<
>

Immobile, quien pelea la Bota de Oro con Cristiano, ahora hace temblar el récord de Higuaín

play
¿Higuaín se pone la de la River otra vez? (10:12)

En Juventus evalúan rescindir el contrato del Pipita (vence el 30/6/2021) y el jugador no ve con malos ojos volver al Millonario. ¿Será posible? Informe de Javier Gil Navarro. (10:12)

Aunque la Lazio no ganará la Serie A, el delantero Ciro Immobile, se mantiene en carrera para ganar trofeos y récord individuales

ROMA - El 14 de mayo de 2016 el argentino Gonzalo Higuaín ponía su nombre en la historia del fútbol italiano al firmar el récord de goles en una temporada de la Serie A, 36. Poco más de cuatro años después, Ciro Immobile, delantero del Lazio, que acumula 35, puede igualar o superar esta marca si ve puerta en la visita al Nápoles en la última jornada del curso 2019-2020.

Es una doble cita con la historia para Immobile, que puede sentenciar la primera Bota de Oro de su carrera y, si marca un doblete, arrebatarle al "Pipita" Higuaín el cetro de delantero más prolífico en una temporada liguera italiana.

El jugador del Lazio, que tuvo un deslucido paso por el Sevilla en 2015, acabado con cuatro goles en quince partidos, vive una temporada de ensueño y busca culminarla en el estadio San Paolo de Nápoles, que curiosamente también fue teatro en 2016 del récord de Higuaín.

El Pipita, entonces jugador del Nápoles y actual número 21 del Juventus Turín campeón de Italia, selló ese registro con un memorable triplete al Frosinone, culminado con una espectacular chilena.

Llegaba a ese partido con 33 goles y, tras irse al descanso sin poder marcar, anotó tres goles en veinte minutos para desatar la euforia de la afición del San Paolo. El nivel de sus prestaciones convenció pocos meses después al Juventus a ficharle por 90 millones de euros, en ese momento el récord de gasto en la historia del Calcio.

El de este sábado a las 20.45 italianas (18.45 GMT) será un partido especial para Immobile, que nació en Torre Annunziata, a pocos kilómetros de Nápoles, y que buscará empujar a su Lazio hacia la segunda posición.

Es actualmente cuarto, pero solo le separa un punto del Atalanta y el Inter de Milán, segundo, que se citan este mismo sábado en Bérgamo. Un triunfo ante el Nápoles y un empate entre sus rivales le daría la segunda plaza.

Pero el partido del San Paolo también supone el último pequeño paso hacia la Bota de Oro, ya casi una formalidad para el internacional italiano.

Su gol endosado al Brescia el pasado miércoles le permitió superar al polaco Robert Lewandowski, que acabó la Bundesliga con 34 dianas, y escaparse a cuatro goles de distancia del portugués Cristiano Ronaldo, quien acumula 31.

CR7, que a cuatro jornadas del final de la Serie A había logrado superar 31 a 30 a Immobile en la tabla de los máximos artilleros, se ha quedado atrás en los últimos tres partidos, en los que no vio puerta.

Immobile, por otro lado, anotó tres goles al Verona y uno al Brescia y al Cagliari y ya está a un paso de devolver una Bota de Oro a Italia trece años después, cuando la ganó el romanista Francesco Totti con 26 goles.

Una temporada sobresaliente que el delantero del Lazio cerrará en el San Paolo, con la posibilidad de poner definitivamente su nombre en la historia del fútbol italiano.