<
>

Matiss Kivlenieks, de Columbus Blue Jackets, muere en accidente con fuegos artificiales

play
Los Lightning están a un paso de ganar la Copa Stanley (2:33)

Después de ganar 6-3 en el Juego 3 a los Canadiens, los Tampa Bay están a punto de conseguir su tercera Copa Stanley. (2:33)

Un médico forense en Michigan determinó, luego de la autopsia, que el portero de Columbus Blue Jackets, Matiss Kivlenieks, murió de un traumatismo en el pecho por una explosión de fuegos artificiales y no por una caída, como informaron las autoridades anteriormente.

La policía de Novi, Michigan, dijo que los fuegos artificiales se inclinaron ligeramente y comenzaron a dispararse hacia las personas cercanas el domingo por la noche. Kivlenieks, de 24 años, estaba en un jacuzzi y trató de escapar junto con otras personas, dijo el teniente de policía Jason Meier.

Meier dijo que el departamento de bomberos y los técnicos de emergencias médicas llegaron a una casa privada a las 10:13 de la noche, hora local, el domingo.

La respuesta de emergencia tardó 4:38 minutos en llegar después de recibir una llamada al 911. Kivlenieks fue trasladado a un hospital local, donde fue declarado muerto.

La oficina del médico forense del condado de Oakland informó los resultados preliminares de la autopsia el lunes por la tarde.

Antes de la autopsia, la policía dijo que se creía que Kivlenieks se resbaló y se golpeó la cabeza contra el concreto mientras huía de los fuegos artificiales.

"Por ahora solo estamos seguros de que fue un trágico accidente", dijo Meier.

Kivlenieks fue titular en dos juegos con los Blue Jackets la temporada pasada y recientemente había jugado para Letonia en el Campeonato Mundial IIHF. Jugó en ocho partidos en total en su carrera en la NHL y se esperaba que peleara por tener más acividad la próxima temporada.

"Estamos conmocionados y tristes por la pérdida de Matiss Kivlenieks, y extendemos nuestro más sentido pésame a su madre, Astrida, su familia y amigos durante este momento devastador", dijo el presidente de operaciones de los Blue Jackets, John Davidson, en un comunicado. "Kivi era un joven sobresaliente que saludaba todos los días a todos con una sonrisa y el aprecio que tuvo durante sus cuatro años con nuestra organización no será olvidado", dijo.

"Algo que amaba y apreciaba de él era que tenía una gran sonrisa y siempre estaba de buen humor", dijo el ex capitán de los Blue Jackets, Nick Foligno, a Emily Kaplan de ESPN en un mensaje de texto. "Se que es un cliché, pero ese es exactamente el tipo de hombre que era. Disfrutó de su vida como un joven de 24 años que vive un sueño y se notaba que no desperdiciaba un día, lo que hace que esta tragedia sea incluso más difícil de sobrellevar. Estamos orando por su familia y todos los que lo conocimos. Fue un día difícil para todos en la organización".

Se guardó un momento de silencio en la memoria de Kivlenieks antes del Juego 4 Stanley Cup entre los Tampa Bay Lightning y los Montreal Canadiens el lunes por la noche. Horas antes, el comisionado de la NHL, Gary Bettman, emitió un comunicado sobre la muerte de Kivlenieks.

"En nombre de la familia de la NHL, extendemos nuestro más sentido pésame a su familia, amigos y compañeros de equipo tanto en la organización Blue Jackets como en su país natal, Letonia", dijo Bettman. "Su amor por la vida y su pasión por el juego serán extrañados por todos aquellos que han tenido la suerte de tenerlo como compañero y amigo".

El gerente general de los Blue Jackets, Jarmo Kekalainen, compartió sus condolencias en Twitter.

Kivlenieks, quien no fue reclutado en el draft, firmó con Columbus como agente libre en 2017. Hizo su debut en la NHL en el Madison Square Garden el 19 de enero de 2020, deteniendo 31 de 32 tiros para vencer 2-1 a los New York Rangers.

La semana pasada, Kivlenieks y su compañero portero de Columbus, Elvis Merzlikins, estuvieron en el Mid-Ohio Sports Car Course para un evento. Kivlenieks pasaba el verano en Estados Unidos.

En este informe se utilizó información de Emily Kaplan de ESPN y The Associated Press.