<
>

WWE: Cuatro preguntas clave sobre Elimination Chamber rumbo a Wrestlemania 36

WWE

Nota del editor: Este reportaje no incluye los resultados de SmackDown el viernes 6 de marzo.

Estamos a menos de un mes de WrestleMania 36, y el Elimination Chamber del domingo en Filadelfia debería representar la última noche de cambio de paisaje en el camino. Dicho esto, se siente un poco anticlimático a raíz de Super ShowDown y la semana de espectáculos que siguió.

Aun así, puestos en la cartelera de WrestleMania del 5 de abril se asignan rápidamente en esta época del año, y al menos una pelea clave se cerrará para cuando cierre este programa.

Estas son algunas de las grandes preguntas persistentes que se ciernen sobre WWE cuando entra en el tramo final del camino a WrestleMania.

¿Puede alguien que no sea Shayna Baszler ganar la posición de primera retadora al campeonato de Raw?

Teniendo en cuenta todo lo que ha sucedido desde el Royal Rumble, todos los esfuerzos de la WWE se han centrado en convertir a Baszler en la presunta retadora de Becky Lynch en WrestleMania. Y si bien no hay nada de malo en poner migajas de pan en el camino, eliminar el drama de un resultado incierto rumbo a una pelea importante deja salir algo del aire del globo.

Con la excepción de Asuka, quien renovó las tensiones con Lynch en el Royal Rumble, y luego nuevamente en Raw a mediados de febrero, nadie más en esta lucha fuera de Baszler ha tenido ni siquiera una interacción pasajera con la campeona.

La victoria de Charlotte Flair en el Royal Rumble para luego dirigerse hacia NXT, eliminó una valiosa nube de incertidumbre que rodeaba el encuentro. Las tres exmiembros del ‘Riott Squad’ se vieron envueltas en batallas entre ellas, y Natalya ha tenido un gran total de dos combates desde el Royal Rumble, sufriendo derrotas ante ambas de las ‘Kabuki Warriors’. En realidad, tener a Kairi Sane en este combate habría al menos inclinado un poco las cosas a favor de Asuka, y al menos arrojaría algunas dudas sobre los procedimientos (y también permitiría un codo In-Sane desde la parte superior de una jaula).

No me malinterpreten: Tener una lucha de WrestleMania que tenga una historia de fondo que se remonta a noviembre y Survivor Series es algo bueno, siempre y cuando no se apoye demasiado en los esfuerzos de Baszler por morder el cuello de Lynch. La conexión de Baszler con Ronda Rousey, otra antigua enemiga clave de Lynch, es otro elemento sin explorar que podría mejorar aún más la historia en las próximas semanas. Pero no poner el esfuerzo en construir al menos otro resultado potencial para este encuentro es indicativo del tipo de narración frustrante que hemos visto recientemente por parte de WWE.

¿Alguno de los cuatro títulos individuales más importantes estará en la línea de Elimination Chamber?

Hasta el viernes por la mañana, ninguno de los principales títulos masculinos o femeninos están programados para ser defendidos el domingo. Lynch, la campeona femenina de Raw, presumiblemente estará disponible para encarar a su rival una vez que termine el encuentro del Elimination Chamber. Pero las posibilidades de ver a Brock Lesnar o Goldberg en el programa son prácticamente nulas, y sin obstáculos en sus caminos, Drew McIntyre y Roman Reigns tienen pocas razones para presentarse.

El único comodín que podría resolverse en SmackDown el viernes por la noche es el campeonato femenino, en el que discutiremos en un momento. Pero, como mínimo, en el último gran espectáculo antes de WrestleMania estarán ausentes tres de los cuatro títulos principales y dos de los luchadores más destacados en Raw y SmackDown en McIntyre y Reigns.

A decir verdad, no queda tensión en la construcción de los combates de campeonato de la WWE o Universal en WrestleMania. Fuera de Lesnar y Paul Heyman cobrando venganza contra McIntyre por su ataque de tres patadas Claymore el lunes con un ataque propio, o un ataque y tal vez una batalla de spears entre Reigns y Goldberg durante una firma de contrato predecible, ¿qué más podría pasar? Hay una falta total del tipo de acumulación y anticipación que vimos entre Kofi Kingston y Daniel Bryan, o Lesnar y Seth Rollins, que ayudó a que los resultados en WrestleMania 35 fueran tan agradables.

¿Qué más podría decirnos el Elimination Chamber sobre WrestleMania 36?

play
2:18

Wrestlemania es un sueño para Humberto Carrillo

La estrella mexicana de la WWE habla sobre sus comienzos en la lucha libre y asegura que celebrar el evento en Los Ángeles le dará un toque latino cuando se presente en el SoFi Stadium en el 2021.

