<
>

Lucas Olaza contó cómo vivió las horas de incertidumbre sobre su futuro

play
¿Qué dijo Olaza sobre la chance de ser parte de la Selección? (1:04)

El lateral uruguayo de Celta de Vigo se mostró feliz y contó cuál es su sueño. (1:04)

Lucas Olaza contó en el programa Último al arco (Radio Sport 890 AM) cómo vivió el inicio de semana donde parecía que debía volver a Boca Juniors tras finalizar su préstamo en Celta, club que a último momento llegó a un acuerdo con la institución xeneize para que el uruguayo se quede en España.

“Hasta ayer jueves me había despedido de los compañeros, fueron fuertes emociones, pero esto se resolvió en el último día que se podía resolver, ya prácticamente estaba cerrado que no iba a renovar, se destrabó en el último momento”, comentó Olaza, que pasó muchas horas en las cuales estaba seguro que debía volver a Boca por las informaciones que le llegaban.

El uruguayo confesó incluso que llegó a retirar todas sus pertenencias de la concentración del equipo gallego. Este jueves llegó al entrenamiento y ni siquiera entrenó, sólo se despidió, pero casi en la noche le dijeron que los clubes habían retomado las negociaciones y habían acordado la continuidad del lateral en el Celta.

“Me había llevado todas mis cosas y las tuve que llevar de nuevo al club”, se sinceró Olaza, quien ahora está a la orden del partido entre Celta y Betis que se jugará este sábado por la Liga española.

El uruguayo contó que el último partido lo jugó con mucha incertidumbre y que no fue un partido fácil, debía mantener la concentración pero también sabía que eran los últimos minutos defendiendo a una institución con la que se ha encariñado mucho:

“Uno le agarra cariño al club, a los compañeros, a los funcionarios. Fueron negociaciones complicadas, habían pasado unos días muy complicados y al final con tantas idas y vueltas pudimos renovar con Celta, tengo que agradecer el trabajo que hizo mi representante Pablo (Rivero), que me ayudó en todo momento”.

Olaza dijo que prefirió llamarse a silencio en estos días de negociación porque era un acuerdo en el que sólo podían intervenir las dos instituciones, por lo que no quería que se malinterpretase alguna declaración suya y que a la vez eso pudiera complicar la negociación: “Trato de estar lejos de eso para que no se entienda mal nada”.

“Estaba muy cómodo y bien en el Celta, con la continuidad que siempre se busca, en Boca iba a estar contento también, pero la continuidad en Europa era lo que yo buscaba”, comentó el futbolista, quien dijo que no llegó a hablar con Juan Román Riquelme. El representante de Olaza sí habló con el vicepresidente de Boca y "se sintió valorado por lo que Román le transmitió", dijo el futbolista.

Con quien sí habló Olaza fue con Óscar, el entrenador del Celta: “Desde el primer momento me demostró confianza, siempre me dijo que él quería que yo continué en el club y yo le decía que yo no tenía nada que ver, sino que mi futuro dependía de la relación entre los clubes”.

Este sábado estará a la orden ante el Betis y seguramente mantendrá la titularidad, ganada con un buen juego, destacándose la calidad de sus centros desde la izquierda para generar peligro en el arco rival. La despedida, a pesar de los fuerte sentimientos que generó, al final fue solo amague de lateral.