<
>

El 'Perro Rabioso', aficionado americanista, creció en un hogar repleto de Chivas

play
Conoce más a fondo al Perro Rabioso (2:24)

El aficionado más conocido de las Águilas del América nos cuenta algunos aspectos curiosos de su amor por el futbol. (2:24)

MÉXICO -- Emilio, mejor conocido como el 'Perro Rabioso', se ha convertido en una personalidad entre los aficionados del América gracias a las redes sociales, donde se dio a conocer. El seguidor de 35 años es uno de los más buscados para solicitarle una foto en la explanada del Estadio Azteca, a las cuales acepta con cordialidad y posa con la lengua de fuera.

El afamado aficionado reveló a ESPN Digital que desde su infancia es americanista, esto a pesar que en su familia le van al Guadalajara, acérrimo rival del equipo de sus amores.

"Son chivistas. No me quieren, la oveja negra de la 'family', pero a mí ching… a su madre, arriba mis Águilas. Mi abuelo es de Puebla, le va al Puebla, pero yo soy chilango, soy águila", declaró dentro de un puesto, alrededor del Coloso de Santa Úrsula.

El Perro Rabioso está rodeado de otros integrantes de la porra, quienes organizan las fotos con los demás seguidores o entrevistas que solicitan los representantes de los medios de comunicación para que se realice con orden.

El seguidor azulcrema, que es papá soltero de un hijo, asegura que además de trabajar entre semana con un líder comercial, debe sacrificar varias cosas para asistir a los cotejos de las Águilas, situación por la que es efusivo.

"Tengo que hacer varias cosillas para venir. Por eso es que celebró así y trato de vivir los juegos con gran efusión, porque imagínate, estar toda la semana así de la chin…. y pues aquí vengo y saco todo, por eso grito, hago y deshago", comentó.

Emilio recuerda cómo nació el mote de Perro Rabioso, mismo que vino a sustituir lo del 'Indio'.

"Una foto que salió en el aeropuerto, me vieron con gran efusión, con la boca abierta y dije, 'si la gente lo tomó así, pues va', porque mi apodo es Emilio el 'Indio’, pero 'Perro Rabioso' ahí que se quede, si la sociedad dijo así, vámonos recio", explicó.

Ahora, es uno de los aficionados más conocidos del cuadro azulcrema, al que le piden fotos o videos para el recuerdo y por el que preguntan en la explanada del Azteca.

"No siento nada, yo normal, vivo mi vida, soy normal como cualquier otra persona, lo que hago es para el América, no para quedar bien con la gente, ni con nadie, estoy con el América y siempre para el América. No me ha cambiado nada porque no he recibido ni cosas de esto, lo hago con amor a mi club, sin ningún interés", afirmó.