<
>

Cómo el toque goleador de Ellen White la tiene a punto de superar la marca de Wayne Rooney como máximo goleador de Inglaterra

play
Inglaterra no tuvo piedad con Noruega y la goleó por 8 a 0 (1:10)

Ya en la primera mitad había anotado 6 goles. Con este triunfo queda de líder en el grupo A de la Euro femenil. (1:10)

A los 33 años, la delantera inglesa Ellen White debería, por derecho propio, estar bajando el ritmo.

Después de haber perdido gran parte de su carrera senior por dos lesiones en el ligamento cruzado anterior, una clavícula rota y otras molestias que mantuvieron a la delantera del Manchester City alejada de las canchas de la Superliga femenina durante la última década, es casi como si todavía estuviera compensando tiempo perdido.

Y después de anotar dos veces en la goleada de Inglaterra por 8-0 sobre Noruega en la Eurocopa 2022 el lunes, White está a un gol de empatar el récord de 53 goles de Wayne Rooney para una selección mayor de Inglaterra. Ella podría empatar o romper el récord contra Irlanda del Norte en la final del Grupo A del viernes en St. Mary's en Southampton.

"Para ser honesta, me encanta cada momento y lo agarro por la nuca. Es una alegría absoluta ser parte de este equipo de Inglaterra y estar aquí en la Eurocopa", le dijo White a ESPN después de la victoria sobre Noruega. "Estoy disfrutando cada momento y probablemente puedas ver esta noche cuánto me encanta y estoy muy orgulloso de jugar para Inglaterra".

En un video promocional publicado por la FA antes de la Eurocopa 2022, White sostiene una foto de sí misma en sus manos, en la que juega al fútbol cuando era niña, ahogándose en un uniforme demasiado grande. La delantera señala que es un recuerdo feliz y dice: "Siento que estaba pasando el mejor momento de mi vida, jugando con amigos, sintiéndome muy afortunada". Unos 25 (más o menos) años después, todavía existe ese deleite infantil que viene con jugar al fútbol.

Enfocada a pesar de las lesiones, cambios de entrenador

Tal vez todo siempre parecía indicar que White, quien en 2010 selló su debut con la selección absoluta de Inglaterra contra Austria con un gol para cerrar una victoria por 3-0 fuera de casa en las eliminatorias camino a la Copa del Mundo de 2011. Vertiginosamente prolífica en su infancia, White se mantuvo fiel a su esencia durante los primeros tres años de su carrera internacional, encontrando el fondo de la red 17 veces en 27 apariciones.

Sin embargo, una lesión en el ligamento cruzado anterior interrumpió a White en 2014 y cuando finalmente regresó, lo hizo bajo el mando de un nuevo entrenador del equipo nacional pues Mark Sampson había reemplazado a Hope Powell.

Cuando el estado de forma de la liga de White sufrió un bajón, se le asignó un nuevo rol con Inglaterra y se le pidió que pasara tramos de 70 minutos corriendo hacia la defensa rival con la esperanza de cansarlos antes de que Sampson la cambiara por piernas frescas de la banca. El papel de soldado de infantería se adaptaba a la delantera que, incluso entonces, era naturalmente desinteresada, ya que resaltaba aún más cuán poco inspirada era tácticamente la Inglaterra de Sampson.

Dos años y nueve meses después de su gol número 17 con las Leonas, White finalmente reclamó su gol número 18, en una goleada contra Serbia en la clasificación para la Eurocopa 2017. Con su forma de club con Notts County disfrutando de un repunte después de regresar de una fractura de cuello a fines de 2016, y White ahora jugando para Birmingham City, comenzó a recuperar su forma juvenil. Pero no sacó a la luz su mejor momento goleador hasta que Inglaterra volvió a cambiar de entrenador.

Con Phil Neville tomando las riendas en 2018, el ex jugador del Manchester United deseaba que la delantera siguiera siendo figura central, como le dijo a The Guardian en 2020: "Durante los últimos seis meses, ella dejó de ser una milusos, simplemente corriendo y haciéndolo todo por el equipo. Hemos trabajado muy duro para que ella permanezca entre los postes de la portería, siendo realmente egoísta".

