<
>

UFC 256: Brandon Moreno se conforma con empate ante el campeón

play
Flashback: Figueiredo y Moreno se pegan con todo en su primera pelea (0:31)

Deiveson Figueiredo y Brandon Moreno intercambian golpes y patadas durante su empate en UFC 256, una batalla que fue de los mejores combates en 2020. (0:31)

El mexicano empató tras cinco rounds con el brasileño Deiveson Figueiredo, quien retuvo el título de peso mosca

El campeonato de peso mosca del UFC no cambió de manos este sábado luego de una guerra de cinco rounds entre el monarca Deiveson Figueiredo y el mexicano Brandon Moreno en el combate estelar en el APEX de Las Vegas.

En una candidata legítima a pelea del año, Deiveson Figueiredo y Brandon Moreno intercambiaron golpes a lo largo de cinco intensos rounds en la pelea principal del UFC 256.

Deiveson Figueiredo fue más efectivo en el intercambio de golpes, pero Brandon Moreno mostró su experiencia para llevar la pelea a la lona, aunque no logró encajar ningún sometimiento sobre el campeón.

Tanto Deiveson Figueiredo como Brandon Moreno se repartieron rounds, sin embargo, el momento determinante del combate fue cuando el brasileño conectó un golpe bajo sobre el mexicano, lo que le costó un punto, que eventualmente influyó en las tarjetas de los jueces, que dieron 48-47 para Deiveson Figueiredo y dos más vieron 47-47, decretando el empate mayoritario.

Hacia el final del combate, Brandon Moreno pareció estar lesionado del brazo izquierdo y dejó de lanzar golpes, lo que Deiveson Figueiredo aprovechó y en los últimos segundos derribó al mexicano para asegurar los puntos.

"No creo que esté roto, pero cada vez que lanzaba el jab sentía algo en el hombro", declaró Brandon Moreno después del combate. "Tiré tanto y tan fuerte el jab que algo se lastimó en el hombro, pero creo que está bien".

Las estadísticas finales fueron ligeramente superiores para Deiveson Figueiredo, quien conectó 126 de 218 golpes totales lanzados (58 por ciento) por 117 de Brandon Moreno, en golpes de poder también se llevó la ventaja el sudamericano con 111 a 104, sin embargo, Brandon Moreno ganó la batalla de los derribos 4-2.

Esta fue la segunda defensa exitosa para Deiveson Figueiredo, quien mejoró su récord a 20-1-1 y no ha perdido desde marzo del 2019 que cayó por decisión unánime ante su compatriota Jussier Formiga.

Para Brandon Moreno este es el segundo empate de su carrera, luego de repartir puntos con Askar Askarov en la Ciudad de México en el 2019. Con este resultado mejoró su foja a 18-5-2 y acumula seis peleas sin perder.

Brandon Moreno se convirtió en el primer peleador latinoamericano, no brasileño, en pelear por un título de UFC y en el primer mexicano en encabezar un evento numerado de la empresa.