<
>

Marcelo Bielsa cumple 65 años

play
De Newell's a Bielsa: "Gracias por la grandeza... el fútbol y la vida te dan la razón" (1:00)

La Lepra homenajeó al Loco en el día de su cumpleaños número 65. (1:00)

Nacido hace 65 años en Rosario Marcelo Bielsa tendrá hoy seguramente un festejo privado, sobrio, con su mujer desde hace 33 años, la arquitecta Laura Bracalenti. Ambos son padres de dos mujeres: Inés, de 30 años, y Mercedes, de 27.

El menor de los dos hermanos varones llegó a este mundo el 21 de julio de 1955. De joven quebró el mandato familiar de tener un diploma universitario. Empezó la carrera de Agronomía y la abandonó. Aunque sí se recibió de profesor de educación física

A Rafael Pedro Bielsa (su papá, que falleció en 2014) le encantaba el fútbol. Sin embargo, nunca en su vida fue a un estadio para ver a Marcelo, el segundo de sus hijos, ya sea como jugador o entrenador. ¿Por qué tal paradoja? Porque su pasión por los colores de su equipo es más fuerte que el orgullo de padre. El "Loco" está plenamente identificado con Newell's Old Boys, y su papá…. "Soy hincha de Rosario Central. Y además, a mí me gustaba el fútbol de antes, sin tanta marca y presión. Discutimos con él esto siempre que viene a casa. Él coincide, pero dice que debe preparar sus equipos para ganar partidos", afirmó alguna vez Bielsa padre en la vieja revista El Gráfico.

Don Rafael se casó con Lidia Caldera, una docente cordobesa, con quien tuvo tres hijos: Rafael, y María Eugenia heredaron de su padre la pasión por el estudio universitario y la política, María Eugenia es arquitecta y hoy es parte del gabinete del presidente argentino Alberto Fernández (Ministra de Habitat), Rafel un reconocido político ex Canciller y actualmente embajador argentino en Chile.

Los tres hermanos si comparten dos características heredadas de su madre: obsesión y perfección. Mamá Lidia siempre les repetía: si logran algo sin luchar, luego no sabrán cómo conservarlo. Eso sí, no se les ocurra hablar mal de un hermano en presencia de cualquiera de los otros dos, son capaces de defenderlos hasta a las piñas, como alguna vez hizo Rafael tras la eliminación de la Argentina en 2002 al escuchar una burla sobre Marcelo.

Tras una carrera futbolística poco brillante entre su debut en Newell’s en 1976 y su retiro en Argentino de Rosario en 1980 (justo ese año convirtió sus únicos dos goles en Primera, 2 a 1 a San Telmo), Marcelo Bielsa hizo un trabajo tremendo para convertirse, como él mismo lo señalara en un “técnico de nivel”. Tenía apenas 26 años.

Dos años después de su retiro, regresó a las canchas como entrenador en las categorías inferiores del club que lo representa, Newell’s Old Boys.

Muy rápido se destacó su trabajo y los resultados que venía consiguiendo lo catapultaron a la primera división en 1989. Al poco tiempo de debutar Bielsa ganó su primer título: el Torneo Apertura de 1990, en su primera temporada. Y enseguida le sumó el campeonato de la temporada 1990-91.

En 1992 se trasladó a México para dirigir “las fuerzas básicas” del Atlas de Guadalajara. Por sus campos pasaron la mayoría de los jugadores del seleccionado mexicano como Jared Borgetti,

Rafa Márquez, Oswaldo Sánchez y Juan Pablo Rodríguez. En la temporada de 1993-94 toma la Primera y lo clasifica a la Liguilla donde lo elimina el Santos Laguna.

En la siguiente temporada entrenó por corto tiempo al América, equipo con el que también consiguió llegar a la liguilla. En ese entonces, su destacada labor con el equipo llevo a que le ofrecieran el puesto de entrenador de la selección mexicana, oferta que rechazó.

El motivo de su rechazo fue la oportunidad de sentarse en el banquillo del Vélez Sarsfield para entrenar al primer equipo del club. Con el sistema de juego 3-3-1-3, Marcelo consiguió la gloria con Vélez. En su primera temporada consiguió terminar cuarto clasificado y la temporada siguiente ganó el campeonato Clausura, proclamándose campeón de la liga argentina de fútbol.

