<
>

Piqué sigue su guerra personal; le ven madera de presidente del Barça

play
En el Bernabéu se acordaron de Piqué (0:15)

Tras obtener una nueva orejona, los fanáticos del Real Madrid le jugaron una broma al central del Barcelona. (0:15)

BARCELONA -- Gerard Piqué, otra vez, fue el centro de la atención, incómodo, en la selección española. El central catalán, que llegó a lucir el brazalete de capitán, fue pitado por buena parte de la afición en Murcia, y a la conclusión del amistoso frente a Colombia no ocultó su enfado al ser abordado por los periodistas, a muchos de los que acusó de ser los culpables del asunto.

Un día después, en Barcelona, el asunto, lejos de apagarse, se mantuvo en el plano. “A él no le incomoda esa situación”, sentenció Carles Rexach, ex entrenador del Barça y que, presente en un acto conmemorativo del 25 aniversario de la conquista de la Champions de 1992 se refirió a lo sucedido en Murcia restándole trascendencia.

“Tiene la gran ventaja que a él le va la marcha y no le incomodan estas cosas. Se enfadan más otros que él mismo”, señaló Rexach, quien consideró que el tema “no tiene solución, ya es demasiado tarde” y solventó que le parece “absurdo que en cada convocatoria exista este debate”.

Más comedido y alejado de polémicas se mostró José Mari Bakero, ex futbolista del Barça y que recordó que todo lo que ocurre “forma parte del puente aéreo entre Barcelona y Madrid. Siempre ha existido y siempre existirá... Aunque con el paso de los años la rivalidad parece crecer por la masificación”.

“Si Piqué va a la selección es porque quiere y se siente bien”, señaló por su parte Guillermo Amor, también ex futbolista en la etapa del Dream Team, canterano como Piqué y que se mantiene como uno de los jugadores con más partidos en la historia del Barça.

“Hoy en día cualquier a cualquier declaración se le saca punta y eso es un problema”, convino Amor, para quien Piqué “siempre ha sido un ejemplo en la selección”.

¿PRESIDENTE?
La figura de Gerard Piqué, ciertamente, se ha convertido en trascendental para el barcelonismo. Como una suerte de portavoz azulgrana, el central nunca se ha escondido al expresar sus opiniones y ello le ha motivado tantos elogios en el entorno del Barça como críticas alrededor del Madrid Y en el resto de España.

La hinchada del Bernabéu y los futbolistas del Real Madrid celebraron la Champions acordándose del jugador del Barça, que en cada convocatoria de la selección debe escuchar gritos en su contra por parte de la afición de muchas ciudades de España por su condición de catalán y, supuestamente, independentista.

Quizá por ello, su nombre, y él mismo, se ha postulado como posible futuro presidente del Barcelona y si hace algunos meses el propio Pep Guardiola avaló tal posibilidad, este miércoles Jordi Cruyff también se mostró de acuerdo.

“Piqué es un tío que podrá ser lo que él quiera”, afirmó en conversación con ESPN el hijo de Johan Cruyff, quien afirmó que el central azulgrana “tiene carisma, tiene experiencia, sentido del humor, tiene presencia, tiene conocimiento de lo que es el Barça, el adn del Barça, lo que es el club, sus peligros y ventajas... Y está plenamente preparado”.

Jordi, en este aspecto, recordó que esa posibilidad hubiera sido “totalmente” apoyada por su padre. “Mi padre siempre soñaba con un modelo como el Ajax o el Bayern, donde los jugadores tienen esas responsabilidades. En el Ajax está Van der Sar como director general, Overmars en la parcela deportiva, Bergkamp como enlace entre la cantera y el primer equipo... Mi padre siempre soñaba con ex futbolistas bien preparados para dirigir los clubes. Si eso pudiera pasar en el Barça, sería un gran final de su recuerdo”.

“¿Ves como sí se puede hacer?, diría mi padre si eso ocurriera", cerró Jordi Cruyff, refiriéndose a un Gerard Piqué que, a cada día que pasa, gana adeptos en esa utópica carrera por la presidencia del Barça en paralelo a la polémica que despierta en el resto de España.