremos igual. Estuvimos hablando de eso, pero probablemente todo seguirá como estaba", dijo Terry Francona, el manager de los Indios. Francona era el manager de los Medias Rojas en el 2007, cuando Boston se recuperó de una desventaja 1-3 en la Serie de Campeonato de la Liga Americana para avanzar a la Serie Mundial y conquistar su segundo título en tres años.

La cancelación del domingo significa que Francona tendrá más descansados en el bullpen a Andrew Miller, Cody Allen y Bryan Shaw, quienes tuvieron apariciones de cinco o más outs en los dos primeros encuentros. El relevo de la tribu ha laborado 6.1 entradas en la serie, detrás de los abridores Trevor Bauer y Corey Kluber, quienes están programados para, de ser necesario, regresar en los partidos 4 y 5.

"Clay lanzará mañana, pero lo que haríamos en un juego 4 está por ser determinado", dijo John Farrell, el manager de los Medias Rojas.

"Ciertamente estamos ansiosos por regresar al terreno. Creo, como Clay declaró varias veces ayer, tiene la capacidad de salir y poner las circunstancias tal vez a un lado y salir y ejecutar sus lanzamientos. Eso es a lo que esto se reduce, independientemente de la configuración, el escenario, la consecuencia. Pero estamos deseando jugar delante de nuestros fanáticos aquí en el Fenway Park", dijo Farrell.

Para Boston, la lluvia podría significar segundas oportunidades para los estelares Rick Porcello y David Price, quienes se combinaron para permitir 12 hits y 10 carreras en 7.2 entradas en los juegos 1 y 2.

El zurdo venezolano Eduardo Rodríguez, quien está programado oficialmente para el juego 4, trabajó debajo de la lluvia el domingo, pero con la incertidumbre de no conocer su rol el resto de la serie. "Estaré listo para abrir o lanzar desde el bullpen. El manager sabe que puede contar conmigo sin importar cómo me usará", dijo Rodríguez.

Desde 1999, los Medias Rojas tienen récord de 26-13 en casa en la postemporada, incluyendo 10-3 en Series Divisionales, pero perdió seis de las nueve series anteriores en que arrancó con 0-2. Además, Boston tiene 0-4 este octubre y 1-7 en sus últimos ocho partidos.

"Un día de descanso en nuestras casas podría ayudarnos a poner algunas cosas en orden y venir mejor preparados para los próximos días", dijo el receptor venezolano Sandy León.

Para los Indios, es cuestión de no complicarse la existencia y tratar de terminar el trabajo de eliminar al favorito en una primera ronda. Cleveland tiene marca de 14-8 en seis series de playoffs contra los Medias Rojas, pero han perdido cinco de sus últimos seis choques en Fenway Park desde 1999.

Pero otra vez. ¿A quién convino más la cancelación del domingo?

"El juego se suspendió, pero la serie seguirá", dijo el infielder dominicano de los Indios, José Ramírez. "Para nosotros no ha cambiado nada. Aún tenemos que ganar un partido para avanzar a la Serie de Campeonato y no importará si lo hacemos el domingo, el lunes o el martes. Lo importante es que podamos hacerlo", agregó.

"Para mí todos los juegos son importantes, no importa el día, la hora, la fecha. Nuestro objetivo es ganar y jugar duro a la pelota", dijo el inicialista y bateador designado dominicano Carlos Santana, quien lideró a la tribua con 34 jonrones y 99 bases por bolas en la temporada regular.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Cada día que pasa, en lugar de irse aclarando el panorama, se van poniendo más impredecibles las carreras por los cuatro puestos comodines a la postemporada de Grandes Ligas.

El miércoles, los Mets de Nueva York, los Cardenales de San Luis y los Gigantes de San Francisco perdieron sus encuentros para mantener el empate en los dos Wild Cards de la Liga Nacional. Los tres exhiben foja de 80-72 y tienen pendientes 11 encuentros, ninguno entre ellos, en el calendario de la serie regular.

De acuerdo al Elias Sports Bureau, es solamente la segunda vez en la era divisional (desde 1969) que hay un empate entre tres clubes por los puestos Wild Cards tan tarde en la temporada. Ocurrió en 1998, también en la Liga Nacional.

Mientras los Gigantes (contra los Padres de San Diego) y los Mets (ante los Filis de Filadelfia) jugarán en el fin de semana contra clubes de marcas negativas, los Cardenales enfrentarán a los Cachorros de Chicago, su odiado rival y el mejor equipo de las ligas mayores en el 2016.

En la última semana de la campaña, los Cardenales chocarán con los Rojos de Cincinnati y los Piratas de Pittsburgh; los Mets contra los Marlins de Miami y los Filis y San Francisco a los Rockies de Colorado y los Dodgers de Los Angeles. Chicago es el único equipo de Grandes Ligas que ya aseguró un título divisional, pero ahora juega para garantizar la ventaja de la casa en las eliminatorias del viejo circuito.

Los Nacionales de Washington (número mágico en 2) y los Dodgers (5) están en cómodas posiciones para quedarse con los banderines de las divisiones Este y Oeste de la Liga Nacional. Los Cachorros conquistaron la División Central hace una semana.

En la Liga Americana, los Azulejos de Toronto y los Orioles de Baltimore perdieron el miércoles, el encuentro de los Tigres de Detroit (contra los Mellizos de Minnesota) fue suspendido y reprogramado como parte de una doble cartelera para el jueves, y ganaron los Marineros de Seattle, los Astros de Houston y los Yankees de Nueva York.

