<
>

¿Sería la derrota una buena estrategia para el Arsenal ante el Manchester City en la FA Cup?

play
FA Cup: los juegos más importantes de la cuarta ronda (3:08)

Luis Miguel Echegaray y la previa de Manchester City-Arsenal, Manchester United-Reading y Brighton-Liverpool. Toda la cobertura, por ESPN +. (3:08)

El experto de ESPN Luis Miguel Echegaray nos ofrecerá todas las semanas sus últimas reflexiones e ideas sobre el mundo del fútbol. Ya tienes el análisis, ahora tenemos los comentarios de Luis Miguel. ¡Bienvenidos a la primera edición de "El Toquecito"!

¿Es mejor para Arsenal perder ante Manchester City en FA Cup?

Con Arsenal manteniendo su ritmo prácticamente indomable hacia el título de Premier League; a distancia manejable, aunque no del todo cómoda, de cinco puntos sobre Manchester City (con un partido más), ahora la atención se centra en la cuarta ronda de la FA Cup. ¿Y qué tal? Ambos equipos se verán las caras este viernes en el Etihad Stadium (3 p.m., hora del Este, con transmisión EN VIVO por ESPN+ en Estados Unidos y Star+ en Suramérica).

Es uno de los tres cotejos entre ambos equipos previstos antes de finalizar la temporada y nos podría decir mucho sobre lo que podemos esperar de la conclusión de la campaña 2022-23: no todo, pero nos bastará para hacernos con una imagen.

Mikel Arteta contra Pep Guardiola. El discípulo contra el maestro. El sur contra el norte. Londinenses humildes contra la alta sociedad de Manchester. Coldplay contra Oasis... lo siento, me fui muy lejos. El punto radica en que esta trilogía de partidos se desarrollará como una buena partida de póquer, y cada técnico intentará descifrar los trucos del rival.

Pero ¿qué pasaría si la mejor táctica, para este partido de Copa, es perder?

Óiganme bien.

Existe una estrategia en el deporte estadounidense (que a veces es constructiva si se hace bien) en la cual adoptar una temporada con saldo negativo puede, esencialmente, ayudarte a ganar en el largo plazo. Si un equipo sin estrellas, un plantel desmembrado y una afición descontenta, se da cuenta desde el inicio que no tiene esperanzas legítimas de clasificar a los playoffs, la franquicia podría replantear su nómina y, lo más importante, planificar con antelación el venidero draft, donde puede elegir entre atletas de secundaria, universitarios y de origen internacional. Mientras más partidos pierdas, tienes más probabilidades de elegir a una estrella altamente cotizada.

Esto es conocido como "tanking", y obviamente conlleva un riesgo importante, donde el resultado es definido por variables aparentemente infinitas. Sin embargo, cuando sale bien, puede cambiar por completo la trayectoria de un equipo.

Por ejemplo, el Orlando Magic de la NBA tuvo una temporada fatal en 1991-92. Último lugar en la División del Atlántico, con récord 21-61. ¿Cuál fue su recompensa? Shaquille O'Neal. El fenomenal gigante se hizo con el premio al Novato del Año y ayudó al Magic a clasificar a las Finales de la NBA en su tercera temporada con el equipo, antes de despegar con rumbo a Los Ángeles. LeBron James, por ejemplo, cambió por completo la identidad deportiva de la ciudad de Cleveland tras ser elegido en el draft por los Cavaliers, su equipo local, directamente después de jugar en secundaria.

En el draft de este año, se presentará otro prodigio llamado Victor Wembanyama, un unicornio francés... o un licorne, si me lo permiten. Con 2.22m de estatura (algunos dicen que es más alto) y poseedor de movimientos dignos de un base, nunca hemos visto algo similar, literalmente. Todas las gerencias de la NBA se preparan para su llegada, independientemente de lo que ocurra. Lo más notable: si tu equipo fue lo suficientemente mediocre, tus probabilidades de contratarlo mejoran significativamente.

