<
>

España le da 'toque' a Albania

EFE

MADRID (Paola Núñez, corresponsal) -- España cumple en Albania al conseguir una victoria por 0-2 gracias a los tantos de Diego Costa y Nolito en la segunda mitad.

Durante un buen rato el encuentro fue una especie de reflejo de la primera parte contra Italia del martes pasado, con menos glamour y más lodo. No era el césped perfecto del Juventus Stadium, ni un rival con 'pedigree'. Era un césped mojado y pesado que en pocos minutos se empezó a levantar y ante Albania, un equipo de esos duros, impredecibles, y con menos recursos. Pero la España que se presentó en Shkoder, aunque en novedosa formación con línea de tres en defensa, cambió poco en su funcionamiento. Para bien y para mal.

Esa España que presiona y controla por completo, pero que falla irremediablemente en el último pase. Tanto, que en todo el primer tiempo tuvieron solo dos oportunidades claras de gol pese a una aplastante posesión del 80%. La dinámica era la misma que se ha visto estos días: mucho centro largo al área buscando a Costa y un remate desviado tras otro, eso cuando a Andrés Iniesta no le fallaba el pase y se le iba demasiado largo, cuando Diego Costa no sufría para jugar de espaldas y cuando Silva se atrevía a finalizar.

El canario fue de lo mejor de la primera parte en a conducción, pero le sigue faltando esa chispa y atrevimiento. Vitolo fue, durante 45 minutos, el hombre más peligroso y eso porque provocó la única gran parada del primer tiempo. Albania, completamente replegado, apenas salió de su mitad de la cancha en dos ocasiones. Y aunque suficiente para poner en alerta a David De Gea tras un remate de Roshi, para nada llegó a inquietar.

Llegó el descanso y el empate del martes en Italia ya no parecía un resultado tan conveniente. Las cosas debían cambiar y pronto pues la victoria de Israel ante Liechtenstein y la victoria parcial de los Azzurri, dejaría a España en una posición bastante comprometida. Aún así Lopetegui decidió jugársela con el plan original, con Vitolo como el único hombre dando profundidad a su equipo y un muro que tumbar por delante.

Pero un golpe de suerte le cambió por completo el panorama. Un error garrafal del portero albanés permitió que la Roja pasara en un segundo de la angustia a la euforia. En un intento de despeje, Etrit Berisha entrega al balón a Vitolo, que cede a Silva, ya encarrerado y de frente al marco, quien cede con un pase lateral a Costa sorprendiendo al arquero y dejando al atacante del Chelsea en una situación, aunque apretada, inmejorable para marcar. Y por fin, Diego Costa tuvo un remate exitoso para poner a España 1-0 por delante.

Lopetegui aprovechó para enviar a Nolito en lugar de Vitolo y Albania, que no supo reaccionar, se vio aún más desbordada con el jugador del Celta moviéndose por toda la línea de ataque. Su entrada tardó poco en surtir efecto y al 63' ya había puesto el 2-0 en su primer intento con un potente disparo cruzado tras un vistoso regate en el borde del área grande incluido.

España respiró. Bajó el ritmo y se dedicó a guardar su ventaja. Lopetegui se guardó a Iniesta y dio minutos a Isco. Pero el partido no cedía en su dureza ni había acabado de provocarle disgustos a la Roja. Una mala caída, a diez minutos del final, forzó a Sergio Ramos a pedir su cambio por un problema en la rodilla convirtiéndose en el tercer hombre que sufre un percance con la selección esta semana después de Jordi Alba, lesionado en el partido contra Italia, y Saúl, quien tuvo que volver a Madrid prematuramente por un problema en el pie.

España se avivó y prefirió no jugar con el destino. No volvió a ceder el balón. Albania, que ya se había visto maniatado y sin una vía para regresar al partido, se rindió. Y todo volvió a la normalidad. Cuatro puntos en dos partidos para liderar el grupo G con siete unidades, las mismas que Italia.