<
>

'Loquito' Abreu no le cierra la puerta a Uruguay, aunque asegura: "Tengo mucho que darle a México"

play
EL HIJO DE ABREU JUEGA PARA MÉXICO, ¡Y LA CLAVÓ DE MEDIA CANCHA! (0:36)

Metió un golazo para el Sub 16 de México, contra Noruega, en la Nordic Cup. Fue el primer torneo de Diego Abreu con el Tri. (0:36)

Diego Abreu, hijo de Sebastián Abreu, asegura que aún tiene mucho por darle a México luego de que destacó en la Nordic Cup, torneo Sub-16 donde hizo cuatro goles. Ahora el ‘Loquito’ anhela jugar con el Tri el Mundial Sub-17, pero aún no le cierra la puerta a la selección de Uruguay, país en el que radica.

“Siento que me fue mejor de lo que esperaba porque nunca antes había jugado a nivel europeo y entonces de la manera que lo hice creo que fue buena, pero creo que todavía tengo mucho que darle a México. Seguir aportándole los goles, la motivación y la esperanza”, declaró el hijo del ‘Loco’ a ESPN Digital desde su casa en Uruguay, a la que llegó este lunes por la mañana.

A pesar del buen sabor de boca que le dejó su primera convocatoria con la Selección Mexicana, aún no descarta vestir la Celeste, misma que su papá defendió en dos mundiales y con la que levantó la Copa América del 2011: “Sigue abierta, pero bueno lo tendremos que ver si da en un futuro”.

Abreu está agradecido por la manera en que lo recibieron sus compañeros de equipo y el entrenador Alberto Rodríguez, incluso reveló que gracias al grupo adquirió el gusto por la banda.

“Muy amables, me sorprendió demasiado, me trataron como si yo hubiese estado en alguna concentración y me hicieron sentirme como en casa, también el buen nivel que tienen, la verdad que muy competitivo el grupo y lo demostramos allá en Dinamarca”.

El delantero reveló que para encarar el Nordic Cup, recibió consejos de su papá y a pesar de que terminaron en la tercera posición, califica con un ocho la actuación del equipo e individual.

“Cuando yo estaba allá, me dijo era que el futbol europeo era bastante rápido, que tocara, pasara y me fuera al área. No pudimos ganar por errores que tuvimos, pero nunca bajamos los brazos, siempre estábamos intentando de ir por más, de tratarnos bien y califico esto, el torneazo que hicimos, con un ocho. Para ser la primera vez compitiendo en Europa haciendo cuatro goles en tres partidos, diría que un ocho”.

Durante la concentración con el Tri tuvo como compañero de cuarto a Rodrigo Huescas, delantero de Cruz Azul, con el que asegura tienen varias anécdotas.

“Teníamos que estar en el desayuno a las ocho, nos olvidamos de poner el despertador y en eso Rodrigo se despierta a las 7:57, me levanta saltando de la cama, tuvimos que salir corriendo para el desayuno y nos comimos una pasadita”.

Ahora el ‘Loquito’ espera retomar su vida, ponerse al corriente en el colegio y aportar lo aprendido con México al Defensor Sporting, en lo que llega otro llamado por parte del Tri, con el que espera ir al mundial Sub-17 que disputará el próximo octubre, categoría que dirige Marco Antonio Ruiz, quien siguió de cerca al equipo que jugó en Dinamarca.

“Me han llegado los rumores de que nos vio en el torneo y yo estoy con la ilusión de poder ir. Estaría dispuesto porque me gustó demasiado haber conocido a esa gente muy amable, muy buenos jugadores, pero mejores personas, la verdad que también representar a México fue lindo”.