<
>

Ricardo Zielinski, el "cuco" de River

Ricardo Zielinski se ha convertido en persona 'no grata' para los hinchas de River. Si bien todo empezó con la histórica Promoción ante Belgrano, el mes pasado sumó un nuevo capítulo cuando amargó al equipo de Gallardo y lo dejó sin la Superliga Argentina de Fútbol 2019/20.

El Millonario llegaba a la última fecha de la Superliga como puntero con 46 unidades, una más que el escolta Boca Juniors, y debía enfrentar a Atlético Tucumán en el Monumental José Fierro, mientras el Xeneize recibía a Gimnasia en La Bombonera.

Los del Muñeco tropezarían con el Decano: arrancaron perdiendo con un gol de Javier Toledo, alcanzarían la igualdad por medio de Matías Suárez y por más de haberlo buscado con intensidad nunca pudieron encontrar el tanto de la victoria. Por su parte, los de Miguel Ángel Russo cumplieron los deberes y de la mano de Carlos Tevez se impusieron en un compromiso que no tuvieron nada fácil para arrebatarle el campeonato a River en el último suspiro.

Otro capítulo más en la maldición que tiene el conjunto de Núñez con el 'Ruso' como entrenador rival.

La anterior oportunidad en la que Zielinski dio el golpe ante el Millonario fue en la Copa Superliga 2019 cuando se cruzaron por los cuartos de final. En aquella ocasión en el encuentro de ida en Tucumán Atlético fue pura efectividad y se quedó con un gran 3-0 que sería muy difícil de dar vuelta.

En la revancha en el Monumental el equipo de Gallardo lo metió en un arco y se marchó con un 2-0 al entretiempo, la ilusión era demasiado real. Pero en el arranque del complemento Javier Toledo, otra vez él, derrumbaba todo el esfuerzo del local. El resultado final fue 4-1 para River que estuvo a nada de pasar a las semifinales pero se quedó en la orilla antes de alcanzar la hazaña.

LA HISTÓRICA PROMOCIÓN DE BELGRANO ANTE RIVER
Sin lugar a dudas, el partido o la serie por la que más se recuerda al Ruso Zielinski en Núnez, en La Boca y en Córdoba es por la Promoción de la temporada 2010/11 entre su Belgrano y el River Plate dirigido en ese momento por Juan José López.

El equipo de JJ finalizó el Clausura 2011 en la novena posición y en el Apertura había terminado cuarto pero los promedios de las últimas tres temporadas, donde aparece el último puesto con Simeone (se fue a pocas fechas del final), lo condenaron. Y en ese último tramo no pudo ganar en los últimos siete compromisos, con una derrota ante Boca en el medio, y así con el espirítu por el suelo tenía que poner la cara ante el Pirata.

El primer partido en Barrio Alberdi los nervios del visitante se notaban desde el principio: una mano infantil de Adalberto Román en el área y un penal ejecutado por César Mansanelli para abrir el marcador. Luego aparecería César 'Picante' Pereyra para poner el 2-0 final.

El encuentro definitorio en el Monumental no sería más sencillo para el equipo de Primera con un 0-2 en la espalda. Un tempranero gol de Mariano Pavone haría parecer que dar vuelta la serie estaba más cerca. Pero River tuvo problemas de puntería y además el árbitro Sergio Pezzota ignoró un claro penal a los 25' de Claudio Pérez sobre Leandro Caruso.

En el complemento un gol de Guillermo Farré derrumbaría la ilusión de la gente de River y el nerviosismo se apoderó de los jugadores. A 20 minutos del final el juez sancionó un penal dudoso para el local pero Olave le tapó el disparo a Pavone y así el Millonario sufriría su primer descenso de la historia ese 26 de junio de 2011. El golpe más fuerte que vivió la institución en términos deportivos desde su fundación.

A pesar de todos los antecedentes y la "paternidad" que mostró en los enfrentamientos importantes ante River, el Ruso siempre fue correcto y respetuoso con el rival y nunca participó de las chicanas o burlas contra el equipo de Núñez. "Yo soy muy especial y trato de respetar, no me prendo en ninguna situación. Siempre respeto al rival, llámese River o cualquier otro. Realmente no me prendo en ninguna pavada", expresó el DT en una entrevista con Olé.

