<
>

Aguilera y Viñas trabajan por separado en América de cara al Clásico Joven

play
¿Qué requiere mejorar el América tras el Clásico? (7:41)

Dionisio Estrada y Héctor Huerta analizan lo que debe trabajar el cuadro azulcrema de cara a sus próximos duelos, donde enfrenta a rivales complicados. (7:41)

Tanto Viñas como Aguilera entrenaron de forma separada a sus compañeros del América esperando llegar al Clásico ante Cruz Azul este fin de semana

América regresó al trabajo este martes rumbo al clásico contra Cruz Azul del próximo domingo en el Estadio Azteca. La novedad en el entrenamiento fue que tanto Emanuel Aguilera como Federico Viñas iniciaron por separado el trabajo del grupo debido a molestias físicas, pero el cuerpo técnico de las Águilas confía en que ambos llegarán en buenas condiciones al fin de semana.

Aguilera presentó una molestia en el aductor el partido pasado contra Chivas y Miguel Herrera decidió por precaución no ponerlo a jugar en la segunda parte del duelo contra el Rebaño, mientras que Federico Viñas aún tiene molestias en la rodilla izquierda y aunque estuvo en la banca en el clásico contra Guadalajara, el cuerpo médico azulcrema decidió que inicie la semana con trabajos de rehabilitación para tenerlo al 100 por ciento.

En el caso de Sergio Díaz, el paraguayo aún está lejos de incorporarse al equipo porque todavía no supera el problema muscular en la pierna izquierda que lo aqueja desde hace tres semanas. El guaraní este martes estuvo trabajando con Carlos Peçanha en busca de recuperarse lo más pronto posible, pero luce complicado que tenga minutos ante los cementeros.

Por otra parte, la buena noticia de este martes la dio Andrés Ibargüen, ya que ya recibió el alta deportiva y comenzó la semana con trabajo completo al parejo de sus compañeros, lo cual abre la posibilidad de que pueda ser tomado en cuenta para ir a la banca frente a Cruz Azul. Cabe destacar que Ibarguen no juega desde la jornada uno del Guard1anes 2020 cuando en el partido frente a Pachuca sufrió un desgarro en la pierna izquierda que lo dejó fuera de combate por casi dos meses.