<
>

La historia de Al Ain, el rival de River en el Mundial de Clubes

play
'Aspiramos a ganar este título' (1:46)

El Muñeco apuntó alto y no se achicó ante la chance de ganar el Mundial de Clubes. (1:46)

Le dicen “El Padre del Golfo”. Y no por casualidad. Se ganó ese apodo luego de haber conseguido la nada despreciable suma de 31 títulos.

Al Ain, el rival de River en la semifinales del Mundial de Clubes, tiene entre sus logros 13 Ligas, siete Copas de los Presidentes, cinco Supercopas, tres Copas Federación de los Emiratos Arabes Unidos, dos Copas de Abu Dhabi y una Liga de Campeones de Asia. Este último logro, conseguido en 2003, no es menor, ya que lo convierte hasta el momento en el único equipo de su país en haberlo ganado.

El conjunto dirigido por el croata Zoran Mamic viene con paso firme en este certamen: en la fase clasificatoria eliminó por penales al Wellington de Nueva Zelanda: perdía 3 a 0, lo empató 3 a 3 y luego festejó desde los 12 pasos.

Más tarde, en cuartos de final, derrotó 3 a 0 al Esperance de Túnez, campeón africano. Los hombres de Mamic, quien reemplazó en el cargo a Zlatko Dalic, sub campeón con Croacia en el último Mundial, son un equipo con vocación ofensiva, pero con muchas distracciones defensivas.

Algo que suele costarle caro en partidos ante rivales con más poderío, y que seguramente River podrá aprovechar, teniendo en cuenta la floja marca que ofrecen en las pelotas paradas y también a la hora del retroceso.

La figura del plantel es el sueco Marcus Berg, quien con 32 años suma mucha experiencia, y nada menos que un Mundial: formó parte de la selección de su país en Rusia 2018.

Junto con el defensor japonés Tsukasa Shiotani y el brasileño Caio, quien jugó en San Pablo y puede ser alternativa tanto en la defensa como en el centro del campo, forman el corazón del equipo.

Es un club con mucho poderío económico: la familia real de Adu Dhabi maneja los hilos de la institución. En el pasado, los argentinos Ariel Ortega, José Sand y Nacho Scocco, hoy figura millonaria, vistieron los colores de El Jefe, otro de los motes del equipo.

También, técnicos con historia, como el italiano Walter Zenga, Toninho Cerezo y Tité, el actual DT de Brasil, entre otros.

Ahora, irá por el mejor resultado de su historia. Y por el sueño de jugar una final con el Real Madrid.