<
>

Valdivia: "Si no tuviera ambición ni objetivos, ya me hubiese retirado hace rato"

play
¡Mago Valdivia tuvo que responder las preguntas incómodas de Nexo! (4:51)

ESPN Nexo. (4:51)

Aunque está por cumplir 36 años, Jorge Valdivia trabaja para continuar vigente en el fútbol nacional. El volante de Colo Colo sostuvo que no se duerme en los laureles y se cuida lo suficiente para seguir siendo un aporte para su equipo, y por qué no, la selección chilena.

En conversación con La Tercera, el Mago repasó su carrera y se refirió a la madurez que adquirió con los años para ser más profesional en el mundo del balompié.

“Ahora descanso más, me alimento mejor. Me entreno más. Yo cuando tenía 20 años era muy bueno para la pelota y con eso sentía que ya era suficiente. Hoy en día, tienes que correr, tienes que estar bien físicamente, hay que cuidarse de las lesiones”, manifestó el campeón de América.

En la misma línea, analizó cómo lo afrontan las jóvenes promesas nacionales: “Cada vez es más difícil poder ser profesional desde joven. Yo también fui joven y me hablaban también de entrenar, de trabajar o de alimentarme bien, descansar… y yo simplemente no hacía caso. Hoy en día pasa lo mismo”.

Sobre la Roja, Valdivia manifestó que se debe vivir del presente: “Tengo 36 años y todavía quiero jugar. Si no tuviera ambición ni objetivos, ya me hubiese retirado hace rato”.

También habló de la inteligencia en un fútbol que cada día es más vertiginoso: “Si queremos verle el lado de que el fútbol es para los inteligentes y que los inteligentes no entrenan, ya es una interpretación de quien está escuchando. Yo voy todos los días a entrenar, soy el primero en llegar y uno de los últimos en irme”.

“Lo de la frase que dije fue porque se hablaba mucho de la intensidad, que esto y que lo otro… en mi caso siempre se ha hablado de si mi físico aguanta y siempre termino jugando. A la pelota se juega con los pies y la inteligencia”, añadió.

El Mago detalló cómo ve el fútbol nacional, expresando que se debe valorar y no juzgar solo por los rendimientos internacionales.

“Hay buenos jugadores. Siempre se intenta reflejar cómo nos va internacionalmente y ahí se saca un análisis. Considero que no es el camino, siento que es competitivo. Faltan cosas para rendir afuera: Más jugadores de experiencia, saber conversar con un árbitro y que no te mire por el hombro. Lamentablemente es así”, aseveró.