<
>

Sixers, ansiosos por volver a Philadelphia tras paliza en Toronto

play
¡Espectáculo de Raptors que vapulearon a los 76ers! (1:57)

Toronto tomó el control absoluto en casa y acabó con Philadelphia en el Juego 5 por 125-89, liderando ahora la serie 3-2. Cinco fueron los jugadores que registraron doble dígito, liderados por Pascal Siakam con 25 puntos y Kawhi Leonard con 21. (1:57)

TORONTO -- La afición de los Raptors se burló de Joel Embiid de la forma en que normalmente lo hacen de sus rivales en una de las peores derrotas que los Philadelphia Sixers han sufrido en su historia en Postemporada, tras caer 125-89 en el Juego 5 de la serie de Semifinales de la Conferencia del Este.

Ahora, los Sixers están abajo 3-2 en la serie ante los Raptors.

“Fuimos una burla”, dijo Jimmy Butler, luego de que los Sixers sufrieron 19 pérdidas de balón que se convirtieron en 31 puntos para Toronto. Philadelphia no pudo llegar a los 100 puntos por cuarta ocasión en la serie.

Y Butler lo calificó ligeramente.

Los Raptors le cerraron la puerta a los Sixers temprano, al anotar 37 puntos por sólo 17 de los Sixers en el segundo periodo y luego de encestarles a placer más adelante para irse arriba hasta por 40 puntos en el cuarto periodo.

Para el medio tiempo, Philadelphia había cometido más faltas personales (16) que acertado tiros de campo (14) y los dos All-Stars del equipo, Embiid y Benn Simmons, batallaron como toda la quinteta y se combinaron para siete pérdidas de balón en el primer medio, que fueron más que los tiros de campo y asistencias para las que se combinaron en ese lapso (6).

Embiid, aún con afectaciones por la infección respiratoria que lo limitó en el Juego 4, terminó con 13 puntos, acertó cinco de 10 tiros al aro (dos de seis en intentos de triples), sumó seis rebotes, una asistencia y sufrió ocho robos de balón.

En las últimas cinco Postemporadas, sólo dos jugadores han terminado un partido con una o ninguna asistencia y más de ocho pérdidas de balón: Kevin Durant en 2016 y Embiid, quien lo ha hecho dos veces, luego de igualar su actuación de la primera ronda del año pasado ante Miami al sumar sólo una asistencia y sufrir ocho robos de balón.

“Apesta. Sé que tengo que hacer un mejor trabajo para que ganemos. Tengo que hacer bien los detalles”, dijo Embiid. “Cuando se necesita que anote, debo dar el paso al frente, debo preparar pantallas, tengo que hacer un mejor trabajo en los rebotes. Esa es mi culpa. Debo hacer más”.

El coach Brett Brown dijo que el espíritu de los Sixers se vino abajo más rápido de lo que esperaba en el Juego 5, pero señaló al duelo del jueves en el Wells Fargo Center en Philadelphia como una oportunidad de redención.

“Estamos emocionados de volver a Philadelphia. Nadie se va de aquí (de Toronto) sintiéndose culpable, se los prometo”, afirmó Brown. “Tenemos un equipo orgulloso, tenemos un equipo que tuvo una mala actuación y nadie se va de aquí pensando en algo más, pero estamos emocionados de ir a Philadelphia y encontrar una forma de ganar. Eso es lo importante.

“Nuestro espíritu no está golpeado, nadie siente automplacencia. Estamos de volver a casa para prepararnos y jugar otra vez”, insistió.

En la que empató como la segunda peor derrota de Philadelphia en su historia en Playoffs (los Sixers cayeron 121-81 ante los Boston Celtics en 1982), Simmons y Embiid se combinaron para anotar sólo 20 puntos. Fue el tercer total más bajo de puntos que han anotado en la actual temporada, de acuerdo a ESPN Stats & Information y sus cuatro totales más bajos se han dado ante Toronto.