Esa combinación de resultados dejó a Toronto (83-69) con primer comodín, a Baltimore (82-70) con el segundo, a Detroit (80-70) y Houston (81-71) a un juego, Seattle (80-72) a dos y Yankees (79-72) a 2.5.

Los Medias Rojas de Boston (88-64), los Indios de Cleveland (88-63) y los Vigilantes de Texas (90-63), tienen sus números mágicos en 2, 5 y 6, respectivamente, para reclamar los títulos divisionales de la Americana y al mismo tiempo, una guerra particular entre los tres por el mejor récord de la liga y la ventaja de la casa para la postemporada.

La herramienta que utiliza ESPN.com para determinar el porcentaje de probabilidades de los equipos para alcanzar la postemporada indica que Toronto (75.9%), Mets (68.6%), Gigantes (66.1%), San Luis (63.1%) y Baltimore (43.6%) son los mejores ubicados actualmente, entre los clubes que no dominan sus divisiones.

SI HAY EMPATES

El escenario actual del standing de los comodines indica que es altamente probable que se necesiten programar partidos extras para definir los que disputarán los partidos de muerte súbitas en los playoffs de octubre.

Nuestro colega Jayson Stark explicó los diferentes escenarios de empates y juegos de vida o muerte en la Liga Nacional y la Liga Americana y analizando como se resolverían para definir los cuatro que avanzarían a la siguiente etapa de la postemporada.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Cuando la mayoría de clubes ya ha jugado su partido 150 de la temporada, casi todo está dicho en los campeonatos divisionales de Grandes Ligas. Pero en lo que se refiere a los cuatro puestos comodines, dos por circuito, el asunto está tan cerrado que existe la alta probabilidad que se requieran encuentros de desempate para definir los últimos clasificados a los playoffs del 2016.

Los Cachorros de Chicago (95-55) ostentan la mejor marca de béisbol y ya aseguraron la División Central de la Liga Nacional; los Vigilantes de Texas (89-62) y los Nacionales de Washington tienen sus "números mágicos" en tres y cinco, respectivamente, para amarrar los títulos en el Oeste de la Liga Americana y el Este de la Nacional. El de los Medias Rojas de Boston (86-64) está en 9, mientras que los Indios de Cleveland (86-63) y los Dodgers de Los Angeles (85-65) tienen sus propios números mágicos en 7 para amarrar el banderín divisional.

Sin embargo, el panorama no se ve tan claro para los comodines, faltando una docena de encuentros a la mayoría de los involucrados en el proceso.

En el joven circuito, los Azulejos de Toronto y los Orioles de Baltimore están igualados con récord de 82-68 y con una ventaja relativamente cómoda de 2.5 juegos sobre los Tigres de Detroit (79-70) y 3.0 arriba de los Astros de Houston y los Marineros de Seattle, que tienen foja de 79-71. El asunto se complica para Azulejos y Orioles porque deben enfrentarse entre ellos y contra Boston, que los aventaja en la División Este y está jugando su mejor béisbol del año.

Los Medias Rojas derrotaron el lunes 5-2 a los Orioles en Baltimore para poner su marca en 10-3 en sus últimos 13 juegos y sacar ventaja de 4.0 juegos en la división, la mayor que han tenido en el primer lugar en todo el año. Baltimore posee foja de 36-31 contra sus rivales divisionales, pero va 7-9 contra los Azulejos, a los que visitarán del 27 al 29 de septiembre, en su penúltima serie de la temporada.

Toronto empató en el primer comodín venciendo 3-2 a los Marineros en Seattle y aprovechando el revés de los Orioles. Los Azulejos han jugado bien en la ruta este año, pero no en los últimos días, perdiendo 10 de sus últimos 17. Baltimore tiene 35-40 fuera de Camden Yards.

Detroit no enfrentará a ninguno de los tres equipos que tiene por delante en el standing de comodines -- Boston, Baltimore y Toronto -- pero se podría beneficiar de un buen desempeño propio y los resultados de las series entre esos tres. Los Tigres comienzan el martes una serie de tres juegos en Minnesota, para luego chocar con sus rivales directos Reales de Kansas City y Cleveland.

En la Liga Nacional, cuando los Gigantes de San Francisco (79-71) desperdiciaron el gran desempeño del zurdo Madison Bumgarner y permitieron dos carreras en la novena entrada el lunes en Los Angeles, no solamente se alejaron a 6.0 juegos de los Dodgers en la División Oeste, sino que además permitieron empatar a los Cardenales de San Luis (79-71) en el segundo Wild Card, ambos a 1 juego de los Mets de Nueva York (80-70) en el comodín #1.

San Francisco encabezó a todo el béisbol con récord de 57-33 en la primera mitad de la temporada, pero desde el Juego de Estrellas ha tenido la peor marca, con 22-38, y podría convertirse en el primero con tal 'distinción' en la historia.

Su bullpen ha estropeado 29 salvamentos, la mayor cantidad en la historia de la franquicia, y en septiembre el club tiene 5-5 cuando entra ganando a la última entrada.

No quedan series el resto del año que ponga en el mismo terreno a Gigantes, Mets y Cardenales, pero San Francisco tendrá que verselas contra los Dodgers en cinco de sus últimos 12 encuentros y San Luis a Chicago y los Piratas de Pittsburgh. La disputa por el último puesto podría requerir de un juego extra entre Cardenales y Gigantes, especialmente si Nueva York saca aprovecho de su benigna porción final del calendario.

Los Mets solamente enfrentarán un equipo con récord positivo (Washington, para cerrar la serie regular, del 30 de septiembre al 2 de octubre), cuando muy posiblemente los Nacionales estarán realineando su rotación y descansando jugadores principales para la postemporada.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.