Pues, ¿qué tiene que ver todo lo anterior con el Arsenal, equipo con sede en el norte de Londres, y su director técnico de origen vasco? Bueno, tiene que ver con mi idea original. No te prepares para ganar hoy; mejor, planifícate para ganar después.

La revolución generada por Arteta dentro del Emirates es sumamente notoria y sí, el pasado fin de semana afirmé que, si los Gunners terminan alzando el título de Premier League, muchos aspectos de su victoria serán más notorias que la famosa temporada de los "Invencibles" en 2003-04. Muchos me respondieron con gritos en los comentarios; sin embargo, mantengo mi tesis, sobre todo porque (caso contrario a los Invencibles de Arsene Wenger, con Thierry Henry, Patrick Vieira, Dennis Bergkamp y otras figuras) el joven plantel de Arteta es básicamente el elenco de "Aventuras en Pañales", que llegó a un patio de juegos completamente nuevo sin mucha experiencia en situaciones similares. Con edad promedio de 24.6 años, los Gunners no están obligados a ganar competición alguna, por lo que requieren que esta carrera por el título de la Premier sea lo más tranquila posible.

El comentarista de ESPN Steve McManaman, que ganó algunos títulos de LaLiga con el Real Madrid, nos lo comentó a mí y a la anfitriona de ESPN FC Kay Murray hace pocos días: Para mantener este nivel de excelencia, el Arsenal debe mantenerse sano. Así de simple. La mejor forma de lograrlo es aliviar la congestión de fechas; por ello, deben perder este viernes y así concentrarse en la Premier League.

Arteta debe colocar en la cancha a su plantilla más débil y prepararse para un calendario lleno de partidos, y eso que ni siquiera me he referido a sus compromisos en Europa League. Arteta nunca lo confesará y los hinchas alegarán que el equipo siempre debe jugar para ganar. Sin embargo, en una temporada maratónica, esas son las palabras de los tontos. Los astutos no piensan así. Wenger utilizaba esta estrategia frecuentemente, dándole prioridad a lo que necesario por encima de lo ideal. No estoy diciendo que Arteta manejará al Arsenal para perder este viernes. Digo que debería debilitar a su plantel y prepararse para conceder la copa, a favor del tesoro más valioso que le espera en el futuro.

Mikel, he aquí mi propuesta: mira la mano de Pep, anticipa su jugada y tal como lo hizo Mike McDermott (interpretado por Matt Damon) a Teddy "KGB" (John Malcovich) en la última escena de "Apuesta Final", hazle creer a Guardiola que va ganando, cuando en realidad está perdiendo.

Gol de la semana

Pregunta seria: ¿Es Marcus Rashford el mejor jugador de Europa en la actualidad?

Pobre Everton

Dueño del puesto 19 de la tabla de la Premier League y sin director técnico oficial, el Everton está en serios problemas, encaminado a sufrir el descenso por primera vez en su historia. Se fue Frank Lampard, las informaciones periodísticas indican que Marcelo Bielsa no está interesado en sustituirle y Arnaut Danjuma (que supuestamente estaba listo para llegar a Goodinson Park) decidió en el minuto 59 de la hora 11 fichar por el Tottenham Hotspur.

¿Hay alguien capaz de salvar a este club? Pues bien, los problemas van mucho más allá de un simple cambio de director técnico; pero en este momento, eso no le importa tanto a los hinchas. Solo necesitan de alguien, quien sea, que logre mantenerlos jugando en Premier League. Se han barajado los nombres de Sean Dyche, Nuno Espirito Santo y hasta Ralph Hasenhüttl, que acaba de ser despedido por el Southampton. Aparentemente, ni siquiera Durcan Ferguson, leyenda de los Toffees, quiere el puesto: acaba de ser contratado como nuevo entrenador del Forest Green Rovers de la League One.

Adicionalmente, este martes surgieron informaciones que indican que Farhad Moshiri busca activamente vender el club por una cifra superior a $600 millones, haciendo que el futuro del Everton sea más incierto aún.

Tuit de la semana

Carlo Ancelotti: El director técnico con más títulos de Champions League. Ex leyenda del mediocampo. Salvador del Real Madrid. Regala goma de mascar.