<
>

D'Alessandro, Inter y River se vuelven a encontrar

play
D'Alessandro: "La final contra Boca va a ser recordada hasta el último día" (0:39)

El Cabezón recordó la épica definición de la Copa Libertadores. (0:39)

Las historias de Andrés D'Alessandro, River Plate e Internacional volverán a cruzarse este miércoles en la Copa Libertadores. Recuperado de un edema muscular, el mediocampista vestirá la camiseta colorada contra el equipo donde nació y que, de cierta forma, fue la responsable de su llega a Porto Alegre.

"Siempre he seguido mucho al fútbol argentino, consideré que D'Alessandro era un crack desde que se destacó en River y en las selecciones inferiores. Era casi un nuevo Maradona, zurdo y tenía un temperamento fuerte. Fui a verlo en el campo, cuando estaba en Buenos Aires, en un partido contra el Vélez (Sarsfield), pero la grada del Monumental era muy alta, estaba detrás del arco y apenas podía verlo (risas)", dijo Fernando Carvalho, expresidente del Internacional, a ESPN Brasil.

En 2003, el volante partió a Europa, donde jugó con Wolfsburgo, Portsmouth y Zaragoza. En 2008, el equipo español lo transfirió a San Lorenzo. El 8 de mayo, el argentino entraría definitivamente en el radar de Internacional tras un partido brillante contra River por los octavos de final de la Libertadores en el Monumental.

"D'Alessandro fue protagonista, jugó muy bien, incluso con su equipo perdiendo por 2-0. Ellos (San Lorenzo) estaba con dos jugadores menos y él estrelló una pelota en un poste. Luego empataron 2-2, y D'Ale fue el gran nombre de aquel partido", recordó Carvalho.

"Cuando volví al Inter (como vicepresidente deportivo), pensé: ¿'D'Alessandro, en San Lorenzo? ¡Podría estar en el Inter!' Pero la idea se quedó sólo en una idea. Poco tiempo después, contratamos a Tite y una de las posiciones que nos pidió era un mediocampista. Un empresario, que tenía vínculos con el fútbol argentino, me ofreció un jugador, pero lo rechacé. Le dije, ‘tráigame un jugador bueno, como D’Alessandro, por ejemplo. Es un crack, y está jugando en San Lorenzo’. Una semana después, trajo una carta del empresario de D’Alessandro que lo autorizaba a ser su representante exclusivo”, relató.

Carvalho viajó a Buenos Aires y tuvo una conversación bastante franca con el centrocampista.

"Hablé como era el club, las pretensiones que teníamos para él y nuestras reglas. Abordamos con D'Alessandro sobre la fama que tenía de ser una persona de trato difícil y problemático. Me respondió, ‘yo soy un profesional. Si las personas cumplen conmigo, yo cumplo todo al pie de la letra. Voy a cobrar lo que acordamos y todo va a estar bien. El fue muy receptivo desde el comienzo”, dijo.

Según el ex dirigente, la parte que involucraba al jugador fue fácil. Las mayores dificultades implicaron otras partes del acuerdo. Fueron cerca de 20 días de intensas negociaciones, con diversos viajes a Buenos Aires y España, hasta que se firmó el contrato.

"El problema es que el Zaragoza era dueño del 50% de sus derechos y tenía un gran empresario argentino, Marcelo Tinelli, hincha del San Lorenzo, que tenía la otra mitad. Había que comprar las dos partes, pero había un plazo para que el empresario adquiriese la parte de Zaragoza. La negociación fue muy difícil porque exigían garantías y no teníamos dinero a la vista. Necesitamos ayuda de Delcir Sonda, no sólo para poner dinero, sino para dar las garantías ", relató.

Una vez que el negocio fue cerrado, el Internacional anunció el fichaje de D'Alessandro el 22 de julio de 2008, por cerca de 7 millones de dólares.

Cuando llegó a Porto Alegre, el centrocampista, que tenía 27 años, fue recibido por muchos aficionados colorados en el aeropuerto.

"En el clásico siguiente, cerca de un mes después, él fue el mejor jugador y ganamos por 4-1. Él hizo un gol y participó de los otros tres, ahí se convirtió en un gran ídolo ", recordó.

Con el club brasileño, conquistó la Copa Libertadores (2010), la Copa Sudamericana (2008), la Recopa Sudamericana (2011), la Copa Suruga (2009), el Campeonato Gaúcho (2009, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015) y la Recopa Gaúcha (2016 y 2017). Tiene 91 goles en 430 partidos oficiales.

"Tengo mucha gratitud por todo lo que ha hecho y me siento muy orgulloso de haber participado de ello junto con otras personas, he tenido mucha suerte en eso. Junto con Figueroa, él es el extranjero más importante de la historia del club, no sólo por los títulos que conquistó, pero por lo que representa para el equipo ", dijo.

Desde entonces, su único período fuera del Beira-Río fue justamente un préstamo de algunos meses a River, en 2016. A pesar de eso, Fernando Carvalho cree que el mediocampista no tendrá problemas para enfrentarse a su antiguo club.

"Yo observé a D'Alessandro en un partido contra River en el que fue el mejor en el campo, estoy seguro de que no va a sacar el pie, será el viejo D'Alessandro de siempre, aunque sea contra el equipo de su corazón. Tiene dos clubes: uno del que nació hincha, torciendo y otro que aprendió a amar”.