<
>

Los mejores tiradores de esta década

play
Stephen Curry, en su mejor año tirando de tres (1:00)

El base de los Warriors, considerado por muchos el mejor tirador de triples de la historia, y los récords que ha implantado en la temporada actual. (1:00)

Cuando los Toronto Raptors levantaron el Trofeo Larry O'Brien en junio pasado, el club canadiense puso punto final a una alocada década en la historia de la NBA.

El decenio de 2010 pasará a la historia como uno de los periodos más exitosos en la historia de la liga y también será recordado por dos tendencias características: el ascenso del enceste de triples y la consolidación del análisis estadístico. Las destrezas de enceste siempre han sido vitales en la NBA, pero se han convertido en fundamentales durante la década que está a punto de concluir. La liga decidió adoptar ampliamente selecciones de cestas analíticamente correctas que promovieron el enceste de triples, minimizando las opciones a rango medio.

Esta combinación de enceste y análisis estadístico resultó en un despertar que ha reformulado por completo el panorama del baloncesto profesional. La mayor parte de las cestas más importantes de la década se produjeron todas más allá del arco de los 3 puntos: la puñalada de Ray Allen desde la esquina derecha, el paso atrás de Kyrie Irving en el Juego 7 en 2016. Antes de que Stephen Curry se alzara con su primer premio al Jugador Más Valioso en 2014-15, ningún otro Jugador Más Valioso de la NBA había sido líder de liga en anotación de triples. Actualmente, tres de los últimos cinco ganadores se han llevado el liderato de la categoría.

Esta década perteneció a los encestadores y los 10 que mencionamos a continuación fueron lo mejor de lo mejor. Si bien no existe una simple métrica estadística que cuantifique las destrezas encestadoras, los principales anotadores de este deporte tienen la habilidad de combinar volumen y eficiencia en formas en las cuales los jugadores normales de la NBA simplemente no pueden lograrlo. No hablamos simplemente de los jugadores con el mejor porcentaje de efectividad en triples, eFG% o TS%. Ellos crearon y convirtieron miles de cestas difíciles por todos lados de la cancha en promedios altos.

En una década obsesionada con la eficiencia en el enceste, estos señores reformularon por completo la forma en la cual vemos y evaluamos al enceste y anotación en el baloncesto profesional.


1. Stephen Curry

Tenemos que empezar con Curry, quien ostenta argumentos válidos para ser considerado el mejor encestador que haya visto la historia de este deporte. En una década que recordaremos por el despertar del enceste de triples, Curry fue el reloj que sonó la alarma..

Revisen lo siguiente:

  • Al convertir un total de 2,025 triples en la década de 2010, James Harden se ubicó en el segundo lugar en la NBA en la categoría de triples convertidos. Steph fue el número 1 por años luz, anotando 458 triples más que Harden.

  • Los triples de Curry fueron difíciles. Nadie ha intentado una mayor cantidad de triples desde 2013-14 (la primera temporada de la cual tenemos data completa de rastreo de jugadores por Second Spectrum) y apenas cuatro jugadores hicieron intentos más difíciles. La brecha entre el eFG esperado (49.6%) y el eFG concreto (64.0%) de triples es mayor que el de cualquier otro jugador.

Esa combinación de volumen perimetral y eficiencia, dicho de forma simple, no tenía precedentes antes de la llegada de Curry. No obstante, a medida que ascendió el estrellato de Curry, el resto de la liga tomó nota. Curry estará vinculado por siempre a las tendencias dominantes de la presente década. Su tabla de disparos de las últimas 10 temporadas nos muestra a un hombre con mucha capacidad de hacer que balones de cuero vuelen por los aires hasta entrar por aros de metal desde todos los ángulos imaginables.

Previo a la temporada 2015-16, ningún otro jugador de la NBA había logrado más de 300 triples en una misma temporada: ni Larry Bird, ni Reggie Miller, ni Ray Allen, ni Curry. En esa campaña, Steph convirtió 402, en gran medida porque logró liberar el poder del triple sin asistencia. La temporada 2015-16 de Curry probablemente sea la mejor temporada en la historia de la NBA en lo que a enceste se refiere. Logró convertirse en el único jugador en la historia en sumar cifras 50/40/90 mientras anotó un promedio superior a 30 puntos por partido.

