<
>

Propuesta a Tata Martino hasta 2026

play
Pasa raspando Tata Martino al evaluar lo que ha sido su proceso en el Tri (2:24)

Rafa Ramos expone las falencias que ha mostrado la selección mexicana en la era del Tata Martino. (2:24)

LOS ÁNGELES -- ¿Gerardo Martino hasta el Mundial 2026? La propuesta, aunque no la oferta, ya la tiene él sobre la mesa, ya la tiene en su cancha. Y hecha por el mismo Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol.

Martino ha caído de pie en el medio mexicano. Sin embargo, aún hay objetivos por cumplir: ganar la Copa Oro, clasificar al Mundial de Catar, terminar primero en la eliminatoria mundialista, y principalmente colocarse entre los privilegiados aspirantes a Cabezas de Grupo.

Conforme al casi siempre exacto pronóstico de #MrChip, México aparecerá ubicado en el noveno lugar en la próxima clasificación FIFA, apenas siete puntos detrás de Uruguay, a diez de Argentina, y 13 de España.

Y hay un bono: la FIFA desapareció la Copa Confederaciones 2021, pero aún contempla bajo la manga una versión similar que podría jugarse durante el verano de 2022 en Europa, para aplacar las ansias de sublevación de la UEFA.

Sin embargo, no ha podido amarrar fechas ni sede, por falta de cabildeo. Deberá esperar hasta el próximo Congreso, a celebrarse en Tokio en 2021, antes de los Juegos Olímpicos, si la pandemia lo permite.

Catar recibirá la nueva versión del Mundial de Clubes en febrero de 2021, como una indemnización por cancelar la Confederaciones, y como ensayo para la Copa del Mundo a celebrarse del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022.

“Queremos que contemples ampliar tu permanencia con la Selección Mexicana hasta el Mundial 2026”, sería el primer peón que puso al frente Yon de Luisa ante Martino, en el ajedrez de las negociaciones, según confirmó gente allegada al técnico y a la Federación Mexicana de Futbol.

Con el saldo generoso en resultados, más que en funcionamiento, ante Corea del Sur y Japón, Martino ni se inmutó. Agradeció el gesto y concilió con el presidente de la FMF una espera, una tregua, conforme se fueran cumpliendo los objetivos contemplados hasta el Mundial de Catar. El técnico argentino sabe que habrá mejores momentos para negociar. De momento, él controla el juego.

De Luisa mantiene el interés en que el Tri complete el mejor Mundial de su historia en Catar, como es natural. Sin embargo, el gran objetivo para la FMF es ser al menos semifinalista en el Mundial 2026. Especialmente porque México será anfitrión en la primera ronda, y jugará absolutamente de local la siguiente fase en cualquiera estadio de los Estados Unidos.

¿Qué ha seducido a la FMF? El consenso entre los dueños de los equipos. Y la aceptación generalizada de los entrenadores en México, más allá de que los grandes desafíos vienen por delante. Claro, hay opiniones contrarias, especialmente de técnicos rencorosos que saben que nunca serán tomados en cuenta para dirigir al Tri.


Escucha el blog de Rafa Ramos

Pero, incluso, agradó la forma de hacer la faena, impertérrito, imperturbable, sobrio, a la reciente tormenta con algunos clubes, especialmente el América, a través de Miguel Herrera, respecto a las convocatorias para los juegos ante Los Países Bajos y Argelia.

La prueba fue que quienes resultaron reconvenidos, fueron Santiago Baños, por no meter al orden a Miguel Herrera, y por supuesto el mismo Piojo. Claro, los resultados, el funcionamiento y los ratings de televisión representan un mullido sillón para Martino. A pesar de los contratiempos para armar un equipo, el rendimiento del Tri satisfizo a muchos, más allá de que ante Argelia jugó con un hombre más durante 35 minutos.

Recuérdese que en la era de Juan Carlos Osorio se desató una guerra abierta entre la FMF y los clubes sobre la permanencia del colombiano, especialmente tras el 7-0 ante Chile, y el papelón cargado de histeria por parte del mismo técnico en la Copa Confederaciones de Rusia, especialmente por la forma caprichosa en que Decio de María y Guillermo Cantú lo protegían

Incluso, hubo un momento en el que Osorio estuvo a punto de ser despedido. Sin embargo, aquel movimiento orquestado por el Grupo Pachuca en agosto de 2017, en el que iba a exigir, a nombre de los clubes, que el técnico colombiano cumpliera irrestrictamente 14 puntos, llevó a Emilio Azcárraga Jean a ordenar que Osorio permaneciera, simplemente para dejar en claro quién manda en el futbol mexicano. “Aquí déjanos tus peticiones, las estudiamos, y ahí luego te avisamos”, respondió Decio ante los coléricos Andrés Fassi y Jesús Martínez.

En tanto, Martino ha logrado ser conciliador, contundente cuando debe serlo, pero sin perder el control de la escena. Sin duda las peripecias y las amargas experiencias, fracasos pues, con la Selección de Argentina y el Barcelona, le han curtido la epidermis. “No creo que pueda envejecer más de lo que lo hice hace 5 años (con Barcelona y Argentina)”.

El técnico argentino no ha generado ningún conflicto. Insisto: no ha desatado tormentas, y las que le prepararon, las amainó sin siquiera alzar la voz. Acaso hubo inquietud tras su prolongada permanencia en Argentina debido a la pandemia, casi un año sabático, y también el acercamiento para intentar, sólo intentar, reducirle su salario.

Las dos victorias, en circunstancias distintas, adversas, fortuitas, ante Corea del Sur y Japón, agregaron esa estabilidad hacia el proceso de Martino, que, les queda claro en la FMF, será puesto a prueba con posiblemente una docena de juegos en 2021, entre amistosos, Copa Oro, Liga de las Naciones y eliminatorias.

Claro, habrá que ver cuando llegue el primer descalabro en juegos oficiales. Y ante qué adversario, y bajo qué circunstancias, especialmente cuando se enfrente contra Estados Unidos, lo que podría ocurrir, al menos un par de veces, en 2021.

¿Es un arma de doble filo ofrecer tan anticipadamente una ampliación de contrato? Seguramente De Luisa ha logrado transmitirle a Martino que las verdaderas cabezas del futbol mexicano están conformes con su gestión, y el técnico especialmente se siente respaldado por el esfuerzo de conseguirle a rivales complicados, y fuera del confort y relajamiento que significa jugar en los estadios de Estados Unidos, como en estas dos travesías por Europa.

Al final, como ambas partes lo saben, no hay contrato más poderoso ni más frágil que el que suscriben al calce los resultados. Y esos aún están por llegar. Pero la propuesta, que no una oferta, ya fue extendida por la FMF a Gerardo Martino.