<
>

Tiempo de cosecha: José Franco, su pasión por la vida de campo y su primer gol con Municipal

play
Así es José Daniel Franco fuera del fútbol (1:30)

El delantero de Municipal cuenta sobre sus pasatiempos y sus pasiones. (1:30)

El delantero zacapaneco habla sobre su vida y las sensaciones de marcar en la primera jornada de la Liga Nacional

GUATEMALA -- Pese a estar a kilómetros de distancia, el delantero zacapaneco José Daniel Franco (20 años) se mantiene muy al pendiente de su familia y de sus siembras. En la Aldea Santa Cruz, Río Hondo, Zacapa, tiene milpa y antes de radicarse en la capital ayudaba a una de sus hermanas en la ganadería y la producción de limón.

Y ahora no solo cosecha maíz, ha empezado a producir goles. El pasado domingo marcó su primer tanto con Municipal, en el juego ante Santa Lucía Cotzumalguapa (0-2), en la primera jornada del Torneo Apertura 2022. Significó su primer gol en la Liga Nacional.

“Es una experiencia inexplicable. Hay muchas emociones y sentimientos que sobresalen en ese momento por todo el trabajo y esfuerzo que he hecho. Es una alegría y un sentimiento de satisfacción. No hay palabras para describirlo”, cuenta el delantero en una charla con ESPN Digital.

Para cosechar hay que preparar el terreno y sembrar. De eso Franco sabe muy bien. “Lo primero fue todo el trabajo que he hecho, el gol significa la recompensa por eso. Pensé en mi familia, que está apoyándome siempre. Ellos lo festejaron tanto como yo”. Desde diciembre del 2020 trabaja con el plantel mayor escarlata.

Le gusta el motocross y la vida de campo. Cuenta que en la Ciudad de Guatemala no sale mucho. Por las mañanas entrena y por las tardes estudia una ingeniería en la Universidad. “Mi familia y mis amigos están en Santa Cruz. Me distraigo cuando voy con ellos”.

Franco palpitaba desde el inicio la sensación de poder conseguir algo grande en el partido. “Uno va sintiendo que se puede dar el momento. Poco a poco fui agarrando confianza. Presentía que esa acción podía ser la del gol, veo que Jaime hace el centro, tomé la decisión de ir a buscar la pelota y al ver que entra, se ve en la celebración que no sabía ni qué hacer, por la emoción. Es una de las cosas más lindas que me han pasado en el fútbol”.

El tridente

Y con 20 años ya se gana un puesto en la alineación titular de Municipal y un espacio entre los goleadores del torneo anterior, José Carlos Martínez y Matías Rotondi, para hacer un tridente temible. “Me alaga que me incluyan ahí. No solo son unos grandes futbolistas, también son grandes personas. Yo he aprendido mucho de ellos. Trato de siempre dar lo mejor de mí y es un alago que me tomen en cuenta con ellos”.

José Franco es un jugador enfocado, con objetivos claros y una mentalidad ganadora. Sabe lo que tiene que hacer para mantenerse.

“La titularidad y el gol de la primera jornada ya pasaron. Ahora queda seguir trabajando y esforzándome, sabiendo que el fútbol es el mañana. El partido más importante es el que viene. Lo hecho, hecho está y no me queda más que seguir esforzándome, trabajando para poder ser mejor, para ser lo que necesita el equipo”.

De apoco se adapta a la posición de extremo, cuando siempre ha sido un delantero de área. “Le he agarrado cariño a esa posición ahora. He aprendido a jugar ahí. Me empiezo a sentir cómodo, creo que he aprendido a manejar esa posición”.

José David juega al fútbol desde siempre, es hijo de Édgar ‘la Colorina’ Franco, exportero guatemalteco que pasó por los rojos en los 90’s. Se inició en la Tercera División con Estanzuela y después pasó a engrosar las filas escarlatas en la categoría sub-17.

“Está orgulloso, trata de aconsejarme. Creo que me critica mucho, a modo de que yo mejore. Él me felicita por lo que hago bien, pero se centra más en lo que no hago bien. Me aconseja y me apoya en todo lo que hago”.

¿Un ídolo rojo? “Yo crecí viendo a Municipal, siempre fui fan. Recuerdo que iba a los estadios por ver a ‘Chalo’ Romero, ‘Loco’ Rodríguez, ‘Pin’ Plata. Creo que no tengo un ídolo único, pero iba por ver a esas figuras”, concluye el futbolista.