<
>

Esteban Andrada, varado en Ecuador, habló con ESPN F90: "Alguien se tiene que hacer responsable por esto"

Esteban Andrada le contó a ESPN F90 cómo se encuentra en Guayaquil, tras quedar aislado por tener Covid-19, aseguró que tuvo el respaldo de Boca Juniors, pero le reclamó a la organización de la Copa CONMEBOL Libertadores: "Alguien se tiene que hacer responsable de esto".

"Estoy un poco preocupado, porque uno no sabe qué puede pasar. Por ahora estoy sin síntomas, pero no sé cómo está la situación sanitaria acá en Ecuador. Quiero llevarle tranquilidad a la familia", abrió en su videollamada desde el cuarto de hotel donde se encuentra cumpliendo la cuarentena desde el domingo.

"Quiero decirle a mi familia que estoy bien. Es lógico que se preocupen porque hasta ayer (miércoles) a la tarde no sabían nada. Después se pusieron todos a disposición. Quiero agradecer al consulado de Guayaquil, que se puso en contacto con mi señora y le dijo que Boca estuvo desde el primer día trabajando, pero como ella no lo sabía, se preocupó y por eso salió a decir lo que dijo".

Con respecto a cómo se encuentra ahora, Andrada detalló: "Se quedó un médico de la delegación, también me están mandando mensaje compañeros y excompañeros. Le quiero agradecer a Franco Armani que se preocupó y me mandó un mensaje. También Gustavo Alfaro, todos se solidarizaron conmigo. Por suerte estoy asintomático y esperando lo que va a pasar".

Pese a tratar de ser paciente y valorar el apoyo recibido por el club, colegas y el consulado argentino, el arquero xeneize reclamó a la organización del torneo: "Estoy esperando a ver qué solución le van a dar. Alguien se tiene que hacer responsable de esto. No sé si hubo otro caso similar".

"La gente que organiza todo esto. Yo no vine a pasear acá. Es un poco chocante que nadie sabe nada, toda la incertidumbre".

Al repasar cómo es que llegó a quedar varado en Ecuador, a donde Boca viajó para jugar ante Barcelona el martes 4 de mayo, consideró que tuvo "mucha mala suerte".

"Por lo que me dijo el médico de Boca, nosotros salimos el domigo con el PCR del viernes porque no llegaban a hisoparnos antes de Lanús. Y para el martes necesitábamos otro, pero para viajar salimos con el del viernes y cuando llegamos a Ecuador, el PCR del domingo había dado positivo".

"Tuve mucha mala suerte. Me hisoparon hace dos o tres días. Se podría haber evitado con un test el sábado".

"Estuve aislado con mi señora, más o menos siete días, y todos los test que me hicieron dieron negativo. Apenas regresé al club me hicieron uno, y después otro y antes el partido (con Lanús). Tuve mala suerte porque me testearon el viernes y nadie sabe lo que puede pasar".

play
0:44

Andrada: 'Me realizaron un PCR para ver si da negativo e intentar volver'

El arquero de Boca dialogó en exclusiva con FÚTBOL 90 y explicó que le hicieron un nuevo hisopado para verificar si está recuperado o deberá seguir aislado en Ecuador.

"Hoy me acaban de hisopar otra vez, para ver si al no tener tantos síntomas, la carga viral es baja y da negativo y puedo volver al país. Y ahora me van a hacer otro del ministerio".

"Me comuniqué con Sergio Marchi (de Futbolistas Argentinos Agremiados) porque nadie sabía nada acá y me derivó con la cónsul de acá y ellos hablaron con mi familia".

"Mi nena mi dijo: 'Papá, me dijiste dos días' y la vamos piloteando. Hoy es el cumpleaños de mi hijo. Cuando mi señora no sabía nada, por eso salió a hablar", comentó sobre la reacción de su familia.

Y contó cómo trata de pasar el tiempo: "Veo tele y estoy a full con Netflix. Se complica, llega un momento en que ya no sabés qué hacer, pero no queda otra que esperar".

"Uno nunca quiere perderse un partido con la camiseta de Boca, ojalá pueda volver al arco y hacer feliz a toda la gente".

"Quería mandarle un saludo a Miguel (Russo), porque estaba muy preocupado, vino como tres veces a la noche y es un ser humano increíble".

Andrada cerró asegurando que el Consejo de Fútbol, al que su propia esposa apuntó como responsable, siempre lo acompañó.

"Me llamaron del Consejo de Fútbol, me escribió Riquelme, el Chelo Delgado, me llamaron Bermúdez y Cascini. Sé que no se pudieron quedar, pero igual no me podían ver. Estuvieron ahí mandando mensajes".