<
>

América vence a Mazembe y es quinto lugar del Mundial de Clubes

El ‘papelón’ ya estaba hecho. Lo que quedaba era buscar un premio de consolación y salir de Japón con una imagen menos negativa. El América no tenía mucho que ganar y si mucho más que perder. Al final se decantó por lo primero y venció (2-1) al Mazembe del Congo para quedarse con el quinto lugar del Mundial de Clubes.

Las Águilas no querían más sorpresas. Ya bastante tenían con lo visto el fin de semana y toda esa presión existente quedó de lado. Ahora tenían ante sí un encuentro de trámite puro que se juega solamente para que valga el viaje. El quinto puesto del 'Mundialito' estaba en juego y se quedó en manos de los mexicanos.

Ambriz se ‘cargó’ a los dos principales implicados de la estrepitosa derrota en los Cuartos de Final y Darwin y Sambueza se quedaron en el banquillo. Después del conflicto, había que tomar decisiones y el estratega prefirió no darles minutos de inicio. En su lugar apostó por Michael Arroyo y Osvaldo Martínez. El resultado fue distinto desde el comienzo.

Desde los primeros minutos de la batalla, los azulcremas fueron arrolladores. No le prestaron el balón a los africanos y llegaron con constancia. El equipo estaba suelto, liberado. Ya lo pasado parecía haber sido el límite de un equipo que tuvo como característica la indisciplina dentro de la cancha.

Después de varias llegadas, Darío Benedetto firmó de cabeza el primero de la noche tras un centro preciso de Paul Aguilar. El festejo fue poco efusivo. No había mucho por celebrar y mucho menos tras la señal de Benedetto para pedir su cambio al resentir un tirón en la pierna izquierda, mismo problema que sufriera hace un par de meses.

Martín Zúñiga ingresó en lugar del argentino y la entrega fue la misma. América estaba muy cómodo en la cancha y justo 10 minutos después del primer tanto, consiguió el segundo al 28’. Zúñiga fue el autor después de una serie de rebotes. Ya había más tranquilidad.

Tras las anotaciones llegó la casi natural relajación y el Mazembe lo aprovechó para descontar en el marcador, ya en el ocaso del primer tiempo. América se metió en problemas, pero lo mejor que le pudo pasar es que se terminara la primera mitad.

En el complemento, se complicó de más el cuadro de Coapa, pero sin llegar al extremo de perder su ventaja. Ambriz realizó cambios mucho más defensivos y cuidó su ventaja como no lo hizo en los Cuartos de Final.

El Mazembe empujó, corrió, intentó y disparó, pero ningún remate fue lo suficientemente efectivo como para vencer a Muñoz y su muro defensivo. América se olvidó de atacar por iniciativa y cuando lo hizo, solamente en contragolpes, no fue eficaz.

La labor ya estaba completada. Lo que quedó fue esperar a que el cronómetro se convirtiera en el mejor aliado. El quinto puesto se quedó con los de Coapa en un ‘Mundialito’ que sigue como asignatura pendiente para los clubes mexicanos.