<
>

Recuerdos de Fight Island: la determinación de Max Holloway, la caída de Conor McGregor

play
¡Increíble, Dustin Poirier noqueó a Conor McGregor! (0:47)

El Diamante' dio el campanazo en la pelea estelar de UFC 257, vengando su derrota de septiembre de 2014 ante la estrella de Irlanda en UFC 178. (0:47)

En la conferencia de prensa posterior a la pelea estelar de UFC 257 en Abu Dhabi, momentos después de que Dustin Poirier derrotó a Conor McGregor en un evento de gran éxito, el hombre del momento comparó su experiencia de dos semanas en Fight Island con estar en "una prisión en mi propia mente".

"No se puede llamar a esto Fight Island", dijo Poirier. "Esto es Fight Hotel."

La descripción de Poirier probablemente fue un poco diferente de las imágenes más evocadas la primera vez que escuchamos el término Fight Island. Una "prisión" de la mente no es exactamente olas rompiendo y fiestas en la playa, lo que supongo que la mayoría de nosotros quisiéramos que fuera la experiencia de una isla.

La verdad sobre Fight Island es esta: es una burbuja, y estricta. Cuando llegué al Hotel W en Abu Dhabi, me encontré con personal en trajes de materiales peligrosos y me llevaron rápidamente a un área de pruebas, que visité cuatro veces más mientras estuve allí, aunque no se me permitió salir del hotel.

Diré que la experiencia fue fantástica, porque todos en el hotel estaban asociados de una forma u otra con las peleas. Piense en ello como un campamento o campus universitario, con la presencia de los peleadores más grandes del mundo.

Y aunque hubo monotonía en permanecer en un hotel, que debo mencionar era extremadamente agradable, durante 14 días consecutivos, hubo una sensación palpable de emoción e incluso orgullo, de estar en el terreno durante la primera semana de eventos de UFC en 2021.

En un momento, tenías a Conor McGregor, Khabib Nurmagomedov, Dustin Poirier, Max Holloway y Michael Chandler, todos en el mismo edificio al mismo tiempo. Eso solo fue emocionante.

Durante esos 14 días, Fight Island fue el epicentro del mundo de la pelea. Y aunque una gran parte del tiempo consistió en sentarse en una habitación de hotel o comer en el mismo restaurante por octava vez, se presenciaron unos momentos increíbles en y alrededor del Octágono.

Aquí está mi top cinco, desde mi perspectiva estando allí presente.

Lo mejor de UFC Fight Island en 2020


1. La actuación legendaria de Max Holloway

play
1:00

Max Holloway le dio una clase maestra a Calvin Kattar

'Blessed' dominó a 'The Boston Finisher' en el combate estelar de UFC Fight Island 7 y lo venció sin atenuantes por decisión unánime.

Si hay una cosa que nunca olvidaré de esas dos semanas, es la pelea de Holloway contra Calvin Kattar del 16 de enero. Lo dije mucho durante la semana, parecía un Holloway diferente. Todavía era muy amigable e hizo algunas bromas aquí y allá con Daniel Cormier, pero generalmente durante la semana de la pelea, Holloway tiene un gran grupo de personas a su alrededor, le gusta diversificarse y ver lugares de interés en la región: hay un aire despreocupado sobre él, al menos por lo que he observado. Sin embargo, durante este periodo previo a la pelea, se veía más serio. Como me lo expresó una persona en Fight Island, Holloway desató algunos demonios en esa actuación.

Vi la pelea desde el área de comentarios al lado de la jaula. Después del cuarto asalto, un momento en el que muchos sintieron que la pelea debía detenerse, miré hacia abajo y vi algo de sangre de Kattar en la libreta que estaba frente a mí. Y había mucha más salpicada en el escudo de plexiglás que estaba situado entre mi mesa y el Octágono.

El vuelo fletado de Holloway y Kattar no terminó saliendo de Fight Island hasta el jueves siguiente, y estuvieron en el hotel los siguientes días. Vi a Kattar varias veces. La primera fue en el gimnasio del hotel. Él y su equipo estaban en la sala de pesas, solo uno o dos días después de la pelea. Y lo volví a ver en el patio de un restaurante, cenando con su equipo. Llevaba gafas de sol puestas, pero considerando todo, se veía extraordinariamente bien.


2. El regreso de Khabib Nurmagomedov a Fight Island

play
4:04

Umar Nurmagomedoy y una toma imposible para Sergev Morozov

El ruso se quedó con una de las peleas preliminares del gran combate entre Chiesa y Magni.

Khabib estuvo allí para estar en la esquina de su primo menor, Umar Nurmagomedov, en su debut de UFC en la cartelera del 20 de enero. Vi esa pelea desde el escritorio de transmisión, que estaba en una plataforma elevada en la esquina de la arena. Y cuando Umar conectó una buena patada al cuerpo y comenzó a perseguir a su oponente, la forma en que Khabib saltó de su asiento y le gritó que fuera paciente fue muy memorable.