El lado positivo de tener los títulos más grandes fuera del Elimination Chamber es que ofrece la oportunidad de acumular algo para las peleas que están más abajo en la cartelera de WrestleMania.

Estas son las luchas que ya están confirmadas o que pueden intuirse razonablemente (aunque, como a WWE siempre le gusta recordarnos, la cartelera está sujeta a cambios):

• Campeonato WWE: Brock Lesnar vs. Drew McIntyre
• Campeonato Universal: Goldberg vs. Roman Reigns
• Campeonato femenino NXT: Rhea Ripley vs. Charlotte Flair
• Bray Wyatt vs. John Cena
• AJ Styles vs. The Undertaker
• Randy Orton vs. Edge
• Campeonato femenino Raw: Becky Lynch vs. Shayna Baszler
• Kevin Owens vs. Seth Rollins

Eso deja el campeonato femenino de SmackDown, los tres títulos en pareja de Raw, SmackDown y femenino, el campeonato Intercontinental y el de Estados Unidos en juego, así como los ‘battles royals’ de hombres y mujeres que se han convertido en productos básicos del Kickoff Show. Queda por ver si WrestleMania será una cartelera de 16 encuentro, pero muchos de los luchadores clave que completarán esas peleas aparecerán el domingo por la noche.

El encuentro del Elimination Chamber de parejas podría robarse fácilmente el espectáculo. Está pasando por alto, porque The Miz y John Morrison acaban de ganar los títulos de SmackDown y no parece probable que los pierdan tan rápido. Pero ignore un encuentro en parejas con The New Day y The Usos bajo su propio riesgo, como lo mostraron durante la mayor parte de los últimos dos años. Robert Roode y Dolph Ziggler también llevan una paja perpetua sobre sus hombros, y no subestimen el poder del escenario para Heavy Machinery o Lucha House Party, el último de los cuales podría convertir fácilmente a la jaula en su patio de recreo.

También puedes ver el historial de luchas en parejas del Elimination Chamber. El encuentro en parejas femenino que coronó a Bayley y Banks como las campeonas inaugurales de la división fue muy divertido, y el encuentro del Elimination Chamber de 2015 es una joya que a menudo se pasa por alto.

Luego llegas al encuentro de desventaja por el campeonato Intercontinental con Braun Strowman defendiendo contra Sami Zayn, Cesaro y Shinsuke Nakamura. Este trío de juguetes rotos sin un lugar a donde ir ha construido una química tremenda, y no solo estoy hablando de la increíble combinación de doble suplex/Helluva Kick que puso a Strowman a través de una mesa en SmackDown. Sería bueno verlos como algo más que meramente ser destruidos por Strowman, ya que tienes un triunvirato que podría ganar un poco de impulso rápidamente si se le da la oportunidad de brillar.

¿Qué va a pasar con el campeonato femenino de SmackDown?

Eso nos lleva a la pregunta clave que aún flota en el aire. Bayley ya pasó por Carmella, Naomi y Lacey Evans. Con Naomi derrotando a Bayley en SmackDown, podría ser puesta en fila para otra oportunidad en el Elimination Chamber. También hay que argumentar que no importa lo que suceda el viernes y el domingo, Bayley parece encaminarse hacia algún tipo de encuentro de múltiples luchadoras en WrestleMania.

Me gustaría ofrecer una contrapropuesta: una lucha Fatal 4-Way en el Elimination Chamber, con Naomi, Carmella y Evans, y después de una asistencia oportuna de Sasha Banks, Bayley sale con el título intacto.

Es ahí cuando Banks, quien regresó recientemente, pide una oportunidad por el cinturón, y cuando Bayley le da la espalda y ataca a Banks, cerrará el círculo y establecerá un tremendo enfrentamiento rumbo a WrestleMania.

Tener a Naomi, Carmella y Evans involucradas en revivir los olvidados títulos en parejas agregaría una gran profundidad a un posible encuentro de múltiples vías, haciendo que esos títulos sean más que solo los accesorios que han sido mientras Asuka persiguió a Lynch por el campeonato de Raw. WWE podría acelerar rápidamente una rivalidad entre Bayley y Banks en un mes, a pesar de que una construcción más larga hubiera sido más ideal. Su historia compartida y su encuentro en NXT TakeOver: Brooklyn I ofrecen una base sólida sobre la cual se podría construir una pelea estelar en WrestleMania.

Ni Banks ni Bayley han tenido un enfrentamiento en WrestleMania una a una, y sería un gran mensaje poner los títulos femeninos y masculinos al mismo nivel con enfrentamientos uno a uno en todos los ámbitos. Es el encuentro por el título femenino más grande que podrían hacer por un amplio margen en el lado de SmackDown, eclipsando claramente el nivel de interés que podría generar un posible encuentro entre múltiples luchadoras.