<
>

Chris Paul de Phoenix Suns promete 'cuidar el balón' después de pérdidas de balón costosas en la derrota del Juego 4 ante Milwaukee Bucks

play
Booker se creció, pero CP3 no estuvo a la altura para los Suns (1:33)

Devin Booker anotó 41 puntos, pero las pérdidas de Chris Paul le costaron el juego 4 a Phoenix. (1:33)

MILWAUKEE - El balón estaba en las manos de su líder veterano, y los Phoenix Suns estaban tratando de lograr una victoria durante los minutos finales del Juego 4 de las Finales de la NBA cuando no una, sino dos veces, Chris Paul perdió el balón tarde en el partido del miércoles, una derrota 109-103 ante los Milwaukee Bucks.

El par de errores no forzados llevaron a dos anotaciones de Milwaukee, una con 3:40 por jugar para reducir la ventaja de los Suns a un punto y otra con 27.2 segundos por jugar que elevó la ventaja de los Bucks a cuatro, y alimentó un furioso final de los Bucks. para igualar la serie 2-2.

"Fui yo", dijo Paul, respondiendo a la razón por la que Phoenix tuvo 17 pérdidas de balón como equipo en comparación con sólo cinco de Milwaukee. "Tuve cinco de ellos. Fue una mala toma de decisiones".

Los Suns superaron en porcentaje de tiros a los Bucks 51.3% a 40.2%, pero tuvieron 19 intentos de tiros menos debido a pérdidas de balón y todos los rebotes ofensivos que le dieron a Milwaukee. Los 17 tableros ofensivos de los Bucks llevaron a 19 puntos de segunda oportunidad.

"Ellos consiguieron una cantidad significativa de tiros más que nosotros, así que yo tengo que hacer un mejor trabajo protegiendo la pelota", continuó Paul. "Tuvimos 17 pérdidas de balón, lanzamos la pelota demasiado bien para no tener esas oportunidades de anotar".

Fue el peor juego de los playoffs de Paul desde la primera ronda cuando estaba jugando con una dolencia en su hombro contra Los Angeles Lakers. Más allá de las pérdidas de balón, tuvo solo 10 puntos en 5 de 13 tiros y siete asistencias, muy por debajo de sus promedios de 19.2 puntos y 8.7 asistencias en esta postemporada.

"Las pérdidas de balón simplemente nos aplastaron esta noche", dijo el entrenador de los Suns, Monty Williams, sobre los errores de su equipo. "Cuando tienes ese tipo de ventaja en el cuarto segmento, si podemos aferrarnos a la pelota y obtener buenas posesiones, sientes que al menos puedes mantenerlo allí ... ciertamente tuvimos muchas cosas autoinfligidas esta noche".

Y luego hubo las cosas que afectaron el juego a través de los silbidos de los árbitros, algo que se está convirtiendo en un tema en esta serie competitiva.

Una gran razón por la que los Suns acertaron más del 50% de sus tiros fue el brillante juego de Devin Booker cuando anotó 42 puntos en 17 de 28 tiros.

A pesar de lo genial que lució, cometió cinco faltas, lo que limitó su tiempo de juego en el último cuarto, y debió ser sancionado por una sexta y descalificado alrededor de la marca de 3:40 cuando Giannis Antetokounmpo anotó en la primera pérdida de las dos que Paul tuvo tarde para reducir la ventaja de los Suns a un punto.

Después de que Paul perdió el balón y Jrue Holiday corrió por el otro extremo con la pelota, Booker persiguió a Holiday y lo envolvió. El box score acreditó a Booker por un bloqueo en Holiday, que Antetokounmpo limpió con una bandeja. Sin embargo, el jefe de equipo de los árbitros, James Capers, le dijo a un reportero después del juego que Booker debió ser pitado para una falta en la jugada.

"Durante el juego en vivo, vi un bloqueo limpio de la pelota y pensé que no había que pitar", dijo Capers. "Sin embargo, después de ver la repetición, me doy cuenta de que no vi el brazo derecho de Booker alrededor de la cintura de Holiday, y debería haber sido una falta defensiva en la jugada".

Los Bucks ganaron y Antetokounmpo anotó después del no-call en Holiday, por lo que quizás no hubo daño en ese no-foul. Aunque Williams se preguntó qué podría haber sido para Booker si no hubiera sido sancionado por una quinta falta al principio del último cuarto mientras forcejeaba con P.J. Tucker.

"Es difícil, porque él podría haber anotador más de 50 esta noche", dijo Williams sobre la decisión de mantener a Booker en la banca desde la marca de las 10:50 del cuarto segmento hasta que quedaran 5:55 para tratar de evitar una sexta falta. "Solo estás tratando de conseguir paradas y posesiones sólidas como puedas [en ofensiva], pero no es una situación ideal".

Cuando Booker salió, los Suns ganaban por seis. Cuando regresó, ganaban por tres. Así que se mantuvieron firmes sin él. Fueron esos últimos minutos los que realmente hundieron a Phoenix.

"Estas son las Finales", dijo Cameron Johnson cuando se le preguntó si el final fue un shock después de que Phoenix lideró 37:55 de los primeros 44 minutos del juego antes de que los Bucks hicieran su último empujón. "Son las Finales, no te saldrás con la tuya con nada fácil. No vas a llegar a una victoria sin problema. Estoy seguro de que van a decir lo mismo. Son tres juegos más, ya sabes. Tres más. Tienes que conseguir dos de esos”.

"Pero aquí no existe tal cosa [un triunfo cómodo]. Hay mucho en juego, mucho en juego. Ellos saben lo que está en juego. Sabemos lo que está en juego. Venimos aquí arriba 2-0. Ya sabes de lo que estaban hablando en su vestuario. Ahora ya sabes de lo que vamos a hablar en nuestro vestuario".