Creo que vi más entusiasmo y nervios en Khabib mientras estaba en la esquina de su primo que en cualquier momento de su propia carrera de pelea. Y la mirada de orgullo que tuvo después de la victoria de Umar fue muy reconfortante. Khabib tradujo para Umar durante nuestra entrevista posterior a la pelea, y bromeé diciendo que el golpe de Umar ya se veía mejor que el de Khabib en cualquier momento de su carrera. Me encanta que todavía tengamos a este Khabib en el deporte, después de su retiro.


3. El caso extraño de Ottman Azaitar

Cuando escuché por primera vez que la pelea de Azaitar en UFC 257 había sido cancelada, el día del pesaje, obviamente mi pensamiento inicial fue que tenía que estar relacionado con la salud. O algo relacionado con un corte de peso difícil o una enfermedad de algún tipo. Al final del día, el presidente de UFC, Dana White, reveló que Azaitar ya no era parte de UFC, y declaró que Azaitar había ayudado a un individuo no autorizado a colarse en la burbuja. Según White, el individuo no autorizado "se movió" a través de cuatro balcones para entregar una bolsa (contenido desconocido) a la habitación de Azaitar, antes de ser atrapado por la seguridad de UFC.

La conversación dentro de la burbuja era la misma que afuera ... es decir, todos querían saber qué había en esa bolsa. Ni Azaitar ni su mánager, Ali Abdelaziz, han comentado públicamente el asunto, así que veremos dónde termina esto. Pero definitivamente fue el tema de ese día en Abu Dhabi.


4. El bromance de Michael Chiesa y Neil Magny

El frente a frente de Michael Chiesa y Neil Magny antes de la pelea del 19 de enero se convirtió en un concurso de "quién se reiría primero", con Magny llevándose la designación. Estos dos se llamaron mutuamente anteriormente en sus carreras, pero siempre fueron amigables.

La mañana de la pelea, mi productor Charlie vio a Chiesa acercarse a Magny en el área del desayuno y desearle suerte, luego preguntarle qué estaba haciendo después de la pelea, como si quisiera pasar el rato juntos después. Al día siguiente, llevaron a cabo un intercambio de camisetas de UFC en el vestíbulo del hotel. Cualquiera que esté familiarizado con estos dos no se sorprende por nada de esto, ya que ambos han sido muy decentes en sus carreras. Pero aun así fue muy bueno presenciarlo de primera mano.


5. Los altibajos de Conor McGregor

play
1:00

Conor McGregor y su hijo haciendo trabajo de construcción en la playa

McGregor y su hijo se la pasan muy divertidos haciendo trabajo pesado en una playa.

Al principio de la semana de pelea de UFC 257, se habló de que McGregor iba a entrar al puerto justo al lado del hotel en su yate personal, lo que habría sido bastante cool. Imagínese a Holloway en su balcón con vista a la marina, bebiendo un expreso, gritándole a McGregor que es el mejor boxeador de MMA. Pero finalmente, McGregor atracó el yate fuera de la vista del hotel, y mucho más tarde de lo previsto. El vestíbulo estaba lleno de personal, seguridad y cámaras la noche antes de que finalmente se registró en el hotel, porque era entonces cuando originalmente estaba programado para estar allí.

Cuando se registró, lo hizo con estilo, por supuesto. Sin camisa, llevando a Conor Jr. al vestíbulo. Cuando comenzaron sus rondas de prensa, la semana se centró en McGregor. Como era de esperar. A todos nos robaron cómo podría haber sido 2020 para McGregor, si hubiera podido continuar peleando tras su nocaut de 40 segundos sobre Donald Cerrone el 18 de enero del 2019. Definitivamente hubo un ambiente optimista en la semana sobre McGregor y su 2021, y no me importa compartir que la inmensa mayoría de las personas con las que hablé antes de la pelea creían que McGregor iba a ganar.

Y contrastar ese momento de su llegada con el momento en que lo vi salir de su vestuario después de la derrota ante Poirier, usando una muleta mientras se dirigía a la conferencia de prensa, es extremadamente memorable para mí. Porque obviamente, con el tiempo, sabremos a dónde va McGregor desde aquí, cuál será su próxima pelea y cómo le irá en ella. Pero en ese momento, al verlo alejarse cojeando de la primera derrota por nocaut de su carrera, hubo una pregunta grande de si estábamos viendo el principio del fin de la carrera de McGregor como un peleador de élite. Es asombroso lo que puede suceder con la perspectiva de la carrera de un peleador en el lapso de una semana en este deporte.