En esa misma entrevista con The Guardian, Neville trató de no comparar a White con ningún jugador del fútbol masculino, pero no pudo evitar mencionar a Alan Shearer, Michael Owen y Ruud van Nistelrooy. Sin embargo, fuera del campo, White está a un mundo de distancia de lo que se esperaría de un delantero estrella. Refiriéndose repetidamente a sí misma como cursi, White es una gran fanática de la música pop, y una vez dijo que "Shake it Off" de Taylor Swift es su canción preferida de karaoke. Además de "aburrida", dice que disfruta de su hogar en Glossop, un pequeño pueblo al este de Manchester (se unió al Manchester City en 2019) donde ella y su esposo suelen salir a caminar.

En un momento en que las futbolistas se encaminan hacia el estatus de estrella con el mismo brillo que sus homólogos masculinos, hay algo totalmente modesto en White, que prefiere centrarse en ayudar a sus compañeras de equipo en el campo o hablar de sus gatos fuera de él. Lejos de ser la única que termina las oportunidades que sus compañeras de equipo crean para ella, White, como una de las jugadoras más importantes del equipo, ha tratado de asumir más roles de liderazgo.

"A medida que crecí y adquirí más experiencia, intenté adaptarme, pero también predicar con el ejemplo y ayudar a las jugadoras más jóvenes", agregó White. "Quiero que vengan y hablen conmigo y quiero alentarlas porque tenemos algunas jugadoras jóvenes increíblemente talentosas en el equipo internacional en este momento", dijo al sitio web de la FA en 2021.

Su toque goleador muestra por qué el récord de Rooney está al alcance

Dos golazos destacados en particular, a pesar de ser muy diferentes, muestran la comprensión de White de cómo conectar con el balón para maximizar sus posibilidades de anotar.

El primero fue en la Copa del Mundo de 2011 en Alemania, cuando Karen Carney envió un balón largo y diagonal por encima del mediocampo japonés para que White corriera hacia él. La pelota bota delante de ella una vez mientras estira su pierna derecha y mide su tiro a la perfección. La pelota sale de sus cordones y pasa por encima de Ayumi Kaihori y cae perfectamente, justo debajo del travesaño cuando la portera cae hacia atrás en su propia red.

El segundo ocurrió cuando White jugó para Notts County en 2015. Mientras Laura Bassett toma una carrera corta hacia un tiro libre fuera del área, tanto White como Alex Greenwood hacen la finta hacia el balón. Las jugadoras del Arsenal quedan confundidas cuando Greenwood toca el balón a su izquierda, y White envuelve el balón con su pie y lo envía a través de las jugadoras dispersos en el área y lo mete al segundo palo.

Esos dos tiros soberbios demuestran lo hábiles que es White para encontrar el fondo de la red desde todos los ángulos y con todo tipo de remates, pero tiene un estilo discreto que ha impedido que se hable de ella como una de las mejores delanteras de Inglaterra de todos los tiempos.

Ahora que está a punto de empatar y, muy probablemente, superar el récord de goles de Rooney por Inglaterra, White fue predeciblemente humilde sobre el hito, más enfocada en ayudar a las Leonas a progresar este verano, en lugar de escribir su historia personal.

"No es una prioridad, para mí, es un honor estar entre ese tipo de nombre [pero] es una alegría absoluta y estar rodeada de las jugadoras que tienen el talento que tenemos, es increíble", dijo White a ESPN.

Beneficiándose no solo de la forma de las jugadoras a su alrededor como Beth Mead, quien anotó un hat-trick en la victoria por 8-0 contra Noruega, y Lauren Hemp, pero también gracias a un sistema que le permite merodear por el área, como uno de sus queridos gatos a la caza de un ratón.

La centro delantera es mucho más que un mera goleadora, como lo demuestra el rango de sus goles, pero no hay lugar en el que Inglaterra prefiera tenerla más que en el área de 18 yardas.

Sin signos de desaceleración, el récord de Rooney parece seguro que caerá. Pero nadie sabe hasta qué punto los goles de Ellen White pueden impulsar a Inglaterra en su búsqueda de la gloria europea.