<
>

David Alaba, de refuerzo emergente a un líder que ha hecho olvidar a Sergio Ramos en el Real Madrid

play
¿Militão y Alaba una de las mejores duplas en la central de Europa? (3:25)

El Real Madrid consiguió el liderato de grupo tras vencer al Inter de Milán. (3:25)

MADRID -- Cuando las informaciones en torno al Real Madrid situaban a David Alaba como posible refuerzo en el centro de la zaga del club madridista, muchas alarmas empezaron a sonar.

Concretamente en dos casos que se vieron amenazados por la llegada en junio del jugador austriaco. La primera, la de Raphael Varane que, con las lesiones de Ramos y la falta de regularidad del de Camas, se vio en el compromiso de dar un paso adelante para liderar la defensa blanca que nunca dio. Y, sobre todo, la de Sergio Ramos. El andaluz, entre lesiones y el conflicto diplomático para su renovación el pasado mes de junio, se dio cuenta que Florentino Pérez no iba a ceder en su afán de prescindir del internacional español.

Sin embargo, el plan inicial del Madrid era otro. De hecho, varias fuentes del club admitieron a lo largo de la temporada pasada que la posible llegada de Alaba no tenía nada que ver con la marcha de Ramos o Varane. ESPN informó, incluso, en varias ocasiones de que el plan ideal era retener bien a Varane o a Ramos para que el ex del Bayern Munich llegara para completar la defensa.


Cómo ver el Real Madrid vs Atlético de Madrid

El partido está programado para comenzar el domingo 12 de diciembre a las 14:50 pm ET (11:50 am PT) y se transmitirá en vivo por ESPN+.

Si no tienes ESPN+, consíguelo aquí.

Descarga la aplicación de ESPN | WatchESPN | TV


Ese plan acabó por los suelos cuando Florentino Pérez se dio cuenta de que había una mínima opción de fichar a Kylian Mbappé. Por un lado, la renovación (o pulso) de Sergio Ramos y el Madrid terminó con la salida del central en dirección al Paris Saint-Germain. Por otro lado, el Manchester United y sus urgencias ayudaron a que Varane, que acababa contrato al año siguiente, dejara unos 50 millones que le venían de lujo al Real Madrid para completar la oferta por Mbappé.

Las dudas se instalaron en el ámbito deportivo del Real Madrid. El equipo dejaba marchar a la pareja que había ganado las últimas Champions League para promocionar a Eder Militao y dar la bienvenida a una incógnita llamada David Alaba. El austriaco, sin embargo, demostró desde el principio que su experiencia y hambre ayudarían a mejorar la zaga madridista.

“No para en los entrenamientos, es un portento físico”, desveló a ESPN un compañero suyo en los primeros dos meses de convivencia. Y es que la fortaleza física de Alaba le ha permitido acortar los habituales plazos de adaptación. Además, la confianza ciega de Ancelotti en él, que ya le conocía de su etapa en el club bávaro, fue clave para saber por dónde irían los tiros.

Sin embargo, a Alaba se le tiene que pedir más. Un hombre muy cercano a la directiva blanca le dijo antes del Clásico a ESPN que el central tenía que “dar un paso hacia adelante para liderar la defensa”. Y vaya que lo hizo. Dio un paso hacia adelante y un sprint que le permitió llegar al área de Marc-André ter Stegen y marcar el gol de la victoria en el Camp Nou ante el Barcelona. Alaba fue el gran protagonista de una victoria que marcó su inicio como jugador del Real Madrid.

Tras el Clásico, y una lesión mediante, Alaba siguió siendo el complemento perfecto de un Militao en constante evolución positiva. Ambos jugadores gozan de un estado de forma que, de momento, está haciendo olvidar a Ramos y Varane. Aún así, fuentes del club prefieren poner los pies en el suelo para no cargarles de presión:

“Están increíbles, pero hay que ir poco a poco. Sergio (Ramos) y Rapha (Varane) estuvieron años a una altura aún superior. Seguro que estos dos (Militao y Alaba) consiguen llegar a ese nivel, pero mantenerse así durante tanto tiempo es complicado… Veremos a ver si lo consiguen, aunque seguro que lo hacen”, confiaba a ESPN uno de los responsables de ambos fichajes.

El madridismo, de momento, puede respirar tranquilo. Hay defensa, hay jugadores y hay un líder silencioso cuyo día a día se basa en el trabajo, en la superación y en el hambre de conseguir títulos con el Real Madrid. Acaba de llegar y ya está siendo uno de los jugadores clave en el nuevo Madrid de Ancelotti: David Alaba.