Antes de llegar a la presente década, el enceste de triples era una destreza reservada para los especialistas de la técnica de "atrapar y encestar"; no obstante, Curry acabó con los récords de enceste al destruir esos convencionalismos. Hasta el día de hoy, aproximadamente el 80% de los triples en la NBA son asistidos, pero en el caso de Curry, dicha cifra es de apenas un 62%. Este chico crea y convierte sus propios triples, mejor que nadie que hayamos visto antes:

  • Desde la campaña 2013-14, un total de 57 jugadores han intentado al menos 500 triples saliendo del drible. CJ McCollum se ubica en el puesto 2 de ese grupo al convertir el 37% de sus intentos; Curry tiene el 40.7%, según las estadísticas de Second Spectrum

  • En ese mismo lapso, 218 jugadores han intentado por lo menos 500 triples de atrapar y encestar. Curry se ubica en el segundo puesto en triples convertidos y porcentaje de triples (3P%).

play
0:15

Triple de Steph Curry en la transición

Warriors vs. Blazers. Alertas NBA.


2. Kevin Durant

La carrera para ocupar el puesto del segundo mejor encestador del decenio 2010 estuvo mucho más reñida que la lucha por el primer lugar; aunque es difícil argumentar en esta situación contra KD.

Durant puede anotar desde cualquier lado contra cualquier rival. Eso es lo que le convierte en un jugador especial. Los intentos cerca del aro siguen siendo los más eficientes del baloncesto. Contrario al resto de grandes encestadores en salto de la década, Durant es un monstruo frente al aro al igual que en rango medio. Cuando se analiza su tabla de cestas, uno puede comprender la amplitud de su genio.

Durant ganó cuatro títulos de anotación en la década de 2010 gracias a una absurda combinación de estatura, destrezas, inteligencia e instinto encestador. Ningún otro jugador en la NBA puede obtener espacios óptimos con tanta facilidad. Adicionalmente, Durant intentó una mayor cantidad de cestas en salto que cualquier otro jugador en la presente década. En otras palabras, ganar dinero se hizo fácil.

Si hacemos un seguimiento de todos los disparos hechos desde la temporada 2013-14, no sólo los triples, Durant tuvo la segunda brecha mayor entre su expectativa de eFG y eFG concreto, según la data de Second Spectrum. Su plus-9.82% estuvo ligeramente por debajo del plus-9.92% de Curry y ningún otro jugador superó plus-7.54%./p>

Al igual que Curry, Durant consiguió un año 50/40/90, pero en un caso distinto al de Curry, convirtió sus cestas en mayor medida dentro del arco.


3.LeBron James

Nadie anotó mayor cantidad de puntos en la década de 2010 que LeBron James. A la hora de estudiar las cifras de enceste, es imposible dejar a James fuera de esta lista. Fue el dueño absoluto de la pintura en la presente década.

Ciertamente, en un caso distinto a las otras súper estrellas revelación del decenio, la eficiencia anotadora de James se limita en mayor medida a una sola área. Pero esa área sigue siendo la más vital de este deporte. A pesar del crecimiento sustancial del enceste de triples, las cestas alrededor del aro siguen produciendo los mejores dividendos de todo el baloncesto.

Probablemente, la estadística de anotación más asombrosa del decenio nos revela lo dominante que ha sido el mejor jugador de la década en la zona más importante de esta disciplina deportiva. Presten atención a lo siguiente:

  • James fue líder de la NBA en anotación total en la pintura y se ubicó en el puesto 2 en eficiencia en la pintura, de un total de 227 jugadores con al menos 1,500 intentos durante las 10 temporadas más recientes.

Sí, es toda una locura. Si bien el enceste interior se trata de una destreza totalmente distinta al enceste en salto, James es el Steph Curry de las cestas convertidas cerca del aro:

  • Dwight Howard se ubicó en el puesto 2 en la NBA de la década 2010 al convertir una asombrosa cifra de 3.796 tiros de campo a menos de ocho pies de la cesta. ¡James hizo 4,434 cestas de este tipo!

  • Durante la década 2010, 152 jugadores de la NBA diferentes convirtieron al menos 1,000 tiros de campo a una distancia de hasta ocho pies de la cesta. De dicho grupo, James se ubicó en el primer puesto en porcentaje de tiros de campo FG%, convirtiendo un promedio de 69.2% de sus cestas, lo cual raya en lo ridículo.

play
0:20

Giro para doble y falta para LeBron James

Lakers vs. Suns. Alertas NBA.

