<
>

Jason Kidd llegó a Mavericks para consentir a Luka Doncic

play
José Juan Barea confirma que no tiene nada todavía con Dallas (0:47)

El veterano base boricua le dijo a ESPN que su concentración es total con los Cangrejeros en el BSN, pero tiene interés en ser coach con los Mavericks. (0:47)

DALLAS – Todo mundo en Dallas sabe que Jason Kidd regresó para intentar llevar a Luka Doncic al siguiente nivel y él mismo reconoce que esa es la meta que definirá su legado como entrenador de los Mavericks.

Kidd está consciente de que necesita dosificar el trabajo de su súper estrella de 22 años y para lograrlo tiene que darle los compañeros necesarios para que se sienta cómodo repartiendo el balón durante los 48 minutos que tiene un partido.

El nuevo entrenador en jefe de los Mavericks aseguró el jueves en su presentación formal con la prensa que cubre al equipo que su encomienda es sencilla, si se considera el singular talento de Doncic y al nuevo gerente general, Nico Harrison, sumado a la actitud siempre emprendedora del propietario Mark Cuban.

"Mi trabajo es darle respuestas al exámen (de Doncic)", dijo Kidd. "Su imaginación está en el nivel más alto. Es grandioso poder ser parte de esto. Cuando yo era joven probé un montón de cosas y sé que volví locos a muchos de mis entrenadores.

"No me voy a enojar con él", agregó. "He estado en sus zapatos".

Una de las hipótesis del cambio de entrenador en Dallas es precisamente que el anterior, Rick Carlisle, tenía una desgastada relación con Doncic por su estilo de dirección más rígido, que terminó por explotar con la segunda eliminación en primera ronda de postemporada hace poco más de un mes.

"Me encanta todo lo que hace", señaló Kidd sobre Doncic. "Aquí en Dallas vamos a jugar poca defensa porque sabemos que podemos anotar puntos".

La tercera era de Kidd, ahora como entrenador, comenzó de manera oficial con el equipo que lo reclutó en el Draft de 1994 y del que se fue en 1996; el mismo que lo llevó de regreso en el 2008 en un canje multitudinario, seguro de que era el jugador que faltaba para llevar al primer y único campeonato de su historia a la franquicia, en el 2011.

"Siento como que esta es mi casa", afirmó. "He vivido demasiado y muchas cosas con esta franquicia como para sentirme bendecido de la oportunidad que me están dando".

Kidd dijo que aún están en el proceso de entrevistas para completar el staff de entrenadores, que incluirá ex jugadores como José Juan Barea y Tyson Chandler, a los que de antemano invitará a trabajar en la Liga de Verano, para que evalúen si en realidad pretenden dedicarse a eso.

Cuban y su nuevo entrenador aseguraron que Kristaps Porzingis será parte fundamental del equipo y que ha recibido críticas injustas por su desempeño en la anterior postemporada.

"Durante los Playoffs, hizo exactamente lo que pedimos que hiciera", afirmó Cuban.

Los Mavericks también presentaron este jueves en el mismo evento a su nuevo gerente general.

"Simplemente, pensé que era tiempo para una nueva voz", explicó Cuban. "La lLga ha cambiado. Los jugadores han cambiado. La manera en que construyes un equipo de camponato también es diferente y debe tener nuevas herramientas".

Harrison coincidió con Kidd en que el equipo girará alrededor de Doncic, a quien tratarán de consentir con jugadores que ayuden a elevar su nivel.

"Es un talento para las generaciones que debemos maximizar con ayuda en todos aspectos", dijo. "Es difícil ser quisquilloso con un jugador All-NBA".