<
>

Molina: 'Esta es una profesión, me comprometo con quien me dé una oportunidad'

play
Traten de no llorar 'chivahermanos': "Regresamos a Chivas ¿no?" (0:58)

Matías Almeyda y Rodolfo Pizarro se reencontraron en una amena charla via Instagram donde hablaron sobre su futuro, lo que involucra al Guadalajara y Europa. (0:58)

Jesús Molina, mediocampista de las Chivas y quien se ha destacado en el futbol mexicano por su entrega y profesionalismo, además de la experiencia que ha ganado en el futbol mexicano, cumplió este domingo 32 años de edad.

Es por ello que ESPN te ofrece una entrevista donde el mediocampista con paso por América, Tigres, Santos, Monterrey y el club rojiblanco, se mostró sin tapujos, denota su tranquilidad por estar en una edad madura y, además, refleja su esencia como ser humano en cada una de sus respuestas.

--¿Cuál es la camiseta que más sientes?

“A los cinco equipos en los que he estado les he tenido un gran respeto y agradecimiento por darle continuidad a mi carrera, y aunque parezca mentira, la verdad que los equipos en los que he estado en el futbol mexicano, a los cinco les tengo un cariño muy especial. Y mira que son rivales odiados, deportivamente. Hablando de Tigres y Monterrey, juegan el Clásico Regio, y América y Chivas, juegan el Clásico Nacional, el más importante del futbol mexicano. Sería ingrato de mi parte decir que no tengo un aprecio por todos mis equipos”.

-- ¿A todos tus clubes llegaste por tu propia voluntad, incluso, a Chivas?

“Sí, claro, incluso tuve la oportunidad en Rayados de que me dieran esa posibilidad de salir. En Rayados venía teniendo participación, pero no como hubiese querido y no en la posición que hubiese querido; entonces, cuando supe del interés de Chivas, al finalizar el torneo tuve la oportunidad de hablar con la directiva, de comentarles la intención de salir porque quería jugar más. Rayados me apoyó y se dio la negociación para venir a este equipo, un club que está entre los dos o tres más grandes del futbol mexicano. Sé de la jerarquía y de la historia de este equipo y obviamente que para, prácticamente la finalización de mi carrera, era importante estar en un equipo importante de México”.

--¿Para ti cuáles son los clubes más importantes de la Liga MX?

“En los equipos en los que he estado, para mí han sido los más grandes; yo creo que agregándole quizá a Cruz Azul y Pumas, que obviamente son considerados de los equipos grandes… No es que quiera pararme el cuello, pero para mí todos los equipos donde he estado son de los más importantes del futbol mexicano”.

--¿Consideras que aún existe el amor a la camiseta en un deporte como el futbol?

“Creo que es una carrera, es una profesión; obviamente, a veces tienes voz y voto tú para las negociaciones. En el caso de Tigres y América, existió esa posibilidad. También hay que entender que la parte de la directiva siempre resulta ser un negocio muy importante y cuando ven que un canterano está creciendo y les va a dar una ganancia importante, como fue el caso de Tigres, ellos deciden venderme; lo consultaron conmigo y estuve de acuerdo, y fue un gana-gana”.

“Esto una profesión y yo me considero un jugador profesional completamente, comprometido con el equipo que me brinde esa oportunidad, esa confianza. Pocos jugadores duran toda la vida en un equipo y normalmente, los que duran es porque son canteranos, nacieron ahí y les dan esa oportunidad, y saben que en el tema económico no van a tener problema con ellos… Muchas veces, cuando tú pides salir, es porque se te genera una oportunidad de jugar más y por ende, va a haber un beneficio económico… El amor a la camiseta, creo que sigue existiendo, pero sin anteponer que es una profesión, que es un trabajo y que no por amor a la camiseta vas a dejar de jugar, o vas a dejar de comer, porque al final tu profesión es el que da el sustento a tu familia”.

“Yo puedo tener amor a la camiseta, pero si ese equipo no le tiene ‘amor’ a Jesús Molina, pues yo no puedo quedarme con los brazos cruzados, o en casa acostado y esperar a que cualquier otro equipo me dé dinero. Créeme que he tratado de ser lo más profesional posible en todos los equipos en los que he estado”.

--Y ya que en tu infancia eras americanista, ¿alguna vez pensaste en que serías capitán de Chivas?

“No, la realidad es que no. Te mentiría si te dijera que en algún momento me pasó por la mente, pero ahora que llegué a este equipo, la verdad es que me ha cautivado desde el primer momento; no es hablar por hablar. La realidad es que tanto el cuerpo técnico como toda la directiva me dieron la confianza de ser el portavoz del equipo. Obviamente, llegué como el jugador con más experiencia, después de Jair Pereyra y el jugador que había tenido más minutos en selección, junto con Hiram Mier”.

“Entonces, fue por un tema de jerarquía y de edad también, porque era el más grande antes de que llegara Oribe Peralta y lo tomé con mucha responsabilidad, y con mucho orgullo. Estoy tratando de ser parte de la historia de Chivas, dejar huella; sé que vienen cosas importantes en el club”.

--¿En qué equipo te has sentido más líder?

“Yo creo que hay distintos tipos de liderazgo; hay jugadores que capaz que, sin hablar mucho verbalmente, hablan dentro de la cancha. Hay líderes que hablan mucho y que son de ordenar, de estar en todos los detalles del partido; tratan de ver por el equipo no sólo en la cancha, sino también fuera, con el staff, y son muy cuidadosos y profesionales… Yo siempre he sido yo; soy auténtico, no voy a cambiar mi forma de ser, no me gusta la falsedad; simplemente, trato de ser yo y eso lo disfruto. Disfruto mi momento en Chivas, disfruto aportar mi experiencia, mi granito de arena y no me siento ni más, ni menos líder que nadie”.

--A tus 32 años, ¿ya ves lejana la Selección Mexicana?

“Sí, en el sentido de que hay un nuevo proceso; hay un técnico que le está dando muchas oportunidades a los jóvenes, que eso me parece realmente importante y creo que hay una nueva generación en el futbol mexicano y creo que es la oportunidad de que ellos demuestren que son capaces de representar a México”.

“Obviamente, yo siempre voy a estar abierto a la posibilidad de un llamado, pero tampoco me quita el sueño. La realidad que ya tuve mucho proceso en el Tri, me tocó disfrutar de las mieles de estar allí, de entrenar con grandes jugadores y bueno, te digo, si me toca en algún momento ese llamado, con mucho gusto lo tomaré, pero si no, créeme que no es algo que me quite el sueño, como quizá en años anteriores sí”.

--¿Cómo te gusta festejar tu cumpleaños?

“Obviamente, siempre con mi familia; lo más importante es saber que estás con los tuyos, conviviendo ese mero día. De hecho, mis papás normalmente, aún estando en otras ciudades, ya sea en Torreón, o cuando vivía en México, o ahora en Guadalajara, siempre habían estado conmigo en esta fecha tan importante, pero bueno, ahora por la situación que estamos viviendo en el país, en el mundo, era evidente que no iban a poder estar acá conmigo”.