Es válido decir que James es apenas un encestador en salto dentro del promedio; éste convirtió apenas el 38.3% de sus cestas a una distancia mayor a los ocho pies durante el decenio 2010. A pesar de ello, es imposible argumentar que el mejor anotador de la década tiene una fórmula ofensiva con resultados inferiores a la grandeza.


4. Klay Thompson

Thompson cuenta con sólidos argumentos para ser considerado como el encestador más temible que hayamos visto en momentos clave de los partidos. Sólo hay que mencionar su nombre frente a un aficionado del Oklahoma City Thunder para ver el terror que puede infundir en una hinchada. Si no fuera por los 11 triples convertidos por Thompson en un Juego 6 de las Finales de la Conferencia del Oeste de 2016 que era obligatorio ganar, el panorama completo de la NBA hoy sería totalmente diferente. Esa misma noche, Klay y sus triples salvaron la temporada de Golden State, clavaron un puñal en la tentativa carrera del Thunder por el título y sentó las bases de la llegada de Durant a Oakland ese mismo verano.

play
0:30

Triple de Klay Thompson provoca airada celebración de Steph Curry

Rockets vs. Warriors. Alertas NBA.

Contrario a lo visto en prácticamente todo el resto de los especialistas de "atrapar y encestar", Thompson ha ganado partidos en momentos importantes con un volumen de anotación tan eficiente que termina rayando en lo ridículo. ¡¿Quién puede olvidar la noche de 2016 cuando anotó 60 puntos contra los Pacers a pesar de driblar en sólo 11 ocasiones y poseer el balón durante un total de 90 segundos?!

Thompson convirtió la tercera mayor cantidad de triples en la presente década, siendo solo superado por Harden y Curry. Pero la locura radica en que Thompson lo logró en su condición de segunda o tercera opción dentro de uno de los equipos más dominantes de su época.


5. James Harden

Ámenlo u ódienlo. Independientemente de sus sentimientos, no hay forma de negar que Harden es uno de los anotadores más innovadores que jamás hayamos visto. Si bien su tabla de disparos nos revela que se mantiene dentro del promedio desde la cancha, Harden logra una eficiencia de súper estrella al mantenerse dentro de una estricta dieta ketogenica de cestas para así acercarse a la línea.

Harden comenzó la década siendo un joven suplente en Oklahoma City, pero terminó siendo el mariscal de campo de la ofensiva más particular de todo el baloncesto. A pesar de que sus cifras de eficiencia no sean competitivas en comparación con el resto de los jugadores en la presente lista, su volumen, creatividad y sentido de innovación no tienen comparación.

play
0:16

Triple de Harden obliga al tiempo extra en el Oracle Arena

Rockets vs. Warriors. Alertas NBA.

¿No me creen? Harden ya es líder de todos los tiempos en la NBA en triples sin asistir y eso que aún no ha cumplido 30 años.


6. Dirk Nowitzki

play
0:15

Dirk Nowitzki dando muestra de sus tiros al aro

NBA: Mavericks vs. Heat

El otro jugador que ha combinado estatura, anotación y eficiencia en cestas en salto, aparte de Durant, es Nowitzki. No obstante, Dirk comenzó esta década a sus 31 años y si bien fue líder de los Mavericks cuando alcanzaron el título de la NBA en 2010-11, es válido decir que muchas de sus mejores temporadas se produjeron en la década del 2000.

A pesar de ello, Nowitzki rutinariamente consiguió ostentar algunas de las mejores tablas de enceste de la liga hasta bien entrados sus 30 años al intentar y convertir cestas increíblemente difíciles a rango medio. Los defensores rivales estaban conscientes de lo que tenían que enfrentar, pero eso no importaba. Gracias a su fadeaway, su alto punto de liberación y disparo con arco alto, Nowitzki anotaba consistentemente incluso contra algunos de los defensores más hábiles de la liga, mientras convertía miles de cestas a rango medio.

Existen pocos encestadores en la historia de la NBA capaces de conjurar una imagen en nuestros cerebros tan rápidamente como lo hizo Nowitzki. Hasta los aficionados casuales son capaces de imaginárselo a espaldas del poste y el aro, antes de ascender con su disparo con una pierna y liberar esa cesta en salto digna de los illuminati. Ya sabemos bien cómo se verá la estatua de Nowitzki. No obstante, si hay algo triste en esta década, es que el juego frente al poste y la cesta de rango medio (los elementos que convirtieron a Dirk en un nombre conocido) están quedando rápidamente en desuso. Si se mantienen las tendencias actuales, esos disparos a una sola pierna serán una especie en extinción, de la misma forma como desaparece el gancho.

