<
>

Riqui Puig: La joya del Barcelona que Koeman trata con desprecio

play
Messi sale de la banca para golear al Betis (0:59)

Leo no fue titular por primera vez con Koeman, pero ingresó en el segundo tiempo y resolvió el partido. (0:59)

CIUDAD DE MÉXICO -- Ronald Koeman no ve o no quiere ver… El Barcelona tiene una joya que emergió de su cantera y lleva por lo menos dos años desperdiciado, situación que el holandés alimenta hoy en día de forma inexplicable.

“Este chico respira talento, es uno de los nuestros... Cuando le veo jugar se percibe la escuela Barça total”, dijo Xavi Hernández hace algún tiempo.

“Es un espectáculo”, lanzó Genaro Gattuso la temporada pasada.

Desde que tenía 18 años y fue a una pretemporada con el primer equipo del Barcelona, dejó constancia de sus alcances: mediocampista fino que siempre pide el balón, dicta la salida del equipo, ve espacios que nadie más percibe y contagia con el entusiasmo propio de un soñador.

Menudito, muy, más que Iniesta incluso, y admirador de Xavi: “Siempre ha sido mi ídolo porque es de mi zona y siempre me he fijado en él”.

Ernesto Valverde, bajo una batuta cuadrada y sin la visión para apostar por la cantera, lo relegó durante toda su gestión, solo le dio cabida en las giras previas al inicio del año futbolístico.

Quique Setién es el que más oportunidades le brindó y el chico respondió de forma notable en partidos de alta exigencia ante el Atlético de Madrid y Celta; sin embargo, su ‘recompensa’ fue la banca en los siguientes compromisos, incluida la Champions League frente al Napoli y el histórico 8-2 con el Bayer Munich.

Tras la debacle en Lisboa y la sacudida total en el club se esperaba que por fin esta temporada tendría el protagonismo que demanda su talento. Incluso el entonces presidente, Josep María Bartomeu, anunció que el chico contaría con ficha del primer equipo.

Llegó Koeman y oh, sorpresa... El técnico le sugirió buscar acomodo fuera del Barcelona. En una explicación contradictoria dijo que el joven triunfará en un futuro en el Barça, pero no ahora, por ello lo invitó a marcharse.

Si con 21 años no es el momento de apostar por él, ¿cuándo?, ¿acaso Xavi e Iniesta, por citar sólo dos ejemplos, debieron irse y volver para convertirse en lo que fueron?

El holandés presume de una cultura que no teme lanzar a los chicos al ruedo bajo el amparo de su calidad. Y con Pedri eso está sucediendo en la presente campaña, lo mismo que con el ahora lesionado Ansu Fati, quien ya había irrumpido pero no como titular indiscutible.

¿Qué pasa entonces con Riqui Puig? La respuesta más lógica, si es que ésta existe, es que el canterano no es del agrado del entrenador... Incluso, antes del cierre de registros, Koeman buscó el fichaje de uno de sus paisanos, Georginio Wijnaldum, mediocampista del Liverpool de 30 años.

Puig ha jugado tres minutos en lo que va de la temporada... Tres minutos en la derrota ante el Getafe en La Liga. Busquets, De Jong, Pjanic, y hasta Sergi Roberto y Aleñá están antes que él para Koeman en el mediocampo culé.

No se entiende o no se logra entender que, por ejemplo, Trincao, joven portugués recién desempacado en las ligas mayores ya goce de las oportunidades que Puig nunca ha tenido.

El caso de Pedri ha sido una sorpresa sumamente grata tras su incorporación al equipo luego de estar cedido en Las Palmas. El novato de 18 años está aprovechando su momento, sus minutos, mismos de los que no goza Riqui.

Las posibilidades que ha tenido para mostrarse han sido a cuentagotas con Valverde, Setién y no se diga ahora, y aún así ha dejado constancia de que es imposible desaprovechar su talento.

Y el tema tampoco pasa porque los futbolistas de mediocampo en el Barça vivan un gran momento y sea imposible quitarles minutos.

Sergio Busquets: Desde hace un rato que este legendario jugador no es el mismo y su nivel está muy lejos del que lo llevó a ser parte de aquel Barcelona de ensueño compartiendo demarcación con Iniesta y Xavi.

Frenkie De Jong: Su calidad es incuestionable, tanto como la versión de que el futbolista que conocimos en el Ajax sigue sin aparecer en el Camp Nou.

Miralem Pjanic: Es un elemento de gran jerarquía, con peso específico que tampoco ha logrado convencer del todo a Koeman, aunque es de sus primeras opciones de cambio.

Sergi Roberto: Más utilizado como lateral derecho, posición en la que se ha cansado de demostrar sus enormes carencias, pero en lo que va de la temporada el técnico también lo ha empleado de mediocampista, ¡siendo opción antes que Puig!

Carles Aleñá: También está borrado, pero con todo y eso ya tiene más minutos que Riqui.

Así las cosas, ese es el panorama de los mediocampistas del FC Barcelona...

Tal vez a Riqui Puig lo condena el pasaporte... No es holandés. O sencillamente una vez más padece la ceguera de un entrenador que comete la osadía de despreciar el talento de la casa.

Koeman no ve o no quiere ver...