<
>

Anthony Davis expulsado por culpa de su zapato y Lakers no encuentra consistencia

play
LaVine y Ball vuelven a castigar a los Lakers (0:20)

Russell Westbrook falla desde tres, Zack LaVine recupera la posición y lanza el pase flotado a un Lonzo Ball sin marca. (0:20)

Anthony Davis se fue expulsado en la derrota de Los Ángeles Lakers, 121-103, a manos de Chicago Bulls, la noche del lunes en Staples Center. ¿Quién diría que el zapato de Anthony Davis sería el causante de apenas la segunda expulsión en su carrera?

Corría el tercer cuarto con dos minutos por jugarse, cuando en una jugada bajo el aro, el zapato de Davis se salió de su pie y quedó a la deriva. Anthony cayó a la duela fuera de los límites de la cancha y Lonzo Ball, ex jugador de Lakers, le pasó el zapato. Mientras Davis se ponía de nuevo el calzado, el referee reinició el juego sin importar que AD no estaba listo. Un furioso Davis le gritó, -"Son tonterías"- y el silbante optó por echarlo al instante. LeBron James, quien sigue lesionado de un tirón abdominal, pero estaba apoyando desde la banca, tuvo que intervenir para calmar a Davis y acompañarlo a salir.

"Habitualmente, el referee deja que te pongas el zapato, limpia el balón mientras, tiene sentido común, pero reanudó rápido y AD dijo, -'Son tonterías'-, algo que se dice como 15 veces cada juego en la NBA, vino una falta técnica rápido, la expulsión. No sé qué decir al respecto", dijo un serio y frustrado coach de Lakers, Frank Vogel, tras el resultado.

Davis se fue a las regaderas temprano después de un intenso partido donde Chicago Bulls empleó una férrea marca de doble cobertura. Finalizó con 20 unidades, seis rebotes y una asistencia.

"No habíamos enfrentado ese tipo de doble marca esta temporada. Crédito a Chicago por ser tan agresivo intentando neutralizarlo (a Davis) en el juego. Con un grupo nuevo, no nos ajustamos muy bien a esta situación y cuando lo hicimos, fallamos triples abiertos. Tuvimos malas posesiones temprano en el juego", señaló Vogel.

Lakers tuvo una pésima noche desde el perímetro con apenas 18.8 por ciento de efectividad en triples, con 6 de 32 de larga distancia.

"No vas a vencer a nadie hoy en día en la NBA lanzando 6 de 32 en triples. Podemos hablar de muchas otras cosas que hicieron falta en el partido, pero cuando lanzas así desde el perímetro, no vas a vencer a nadie, a menos que estuviéramos súper finos en todos los otros aspectos del juego. No hay excusas para eso. Fue una de esas noches que nuestra ejecución fue pobre por esa vía", dijo un autocrítico Carmelo Anthony, quien ha arrancado la temporada con arriba del 60 por ciento de efectividad en triples con Lakers.

Chicago Bulls, por el contrario, estuvo encendido de larga distancia con Zach LaVine y Lonzo Ball concretando seis y siete triples, respectivamente. Ball en solitario, hizo más tiros que todo su ex equipo por dicha vía. DeMar DeRozan fue el máximo anotador para Bulls en el triunfo, con 38 unidades. Chicago superó a ambas franquicias angelinas en su visita a Los Ángeles, primero a Clippers, seguido por Lakers, algo que no ocurría para ellos desde 1984.

Talen Horton-Tucker fue el máximo anotador para Lakers en el duelo con 28 unidades, la máxima cantidad de puntos en un partido con los angelinos para el joven jugador, aunque el resultado no fue el esperado. Fue apenas el segundo partido de regreso para THT tras perderse todo el arranque de la campaña por una lesión en el pulgar derecho.

Los angelinos empeoraron su marca a 8-7 tras los primeros 15 partidos de la temporada, de los cuales 12 los han jugado en casa. Ahora inician un viaje de cinco juegos como visitantes contra equipos de la Conferencia Este, arrancando el miércoles frente a los vigentes campeones, Milwaukee Bucks.

"Este viaje nos servirá. Hemos estado enfrentando dificultades, altibajos. Estamos peleando por encontrar consistencia y cambiar el entorno. Será bueno para nosotros", dijo Vogel.

En cuanto a la posibilidad de ver a LeBron James jugar el miércoles luego de perderse los últimos siete partidos, "La valoración es día a día", sentenció el coach Vogel.