<
>

Un Día Como Hoy en el Béisbol: Por qué todo el mundo adoraba la defensa de Ozzie Smith

play
Kurkjian recuerda el sobresaliente guante de Ozzie Smith (1:33)

En el aniversario del retiro de Ozzie Smith, Tim Kurkjian recuerda su guante increíble y la forma como jugada en el campocorto. (1:33)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 1996, el torpedero de los Cardinals Ozzie Smith anunció su retiro, efectivo al final de esa temporada.

Se retiró como el mejor campocorto defensivo de todos los tiempos, y dada la habilidad y la responsabilidad necesarias para jugar esa posición, se podría argumentar que Ozzie Smith es el mejor jugador defensivo, en cualquier posición, de todos los tiempos. Ganó 13 Guantes de Oro. Participó en más dobles matanzas que cualquier otro torpedero en la historia de la Liga Nacional. Lideró su liga en porcentaje de fildeo ocho veces, lo que empata el récord de las Grandes Ligas para un campocorto. Y lo hizo todo con estilo, dramatismo y elegancia. Las jugadas que hizo tuvieron que verse para creerse. Por eso era el Mago de Oz; Jack Buck simplemente lo llamó "El Mago".

"Al principio, lo veíamos asombrados", dijo el ex compañero de equipo de los Cardenales Andy Van Slyke. "Pero como es la naturaleza humana, después de un tiempo él hacía estas jugadas y pensábamos, 'Luego vas a la cárcel por cinco años y lo extrañas, y cuando sales, miras y dices:" Oh, qué hermosa puesta de sol"". Ese es Ozzie Smith. Era bello en movimiento cada vez que hacía".

Smith entró al Salón de la Fama en su primera votación. Hizo 15 equipos Todos Estrellas. Se robó 590 bases. Conectó 2,460 hits. Nunca se ponchó 50 veces en una temporada. Terminó segundo en la votación de MVP en 1987 cuando anotó 104 carreras, remolcó 75, se robó 43 bases, recibió 89 bases por bolas y solo 36 ponches. Pero siempre será conocido por su defensa. Y tal vez la mejor jugada defensiva que haya hecho fue con los Padres en 1978. Se lanzó a su izquierda en búsqueda de un rodado duro bateado por Jeff Burroughs, la pelota dio un bote extraño, Smith se echó hacia atrás y la atrapó con las manos desnudas detrás de él, se recuperó poniéndose en pie y puso fuera a Burroughs en la inicial.

El receptor Terry Kennedy jugó con Smith durante un año en San Diego en 1981.

"El orgullo y la precisión que tomaba todo el trabajo previo al juego fue tan impresionante", dijo Kennedy. "Atrapaba los rodados desde sus rodillas, practicaba el gran salto en el césped. Hubo algunos chispazos, jugadas sin mirar en las dobles matanzas, hacía un pequeño espectáculo, pero le funcionaba''.

Dijo Van Slyke: "Su habilidad para encontrar la base en las dobles matanzas fue probablemente lo mejor que hizo a la defensiva. En aquel entonces, la forma en que se jugaba el béisbol, había miedo alrededor de la base [de los corredores que se deslizaban] Era un acróbata, pero tenía que ser un acróbata''.

Smith era gimnasta cuando era niño. Era tan fuerte, tan ágil, que podía zambullirse, saltar, moverse como pocos. Todos los Días Inaugurales en St. Louis, hacía un salto hacia atrás mientras corría a su posición.

"Esa era una tradición tan grande en St. Louis como los Clydesdales", dijo Van Slyke. "Un Día Inaugural, lo seguí a su posición para ver cómo hacía ese salto. Quiero decir, lo estaba haciendo en sus medianos 30 años. ¿Lo practicó en casa? ¿Cómo hacía eso? Y lo hacía con el guante puesto. Lo hacía solo una vez al año, y lo hacía a la perfección''.

Otras notas de béisbol del 19 de junio

  • En 1942, Joe DiMaggio se ponchó tres veces en un juego por primera y única vez en su carrera (los tres fueron ante Mel Harder de los Indians). Un juego de tres ponches y 201 juegos de al menos tres hits para DiMaggio.

  • En 1988, el miembro del Salón de la Fama Bert Blyleven ganó su juego 250. Cubrí un juego que lanzó en 1982 en el que ponchó a nueve, todos sin tirarle. Una de las mejores curvas de todos los tiempos.

  • En 2015, Alex Rodríguez conectó su hit No. 3,000. Llegó con un jonrón. Nadie antes de Wade Boggs (1999) bateó un jonrón para el No. 3,000. Pero desde entonces, Derek Jeter y Rodríguez lo lograron.

  • En 1974, nació el inicialista base Doug Mientkiewicz. Me dijo que la peor pronunciación de su nombre era Manischewitz. Se perdió una seña de bateo y corrido un día en el Tiger Stadium y fue castigado por el mánager de los Mellizos, Tom Kelly. "Después del juego, tuve que volver al campo, colocarme en la inicial, buscar la señal, salir corriendo y deslizarme en tercera base. Tuve que hacerlo tres veces", dijo Mientkiewicz. "Había 50,000 personas en las gradas, y yo estoy corriendo las bases. Los chicos de seguridad pensaron que solo era un fanático corriendo en el campo. Tuve que decirles: 'No, soy un jugador. Perdí una seña.'''

  • En 1950, nació el lanzador Jim Slaton. En una temporada no ganó un juego durante varias semanas, por lo que su hermano, Frank, decidió comer nada más que sopa hasta que su hermano ganara otro juego. Jim no entró a un juego durante dos semanas, durante las cuales Frank perdió 16 libras. Frank le pidió a su padre que se uniera al ayuno por Jim. Papá dijo: "Amo a mi hijo, pero no estoy loco".