<
>

Nadie en Cincinnati necesita más una mejor segunda mitad que Luis Castillo

Luis Castillo espera llevar su buen momento hasta el final de la temporada. ESPN.

El derecho dominicano tiene una efectividad de 1.76 en sus últimas 9 salidas y es la prueba de que su temporada ha tomado un giro necesario en sus aspiraciones a establecerse como uno de los mejores lanzadores quisqueyanos de la actualidad

En 2022 calificará para arbitraje y en 2024 se convertirá en agente libre, a no ser que las cosas cambien para Luis Castillo.

El lanzador derecho de 28 años de edad ha llegado a una etapa clave de la temporada, en la que necesita demostrar (y recordar) a todos la clase de jugador que puede ser.

El inicio no ha sido fácil para el oriundo de Baní cuando llegó a tener una efectividad de 7.22 iniciando el mes de junio, momento que aún se refleja en su marca de solo 3 victorias y 10 derrotas.

Pero el dominicano ha dado un giro necesario en la campaña y ha bajado esa efectividad a 4.39 en la actualidad, luego de que en sus últimas 9 apariciones ha tirado 56.1 entradas con 56 ponches y un promedio de carreras limpias de apenas 1.76 y un WHIP de 1.07

Lamentablemente para Castillo, el bullpen de los Cincinnati Reds ha sido uno de los peores en esta temporada en las mayores, estropeando 19 salvamentos (3eros) y solo logrando un 58% de las oportunidades (10mos) con 5.37 de efectividad entre los relevistas.

A pesar de ello, los Reds se han mantenido en la pelea y en la actualidad son segundos en la División Central de la Liga Nacional solo por detrás de los Milwaukee Brewers, quienes vienen de barrerlos en una serie de tres partidos en el fin de semana, donde precisamente Castillo salió sin decisión luego de lanzar seis entradas en blanco, de solo cinco imparables, 3 boletos y 8 ponches.

Por la situación contractual en que se encuentra, no es descabellado pensar que Castillo pudiera ser una pieza atractiva para algunos equipos que estén necesitados de un buen abridor derecho en cara a la fase final de la temporada, en caso de que los Reds no quisieran seguir la relación con el dominicano.

Pero el buen momento de la temporada que está llevando, dirige a pensar que este es el momento adecuado para demostrar todo su talento y poder conseguir un contrato multianual que le dé la estabilidad necesaria en las Grandes Ligas.

De momento sin conocer lo que le depara el futuro, el subutilizado slider de Castillo está dando sus frutos, y es una pequeña muestra del gran brazo que posee el que está llamando a ser uno de los mejores lanzadores dominicanos de hoy en día.