<
>

Advierte Solari que la reaparición de Marcelo no se forzará

play
Solari le contestó a Cristiano Ronaldo (0:35)

El entrenador del Real Madrid salió al cruce del delantero de la Juventus que tildó a sus excompañeros de 'poco humildes'. (0:35)

MADRID -- El lateral zurdo del Real Madrid, Marcelo, lleva más de dos semanas entrenando en aparente normalidad desde que volviera a la cancha en la derrota por 3-0 ante el Eibar tras recuperarse de la última lesión, un problema muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha.

Oficialmente, Marcelo no está lesionado. O al menos no hay un “parte médico” que justifique su ausencia en las convocatorias de Santiago Solari.

Pero ya son tres partidos consecutivos en que el brasileño no ha ido ni a la banca, y no lo hará hasta que Santiago Solari y su cuerpo técnico consideren que se encuentra en una forma óptima. No ve la necesidad de apurar su vuelta si “no puede jugar al siguiente” partido.

“Ojalá que pronto (pueda recuperarlo); lo importante con Marcelo es que cuando vuelva a participar lo haga con regularidad, constancia, y que no lo volvemos a perder. Queremos que esté fino y que esté bien. Es un fantástico futbolista pero no nos sirve que juegue un partido y no pueda jugar el siguiente. Queremos que los juegue todos”, dijo el entrenador del Real Madrid en rueda de prensa previa al último entrenamiento del equipo merengue de cara al encuentro frente al CSKA de Moscú que se disputará este miércoles en el Santiago Bernabéu.

La ausencia de Marcelo ha dejado de ser un grave problema para el Real Madrid. Donde la falta de un suplente ‘natural’ que pudiera hacerse cargo de la responsabilidad puso a temblar al madridismo durante varias temporadas, Solari tiene hoy varias alternativas; incluso ante la baja de los suplentes habituales, Nacho Fernández y Sergio Reguilón, como es el caso actual, pues ya ha probado con relativo éxito a Dani Carvajal a pierna cambiada, aunque en partidos teóricamente asequibles ante un Segunda B, Meilla (6-1), y el sotanero de la Liga, Huesca (0-1).

La temporada de Marcelo ha estado marcada por dos lesiones y su baja forma física. El brasileño se ha perdido siete partidos debido a sus problemas físicos, y tres por decisión técnica.

El segundo capitán merengue no ha jugado en lo que va de diciembre. ‘Descansó’ con el resto de los titulares en potencia en Copa y se perdió dos partidos de Liga, Valencia y Huesca. Dos partidos de Liga consecutivos en que el Real Madrid logró dejar la puerta a cero – algo que no había pasado en toda la temporada.

Y aunque el equipo de Solari está lejos de convencer, el foco del problema está en los problemas en creación de oportunidades o la manera (y actitud) con que encaran los partidos de Liga a diferencia del ritmo que imprimen en Champions League.

“Intentamos dar todo en todos los partidos. Son muchos y muy seguidos. Evidentemente es difícil conseguir el mismo nivel de energía. Son muchas competiciones, muchos partidos y hay poco tiempo para recuperar. A eso se suman los compromisos de selección. Ese es el desafío y es la parte bonita de conseguir estar óptimos a nivel mental, físico y de concentración”, dijo el entrenador al respecto.

Marcelo ha participado en la sesión de este martes, la última antes del encuentro. Pero con el Mundial de Clubes a una semana de distancia, el técnico necesita cuidar el máximo posible a los jugadores en riesgo de una recaída, como Marcelo, por lo que se espera que ante el CSKA, en un partido de escasa relevancia pues el Real Madrid ha asegurado ya el primer puesto en su grupo, vuelva a probar a Carvajal en banda izquierda mientras Álvaro Odriozola ocupa el lateral diestro.

En principio, tampoco estará Toni Kroos, aunque ya realiza parte del entrenamiento, sigue en recuperación tras presentar un problema en la rodilla que le ha impedido disputar los dos últimos partidos de Liga. En tanto, los lesionados Nacho, Reguilón, Casemiro y Mariano continúan con sus respectivos procesos de recuperación.