En esa misma charla fue consultado por ser considerado el 'cuco' del Millonario: "Me es indiferente, yo no ando por esos caminos. El camino mío es el partido que viene. Yo miro siempre para adelante". Además reveló que no había vuelto a ver la Promo con Belgrano: "No, no. Nunca lo volví a mirar. En general, trato de no volver a mirar los partidos. Sí me acuerdo de quiénes hicieron los goles y todo, claro, pero no lo he mirado. Termina una cosa y siempre se te viene otra encima. Me manejo así en todos los aspectos de mi vida".

CONOCIENDO A ZIELINSKI
Ricardo Alberto nació un 14 de octubre de 1959 en Lanús. Fue futbolista y jugaba en el medio, debutó en San Telmo y también vistió las camisetas de Chacarita, Mandiyú e Ituzaingó, entre otros. Arrancó su carrera como entrenador en Ituzaingó en 1994 (se había retirado ahí dos años antes) y pasó por varios equipos del Ascenso como: San Telmo, Atlanta, Temperley, Defensa y Justicia y All Boys.

Su despegue como entrenador tal vez se dio cuando asumió en Chacarita en la B Nacional: agarró el equipo tras la fecha 15° reemplazando a Pedro Monzón y consiguió el Ascenso a Primera a falta de dos fechas siendo escolta de Atlético Tucumán y teniendo como goleador a Javier Toledo.

En el Funebrero tendría su primer partido enfrentando a River: fue derrota 4-3 en el Monumental por la segunda fecha del Apertura 2009. Después de la 5° jornada dejaba el cargo tras no poder conseguir ninguna victoria.

Su siguiente paso sería como entrenador en Patronato donde obtuvo resultados irregulares y tras 18 encuentros dejaría el cargo y asumiría el reto que le cambiaría la vida en Belgrano el 14 de diciembre de 2010. Con el Pirata conseguiría el histórico ascenso ante River un semestre después y realizaría campañas históricas en Primera, siendo subcampeón del Torneo Inicial 2012 y clasificando por primera vez al club a la Conmebol Sudamericana.

Después de casi seis años Zielinski dejó el cargo de entrenador del conjunto cordobés y en agosto de 2016 asumiría como DT de Racing. Pero su primer paso por un equipo grande no sería bueno ya que tras 14 encuentros con seis victorias y seis derrotas (las últimas tres al hilo) decidió renunciar por diferencias con el club cuatro meses después.

El 21 de junio de 2017 fue anunciado como nuevo técnico de Atlético Tucumán tras la salida de Pablo Lavallén. Ese año el equipo jugó Conmebol Libertadores y al ser tercero en el grupo pasó a jugar la Conmebol Sudamericana donde superó la segunda fase y cayó en octavos ante Independiente.

El Ruso hizo historia con el Decano al llevarlo a la final de la Copa Argentina 2016-17 pero terminó perdiendo ante River Plate por 2-1. Tal vez el compromiso más importante que le tocó perder a Zielinski enfrentando al Millonario.

En la Superliga Argentina de Fútbol 2018/19 alcanzó un destacado 5° puesto y en la Copa Superliga 2019 llegó hasta las semifinales eliminando a Talleres y a River Plate, etapa donde cayó por goleada ante Tigre.

Pero el Atlético Tucumán de Ricardo Zielinski además es recordado por la histórica campaña en la Conmebol Libertadores 2018. Compartió la fase de grupos con Peñarol, Libertad y The Strongest, finalizó como escolta del equipo paraguayo para avanzar a octavos. Superó a Atlético Nacional y terminaría cayendo en cuartos de final ante Gremio, el último campeón.

HISTORIAL
Con Chacarita enfrentó a River en una oportunidad con derrota. Dirigiendo a Belgrano se vieron las caras nueve veces con cuatro victorias para el Pirata, dos empates y tres derrotas. Con Atlético Tucumán disputó seis encuentros con una victoria, dos empates y tres caídas. En síntesis, Zielinski ante el Millonario lleva: 16 jugados, cinco ganados, cuatro empatados y siete perdidos. Nada mal para haberlo realizado con modestos clubes.