<
>

América, la única realidad de un torneo de a mentiritas

play
Los 'Cuatro Grandes' protagonizaron los momentos más impactantes de la J13 (1:00)

América, Cruz Azul, Pumas y Chivas llamaron robaron la atención de la jornada con sus resultados. (1:00)

LOS ANGELES -- El futbol mexicano vive de arrebatos, de estertores, de pataletas y de absurdos. Eso, sin duda, lo salpimienta como si fuera un casting para el Chapulín Colorado.

Eso endulza de incertidumbre un torneo de a mentiritas como es la fase regular para derramarse en algo poco más serio como el Repechaje, donde, cierto, entran cuatro protagonistas, algunos escoltas y otros intrusos.

Veamos:

1.- América sofocó una ilusión, de esas, engañabobos, que se gestaba en el Atlético de San Luis. Lo hace con su anodina etiqueta, pero el gol de la victoria, cargado de fibra y talento, con esos dones que regala sólo a cuentagotas Roger Martínez al minuto 97. Hasta el Indiecito, Santiago Solari, perdió la compostura. De esa dimensión el alivio americanista que cosecha más bostezos que aplausos.

2.- En tanto, Chivas exorcizó la rebatinga de un Toluca que no ha sobrevivido al asalto sobre las Águilas (3-1 en el Nemesio Díez). Guadalajara se impone 2-0 a unos Diablos que sólo han rescatado ¡un punto de 15 posibles! y aún así, pese a esa miserable cosecha, se mantienen como terceros de la tabla general.

3.- El Campeón Cruz Azul trastabilla. Hace dos disparos a gol en 90 minutos y empata 1-1 con Tigres, que está lejos de la promesa de Miguel Herrera, aquella de que “Gignac va a hacer un chingo de goles”. El francés marca apenas el primero en el torneo y el 150 en su carrera con un golazo de bandera que ensucia la jugarreta tan repetitiva de Jesús Corona ante esos potentes disparos al encoger el brazo –como otras veces-- antes que buscar el balón.

4.- Y sí, el segundo de la tabla sigue siendo el Atlas. Toda una bala perdida que, tras su paupérrima exhibición ante Chivas y un fortuito triunfo, fue a Mazatlán a perder 1-0, mientras Diego Cocca se sigue convirtiendo en el erudito más prolífico de los más bobalicones pretextos y las soroches excusas. Un Atlas, pues, a veces desbocado y a veces “desCoccado”.

América le pone candado a su presencia en la siguiente ronda, aunque es de esperarse que el próximo fin de semana, tras recibir a Santos el martes y a Tigres el sábado, pueda asegurar su sillín de manera directa en la Liguilla.

Recordemos que a las Águilas les aguardan cuatro partidos en 13 días, periodo que incluye la Final de la Concachampions ante Rayados (28 de octubre en Monterrey), con los mismos que cerrará la fase regular en el Estadio Azteca el domingo 6 de noviembre. El 31 de octubre, para alebrestar el calendario, encara a Cruz Azul.

Las Águilas trabajaron a su estilo el juego ante San Luis. Un partido trabado, soso, hosco, aburrido, intenso, sin respiro, en el que, además, colaboró la forma timorata de jugar de los tuneros madridistas, pero llegó Roger Martínez y anotó ese, el gol del torneo, con el que sabe que podrá chantajear renovación de contrato.

Por otro lado, la ciudad de San Luis Potosí fue, de nuevo, el aparador dantesco de bestiales enfrentamientos entre ambas porras. Las imágenes de saña y violencia con que se tundieron las hordas de Neandertales y Cromañones envilecieron el fin de semana, en especial un tipo con un niño en brazos participando en la gresca.

Debe recordarse que la plaza de San Luis ha sido una tierra abandonada. Ha habido grescas con saldos de heridos ante Querétaro, Tigres y ahora el América. Ya se sabe que Alberto Marrero no hizo nunca nada y ahora Severiano García tampoco trató de pensar, ni siquiera un poquito, en un plan de contingencia.

¿Y Yon de Luisa y Mikel Arriola? Ellos sólo quieren erradicar #ElGrito, aunque las calles en la periferia de algunos estadios del futbol mexicano sigan siendo coliseos sin ley, a matar o morir.

Para las autoridades de San Luis y del equipo potosino es claro: se permite la inmunidad y la impunidad a todos los rijosos, del calibre que sean.

Mientras tanto, Chivas se encontró con un equipo que le faltó al respeto. Ojo, le irrespetó porque ni siquiera lo motivó, lo incentivó, lo conminó a que jugara al futbol.

Los Diablos de Hernán Cristante fueron unos tristes diantres y su gran Luzbel, Rubens Sambueza, queda claro que las vísperas de los juegos son noches de mucha felicidad en Guadalajara.

Así el triste cadáver del Toluca y con ese saldo de un punto de 15 posibles, aún es tercero del torneo, pero ofreció una de sus más lamentables actuaciones. El 1-0 lo marca César Huerta al minuto cinco de compensación en el primer tiempo, al aprovechar un balón a la deriva tras una clara falta sobre la zaga toluqueña, pero ante lo que todos vieron, el VAR cerró los ojos.

El 2-0 es de Ronaldo Cisneros al ’95, cuando la pereza de los toluqueños concede todas las facilidades.

El verso y el verbo del interino, Marcelo Michel Leaño, sigue pensando que tiene “un equipazo” y “unos jugadorazos”, mientras que Cristante sí hace un diagnóstico serio al aceptar que sus exorcizados juegan a ser “un equipito”.

Por lo pronto, jornada a media semana, que seguramente puede poner un poco de orden, especialmente con las ficticias presencias de Atlas y Toluca entre los tres primeros del torneo.

De cualquier forma, usted disfrute esa dosis de arrebatos, de estertores, de pataletas y de absurdos del torneo mexicano. Recuerde, todo eso, sin duda, lo salpimienta como si fuera un casting para el Chapulín Colorado.