A finales de 1998 se mudó por primera vez a Europa. Comenzó a trabajar con el RCD Espanyol, equipo al que dejo para dirigir a la Selección Argentina, equipo con el que cosechó su mejor porcentaje de puntos como DT.

En 2001, fue reconocido con el título de Mejor Seleccionador Nacional del Mundo (cabe destacar que Bielsa, consiguió el título de 2°,3° y 4° Mejor Seleccionador Nacional del Mundo en 2004, 2008 y 2009, respectivamente).

Sin embargo, la eliminación en el Mundial 2002 iba a marcarlo a fuego como entrenador y como persona: “Después de tantos años de vincularme con los medios de comunicación, tengo desarrollada la percepción de la intencionalidad de la pregunta. Por supuesto, tenemos la piel más sensible y reaccionamos a cualquier estímulo, porque le tenemos miedo, entre comillas, y ustedes lo saben, y eso explica por qué reaccionamos exageradamente. Pero si bien reaccionamos a veces exageradamente, también aprendemos a percibir la intención de quien opina, y en el caso mío he pasado por lo peor en la relación con ustedes, porque protagonicé el mayor fracaso del fútbol argentino que fue la eliminación de la Selección Argentina en Korea-Japón, y fui maltratado de manera increíble, insuperable, no lo superé más a eso. Entonces, sé de qué se trata cuando hablo del dolor que te provoca la opinión del otro, cuando la opinión más que justa es revanchista”. Reconoció en uno de sus tantos cruces con la prensa.

Por eso en 2004 y tras conseguir su primer gran triunfo con la Selección Argentina, la Medalla de Oro de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, renunció al cargo aduciendo “falta de energía” para continuar.

Un año más tarde fue nombrado entrenador del seleccionado chileno (2007-11), equipo con el que se proclamó el Mejor Entrenador de América (2009). Con la selección chilena, Bielsa disputó la Copa Kirin (2009) y el Mundial de Sudáfrica (2010). En este ultimo la selección, llego hasta los octavos de final con una destacada actuación en el grupo H. En 2011, abandonó la selección debido a las diferencias que tenía con la directiva.

Y en 2011 inició otra “revolución” en el Athletic Club de Bilbao (España). En su periplo con el club ‘txurigorri’, Marcelo Bielsa llegó a dos finales: de la Europa League que perdió por 3-0 ante el Atlético de Madrid después de hacer un gran papel eliminando a equipos de un alto nivel como el Paris Saint-Germain o el Manchester United. Y la final de la Copa del Rey, que la jugó ante el Barcelona y Bielsa se vio de nuevo superado perdiendo también por 3 a 0 ante el club ‘azulgrana’.

En 2014 se unió al Olympique de Marsella (Francia) tuvo una gran primera vuelta (era líder del torneo) pero se desinfló en la segunda parte y terminó en la cuarta posición. Tras un receso envuelto en rumores, dirige el primer partido de la temporada siguiente, pierde y renuncia.

En junio de 2016, se especuló la posibilidad de que el técnico argentino dirigiese a la Lazio con un salario cercano a los tres millones de euros. Finalmente, el 6 de julio, en medio de los rumores que apuntaban a un regreso de Bielsa a Argentina, la entidad italiana confirmó la contratación del preparador rosarino. Sin embargo, dos días después, el técnico argentino dimitió antes de asumir el puesto, pues la directiva no fichó a ninguno de los 7 jugadores prometidos, apalabrados con Bielsa antes de firmar el contrato.

Vuelve a Francia en febrero de 2017, al el Lille Olympique Sporting. Tras una campaña mediocre y un enfrentamiento con la dirigencia dirimido en los diarios, el club los despide en diciembre.

Y finalmente en 2018, firmó contrato con el Leeds United Football Club, equipo en el cual se encuentra actualmente. En la primera temporada parecía que iba a conseguir reverdecer la gloria de este equipo, pero a pocas fechas del final perdió la chance de los ascensos directos y luego fue eliminado de los play off por la plaza restante. El club le renovó la confianza y allí está, otra vez en busca de la gloria.