A la hora de revisar la actuación de los encestadores por zona más eficientes de la liga en la década de 2010, concluimos que Kirk convirtió cestas en salto a rango medio con un promedio mejor al del resto. Él fue para las cestas de rango medio lo que Curry fue para la cesta a larga distancia.


7. Chris Paul

Chris Paul es uno de los mejores encestadores a rango medio del mundo. ¿Quién es capaz de olvidar esa cesta después del drible, superando a Tim Duncan, para sellar la victoria y eliminar a los Spurs en los playoffs de 2015? Paul desarrolló un increíble arsenal de cestas a rango medio durante 12 años en la NBA antes de llegar a Houston, la "Tierra donde la cesta a rango medio no existe".

¿No hay cestas a media distancia? No hay problema. Rápidamente, Paul adaptó su juego al estilo "Moreyball" y se convirtió en una sólida amenaza de triples mientras que prácticamente se abstuvo por completo de esas cestas en salto que le hicieron famoso.

Durante sus seis primeras temporadas en la NBA vistiendo el uniforme de los Hornets, los triples de Paul comprendieron apenas el 18% de sus cestas. En sus seis temporadas siguientes, vistiendo el uniforme de los Clippers, comprendieron el 28%. No obstante, en sus dos últimas campañas, sumaron el 48% de sus disparos. Ha sido una destacable transformación a finales de su carrera y otro elemento adicional de evidencia que los mejores encestadores del mundo pueden prosperar y adaptarse de maneras que están lejos del alcance de los encestadores normales.

Una de las preguntas más interesantes con respecto al próximo capítulo de Paul en Oklahoma City: ¿Volverá a utilizar su hermoso juego a rango medio?


8. Damian Lillard

Si no fuera por Curry, Lillard sería un personaje revolucionario: el encestador de triples profundos más grande que hayamos visto en la historia del baloncesto. Junto con Steph, Lillard está cambiando la forma en la cual la NBA considera ciertas distancias de disparos como aceptables. Ambos hombres se sienten cómodos convirtiendo a más de 30 pies de distancia, algo que habría sido motivo de risa a principios de este mismo siglo. Nadie se ríe ahora, viendo que Lillard utiliza esos triples profundos con gran efectividad.

play
0:35

Dos triples a la carta de Damian Lillard

NBA: Portland Trail Blazers vs. Charlotte Hornets

Lillard ha convertido cestas importantes en momentos clave, con puntos monstruosos para sellar victorias contra Houston en 2014 y Oklahoma City en 2019. La cesta contra el Thunder pasará a la historia como la cesta para concretar un triunfo más audaz en la historia de los playoffs. La tranquila y elegante cesta a 37 pies de distancia que puso fin a la era Westbrook en Oklahoma City habría sido una cesta terrible para la mayoría de los anotadores de la NBA; no obstante, Lillard no es un anotador normal. Durante la temporada 2018-19, Lillard convirtió aproximadamente el 39 por ciento de sus cestas entre 30 y 40 pies de distancia.


9. JJ Redick

Redick ha dado saltos para cambiar de equipo durante toda su carrera. Los New Orleans Pelicans serán su quinto club desde que debutara en la NBA en 2006. No obstante, mientras que Redick se acercó a la cúspide de sus condiciones físicas, la NBA comenzó un amorío con las cestas de 3 puntos y Redick ha cobrado los cheques para demostrarlo, mientras las distintas organizaciones continúan valorando su capacidad única de convertir cestas en toda clase de dilemas.

Junto a Curry y Thompson, Redick es uno de los pocos jugadores en la NBA que puede salir de un rincón, poner sus pies en movimiento y conseguir una cesta de alta eficiencia en pleno tráfico.


10. Kyle Korver

Korver ha oscilado entre cinco organizaciones diferentes durante su notable carrera de 16 años en la NBA. Si bien su uniforme ha cambiado mucho en dicho periodo, su cesta en salto ha permanecido consistente de forma increíble.

De un total de 200 jugadores en la NBA que han intentado al menos 1.000 triples en la década 2010, nadie ha sido más preciso que Korver, quien convirtió la insólita cifra del 44.5% de sus intentos. Korver es el único miembro de la lista que supera a Curry.

¿Cuál es la única razón por la cual Korver no se encuentra en un sitial mayor en dicho listado? No puede crear sus cestas como si lo hacen las figuras que están por encima de él.