<
>

Johan Gómez: La aventura de Dallas a Europa que espera terminar como prospecto de México o Estados Unidos

play
La historia de Johan Gómez, la joya que puede jugar con México o Estados Unidos (4:48)

Carlos Nava cuenta la trayectoria del jugador, formado en Estados Unidos, que ahora busca ganarse un lugar en Europa. (4:48)

DALLAS -- Para Johan Gómez, el llamado del futbol europeo llegó más rápido de lo que muchos esperaban, y aunque no ha logrado debutar en Primera División, este futbolista estadounidense de padres mexicanos aspira seguir los pasos de su hermano Jonathan Gomez, quien ya fue convocado por el Tri, aunque aún no sabe cuál selección lo podría llamar primero.

Gómez, de 20 años, recién termina su primer año en el FSV Zwickau de Alemania, después de su paso por el FC Porto de Portugal, que fue su puerta de entrada a Europa proveniente de las fuerzas básicas del FC Dallas.

Sus raíces mexicanas lo convierten en un prospecto interesante para el futuro del Tri, aunque reconoce que aún le falta mucho para alcanzar la meta de jugar un Mundial, un objetivo que se fijó desde que comenzó a jugar en su natal Arlington, Texas, en el área Dallas-Fort Worth.

“Vengo de una familia futbolera. Mi tío jugó con Cruz Azul Hidalgo“, dijo Gómez. “Comencé a jugar futbol desde los tres o cuatro años. De hecho, desde que tenía uno o dos años comencé con la pelota. Desde ahí le agarré la onda y no he parado“.

Después de sus primeros años con equipos de la YMCA y del club Solar en niveles Classic/Select de Dallas, recibió el llamado de la Academia del FC Dallas.

Fue parte fundamental de los equipos del FC Dallas que dominaron en su tiempo la liga de la U.S. Soccer Development Academy, hoy MLS Next, hasta que se dio cuenta de que estaba listo para buscar retos más importantes, sin descuidar sus estudios.

“Siempre la trayectoria para mí fue conseguir una beca en el colegio (universidad)“, dijo en entrevista con ESPN. “Pero empezando la Sub 17 en la Generation Adidas Cup empezaron a llegar agentes y ahí comencé a ilusionarme. Pensé que sí se puede hacer. Empecé a ver a mis compañeros que firmaban profesional ahí mismo con el FC Dallas, que se iban con selecciones. Me di cuenta de que sí se podía“.

“Originalmente, me habían ofrecido un contrato con el North Texas Soccer (segundo equipo profesional del FC Dallas), con la idea de jugar un año ahí y luego irme al primer equipo“, agregó. “Obviamente no era una opción ideal para mí y por eso no tomé esa ruta“.

Gómez tuvo la oportunidad de probarse con tres equipos europeos, con los que sintió que tuvo buen desempeño. Pero no recibió noticias.

Cuando pensó que regresaría a Estados Unidos para decidir si volvía con el FC Dallas o aceptaba ofrecimiento del futbol universitario, llegó la llamada que cambiaría su vida.

“Ya estaba muy cansado, llevaba un mes fuera de casa, pero era el Porto“, mencionó. “Tiene una historia muy grande con los mexicanos. Y ahí me quedé con el Porto“.

Gómez pronto comenzó a rodearse de jugadores del primer equipo con experiencia en el futbol mexicano como el portero Agustin Marchesín, Jesús 'Tecatito' Corona y de manera fugaz por Héctor Herrera, quienes de inmediato lo sumaron como “parte de su familia“.

“Marchesín me invitó a quedarme en su casa, me llevaba a cenar con su familia. Me regaló una playera. Esas experiencias se quedan marcadas contigo toda la vida“, recordó. “Tecatito siempre me decía que lo más importante es creer en ti y trabajar duro“.

Gómez aprovechó la experiencia de alternar con jugadores del más alto nivel, que estaban ya consagrados en Primera División de Portugal y que jugaban torneos tan importantes como la Europa Champions League y el Mundial, para absorber todo dentro y fuera de la cancha, desde la preparación hasta la manera de encarar los partidos.

“Todo pasó muy rápido, de estar con la Academia Sub 19 del FCD, ahora estás en el Porto“, reconoció. “Es una locura. Ni tiempo tuve para pensarlo“.

SIGUE SU PROCESO EUROPEO
Durante el verano pasado, llegó el momento de seguir su camino hacia mejores oportunidades, con la esperanza de acercarse más aún a la Primera División de Europa. Se mudó a la tercera liga de Alemania.

“Muchos jugadores han venido para acá de Estados Unidos y pudieron hacerlo“, dijo. “Es una buena liga para jugadores jóvenes. La Primera y la Segunda de Alemania dan mucho seguimiento a esta liga. En Alemania estoy en el primer equipo, aunque es Tercera División“.

“En Portugal entrenaba con el primer equipo, pero nunca tuve la oportunidad de jugar con ellos. Por eso quería evolucionar un poco y jugar para un primer equipo“.

Gómez es un jugador nacido en Estados Unidos de padres mexicanos, que espera algún día ser considerado por alguna de las selecciones nacionales para las que es elegible.

“De Estados Unidos a veces me llegan mensajes. De México no he sabido nada“, mencionó. “Hay muy buenas ligas aquí en Alemania. Definitivamente voy a empezar a llamar más la atención y luego tener llamados a la selección porque mi meta es jugar un Mundial. Me falta, pero ahí voy en el proceso“.