<
>

Olímpico embotellamiento deportivo

play
Fernando Palomo: 'Era difícil aplazar los que van a ser Juegos Olímpicos más caros de la historia' (2:50)

Palomo hace un repaso de cómo se verán afectados los JJ.OO. de Tokio por su postergación. (2:50)

La forzada posposición de los Juegos Olímpicos de Tokio por un año provocará un enorme tapón deportivo para el 2021 que, muy probablemente, afectará el calendario de actividades que precede al ciclo que desembocará en Paris 2024.

El Comité Olímpico Internacional (COI), el Comité Organizador Tokio 2020 y el gobierno de Japón acordaron el martes aplazar alrededor de un año los juegos ante el impacto generado por la pandemia de coronavirus.

Era lo más lógico y lo más sensato en un momento en que el mundo enfrenta una crisis de consecuencias aún indeterminadas.

El coronavirus, una afección respiratoria que se puede propagar de persona a persona, había contagiado a cerca de 400 mil y matado a más de 17 mil en 169 países cuando el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente del COI, Thomas Bach, acordaron aplazar los Juegos Olímpicos, que estaban programados para arrancar en julio de este año.

Una de las principales razones para mover el evento es que el coronavirus ha cancelado muchos eventos clasificatorios y afectado el calendario de entrenamiento de prácticamente todos los atletas. Casi el 80% de los 11 mil atletas programados para competir en Tokio no había completado su clasificación y apenas ocho deportes (de 33 deportes y 50 disciplinas) tenían definidos a sus competidores.

play
4:04

Martín Ainstein, sobre suspensión de Tokio 2020: 'Tardaron demasiado en tomar la decisión'

El periodista de ESPN dijo que "venían pensándolo demasiado en el COI", pero que "si hay un país capaz de levantarse, es Japón".

Entre muchos eventos, el coronavirus canceló los últimos dos clasificatorios olímpicos del béisbol (en Arizona, Estados Unidos, y Taiwán), pero también las dos eliminatorias del Clásico Mundial de Béisbol que estaban programadas en marzo en Arizona.

Con la posposición del martes, los Juegos Olímpicos y el Clásico Mundial de Béisbol ahora están señalados para el mismo año por primera vez. El primer Clásico se celebró en el 2006, coincidiendo con la Copa Mundial de Fútbol de Alemania, pero con la idea de corregir las futuras fechas para que no chocara ni con los Juegos Olímpicos ni con la Copal Mundial. Por eso, el segundo Clásico se hizo en 2009, tres años después del primero, para luego comenzar un orden de cada cuatro años.

La semana pasada, la Confederación Europea de Fútbol (UEFA) anunció el aplazamiento para el 2021 de la Eurocopa que debía celebrarse este año. La posposición del que probablemente es el segundo mayor evento de selecciones del fútbol deja en el aire las fechas en que podrían ocurrir La Liga de las Naciones y el recién creado Mundial de Clubes, que ya estaban fijados para el próximo año.

En el calendario deportivo del 2021 también figuran el Campeonato Mundial de Balonmano masculino (enero en Egipto), Juegos de Solidaridad Islámica (mayo en Turquia), Campeonato Mundial de Natación (julio en Japón) y Mundial de Atletismo (en agosto en Oregon, USA), entre muchos otros.

Pero además, el 2021 es la antesala de los XXIV Juegos Centroamericanos y del Caribe, programados para arrancar en abril del 2022 en Ciudad Panamá, que clasifican a muchos de los atletas que irán a los XIX Juegos Panamericanos, señalados para realizarse en Santiago de Chile entre octubre y noviembre del 2023.

Está claro que era obligatoria la posposición de los juegos de Tokio, para el 2021 o para cuando se pueda, pero el movimiento casi seguro provocará un olímpico embotellamiento deportivo en el calendario mundial de los años por venir.