<
>

No hubo que esperar mucho... 'El Mago' Báez muestra a Mets de lo que es capaz

play
Javier Báez explica el origen de su energía en el terreno (1:19)

Tras un gran deslizamiento para esquivar al receptor y luego conectar jonrón para darle ventaja a su equipo, Javier Báez le explica a Enrique Rojas cómo le hace para desplegar esa intensidad en el campo. (1:19)

El puertorriqueño Javier Báez tiene menos de una semana con los New York Mets, pero eso ha sido suficiente tiempo para mostrar las múltiples facetas en que puede contribuir en un terreno de pelota y, más importante, convertirse en un líder para el resto de sus compañeros.

"Su energía se transmite a todos. Este muchacho no tiene miedo. Nos lo ha enseñado, no verbalmente, sino con sus acciones con todas las cosas que hace en el campo y los otros muchachos lo están siguiendo", dijo el mánager de los Mets, el dominicano Luis Rojas.

"Para las bajas que tenemos ahora mismo con la lesión de [Francisco] Lindor, el mismo Jacob [deGrom] tener la presencia de Javier es exactamente lo que necesitábamos para motivarnos y seguir jugando la pelota que hemos jugado por la mayor parte de la temporada", dijo Rojas.

Báez, quien fue adquirido desde los Chicago Cubs el viernes, cuando se venció el plazo para hacer transacciones en las Grandes Ligas, solamente bateó cuatro hits, incluyendo dos cuadrangulares, en sus primeras 21 apariciones al plato en su nuevo equipo, pero poco a poco va dejando una marca que probablemente impactará la lucha del equipo por llegar a los playoffs de octubre y al pelotero en sus aspiraciones en la agencia libre invernal.

"Es un jugador completo, un jugador especial", dijo Rojas. "No hay muchos jugadores como él en el juego, pienso, que te pueden ganar de tantas formas", agregó.

Báez bateó jonrón ganador en la octava entrada y sacó del sombrero una genialidad, burlando al receptor para anotar durante un rally de tres vueltas en el segundo episodio, en el triunfo de New York 5-3 sobre los Miami Marlins, el miércoles en la Pequeña Habana.

Por hacer cosas especiales e inesperadas, ya sea bateando, corriendo o fildeando, fue que Báez se ganó el apodo de "El Mago" desde que debutó con los Cubs hace ocho años.

"En realidad las dos son emocionantes", dijo Báez sobre su jonrón solitario por el jardín derecho contra el relevista Anthony Bass para quebrar un empate 3-3 en el octavo y el deslizamiento frente al receptor Alex Jackson más temprano en el juego.

"El deslizamiento fue algo donde la energía se conecta con el resto de los compañeros y pegar un jonrón para irse adelante tarde en el juego es súper emocionante", dijo Báez, quien parecía un out fácil después del buen disparo al plato que realizó el inicialista de los Marlins, pero en medio del deslizamiento cambió de mano para burlar al catcher.

"No sé cómo lo aprendí. Yo digo que es improvisación, sabiendo donde está la bola, los fildeadores. Son cosas de la crianza. Soy muy flexible y no dejo que la gente me toque", dijo Báez.

"Eso fue impresionante, como evitó que lo tocaran. La bola llegó mucho antes que él y aún pudo burlar al catcher para tocar el plato antes de ser tocado. Eso fue especial. Báez hizo un show de sus habilidades para ayudarnos a ganar el juego", dijo Rojas.

play
1:35

Luis Rojas: Javier Báez es un jugador demasiado especial

El mánager de los New York Mets alabó la entrega del torpedero puertorriqueño en el terreno y afirmó que no hay muchos más como él en Grandes Ligas.

"Luego el jonrón, contra un buen pitcheo en la zona negra de afuera y moviéndose y con dos strikes. Se necesita una habilidad especial para hacer eso", agregó el piloto.

Con su primera victoria de la semana, New York (56-51) mantuvo la ventaja de 1.5 juegos sobre los calientes Philadephia Phillies (55-53), que han ganado cuatro choques seguidos. Mets y Phillies jugarán una serie de tres choques este fin de semana en el Citizens Bank Park de Philadelphia.

Báez debutó con los Mets bateando jonrón en un triunfo 5-4 sobre los Cincinnati Reds, el pasado sábado en el Citi Field. En 24 partidos desde el arranque de julio, Báez batea .297 con 19 carreras empujadas. En su último año de contrato, batea .245 con 24 jonrones, 13 bases robadas y 68 impulsadas. El año pasado, el torpedero ganó su primer Guante de Oro.

El plan de New York es usar a Báez en el campocorto mientras esté fuera de juego su estelar torpedero de $341 millones de dólares, el también puertorriqueño Lindor, quien es un gran amigo de Báez.

Cuando jueguen juntos por primera vez desde que vistieron el uniforme de Puerto Rico en el Clásico Mundial de Béisbol del 2017, los Mets tendrán uno de los mejores combos defensivos alrededor de la segunda base de su historia.

"Eso será grandioso, divertido de ver", dijo Rojas.