<
>

Marcelo se queda un mes sin suplente

play
Real Madrid aprovecha y recorta distancia del Barcelona (1:14)

El equipo de Solari ganó en su visita al Celta, que dirige Antonio Mohamed (1:14)

MADRID -- Sergio Reguilón, lateral zurdo del Real Madrid, estará cerca de un mes fuera de las canchas debido a una lesión. El canterano merengue fue diagnosticado con una “lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha”, según informó el club a través de un parte médico emitido este martes después de que el jugador se sometiera a una resonancia magnética.

El defensa de 21 años, que había partido como titular en los cuatro encuentros disputados desde la llegada de Santiago Solari al banquillo merengue debido a la ausencia de Marcelo, se lesionó al minuto 45 del encuentro entre el Real Madrid y el Celta de Vigo del domingo pasado que se saldó en una victoria merengue por 2-4.

En el mejor de los casos, Reguilón estaría de vuelta para viajar a Emiratos Árabes Unidos donde se disputará el Mundial de Clubes del 12 al 22 de diciembre.

La dolencia del canterano deja a la defensa merengue bajo mínimos para hacer frente al compromiso liguero frente al Eibar tras la jornada internacional.

Marcelo lleva dos semanas fuera tras lesionarse en el clásico frente a Barcelona y apenas empezó a trabajar con el grupo el viernes pasado. En principio, el brasileño estará de vuelta para la visita a Ipurua del próximo 24 de noviembre tras perderse los últimos cuatro partidos, pero lo hará sin recambio, pues a la ausencia de Reguilón se suma la de Nacho Fernández, que no podrá ver acción hasta 2019 debido a un problema en la rodilla.

Raphael Varane, por otro lado, también llegará muy justo al encuentro después de dos semanas de ausencia debido a un problema muscular, mientras el cuarto central, Jesús Vallejo, que no ha podido debutar esta temporada debido al problema en el aductor que arrastra desde la campaña pasada, lleva más de tres semanas sin poder trabajar con el grupo debido a sus problemas físicos.

En tanto, Dani Carvajal ha recibido el alta tras sufrir una lesión en el sóleo, pero llegará sin ritmo de competición, pues lleva más de un mes fuera perdiéndose los últimos ocho partidos.