<
>

Jason Kidd y la misión de repetir la historia, ahora como coach, con los Mavericks

play
Jason Kidd, nuevo entrenador de Luka Doncic en los Mavericks (1:58)

Sebastián Martínez Christensen analiza la contratación del nuevo coach y lo que podría ser su desempeño con el esloveno. (1:58)

DALLAS -- La era de Jason Kidd como entrenador de los Dallas Mavericks comenzó de manera oficial.

Kidd por fin fue anunciado como el décimo coach en la historia de los Mavericks, misma franquicia que lo reclutó como jugador profesional y en la que jugó en dos etapas, incluida la segunda ocasión a la que regresó como la pieza que hacía falta para conseguir el campeonato.

En ese entonces, fue el movedor de pelota y líder que necesitaban para coronar las tan buenas temporadas que los Mavericks habían tenido, pero que terminaron temprano en Playoffs o tras dilapidar una ventaja de 2-0 en las Finales de 2006.

Kidd es una figura muy respetada en Dallas como parte de esas leyendas deportivas que comparten campeonatos únicamente con los Cowboys de la NFL. Incluso, el mismo entrenador Rick Carlisle, quien renunció hace poco menos de dos semanas, dijo días después de aquél campeonato de 2011 que Kidd ya era parte de las leyendas del área de Dallas-Fort Worth, en el mismo renglón que Roger Staubach, Troy Aikman, Emmitt Smith y varios más que habían llegado de la universidad a los Mavericks, misma ciudad a la que después hicieron campeones.

Los Mavericks esperan que suceda lo mismo que pasó en su segunda etapa como jugador, que sea la pieza que les falta para dar el brinco al siguiente nivel, después de dos campañas en las que han sido eliminados en la primera ronda de la Postemporada, a pesar de contar con el esloveno Luka Doncic, uno de los mejores jugadores actuales en la NBA.

Sin embargo, para eso requieren más jugadores. El dueño Mark Cuban cree que junto al nuevo gerente general, Nico Harrison, puede atraer el talento en la agencia libre que no pudieron el anterior gerente, Donnie Nelson, ni el Carlislile.

“Dallas ha significado mucho para mí como jugador y quiero agradecer a Mark Cuban por la oportunidad de regresar como entrenador en jefe”, señaló Kidd en un comunicado. “Estoy emocionado de poder trabajar con este equipo joven, hambriento e increíblemente talentoso y de continuar construyendo un legado ganador para la organización de los Mavericks”.

En cuatro temporadas como entrenador en jefe de los Brooklyn Nets (2013-14) y los Milwaukee Bucks (2014-2018), Kidd tiene tres viajes a Playoffs, experiencia que se suma al campeonato que ganó con Los Angeles Lakers el año pasado como asistente.

Junto a Kidd también llegará otro ex jugador campeón con Dallas y muy respetado en la comunidad, el puertorriqueño José Juan Barea, quien reconoció como uno de sus principales mentores a Kidd en la época en que jugaron juntos. Ahora tendrá que ser igual, pero como entrenadores.

Para Cuban y su nuevo consejero Dirk Nowitzki, puede ser un gran golpe en su intención de convertir a Dallas en un equipo trascendente.

Kidd, ex compañero de Nowitzki, tiene credibilidad dentro y fuera de los Mavericks, includo Doncic. Igual sucede con Harrison, el nuevo gerente general. Son dos personajes que pueden refrescar en todos aspectos a la franquicia antes de que Doncic prefiera emigrar o que se desperdicien tan productivos años dentro de la duela.

Harrison también fue anunciado ya de manera oficial y será presentado con Kidd en persona el próximo 15 de julio, señalaron fuentes de los Mavericks.

“Estamos emocionados de dar la bienvenida de regreso en Dallas a J-Kidd y su familia”, dijo Cuban en un comunicado. “Posee la mentalidad ganadora que lo llevó a una carrera de Salón de la Fama y que le ha ayudado a una transición exitosa en las clasificaciones de entrenadores NBA.

“Estamos ansiosos de que se ponga a trabajar y guíe a nuestra franquicia y a nuestros talentosos jóvenes jugadores hacia el futuro”, finalizó.