<
>

Fernando Llorente, el suplente que colecciona los mejores trofeos del mundo

play
'No teníamos nada que perder' (2:32)

Fernando Llorente declaró que veían muy lejos la final de Champions League. (2:32)

Fernando Llorente llegó a suplir la baja de Harry Kane con el Tottenham y, pese a que el español no pudo hacerse presente en el marcador, su empuje desde el banquillo fue clave para que los Spurs consiguieran el pase a la final de la Champions League, además que se consolidó como un buen revulsivo.

Desde el banquillo de suplentes, el ibérico ya levantó tres títulos. Curiosamente, uno de ellos ante el Liverpool, equipo con el que se medirá el siguiente 1 de junio en la final de la Champions League.

La primera vez que Llorente se coronó fue en el Mundial de Sudáfrica 2010. España enfrentó a Países Bajos en la final y, con un gol agónico de Andrés Iniesta, se levantaron como la mejor selección del mundo. En dicha ocasión, el delantero español era el suplente de David Villa y Fernando Torres.

El segundo cetro fue en la Eurocopa Polonia-Ucrania 2012. La Furia Roja se coronó ante Italia y Llorente no tuvo participación en la final; sin embargo, su buen nivel con el Athletic de Bilbao le valió para estar en el plantel seleccionado por Vicente del Bosque.

El tercer título fue en la final de la Europa League de 2016 ante el Liverpool. En ese año, el español militaba con el Sevilla, mientras que Jürgen Klopp se encontraba como líder del banquillo de los Reds. Llorente no tuvo minutos en el terreno de juego, pero el conjunto español ganó 1-3 y levantó el trofeo de campeón.

La única vez que se le negó el poder coronarse desde el banquillo fue en la final de la Champions 2015, cuando militaba en la Juventus, que perdió ante el Barcelona.

En esta ocasión, como suplente activo de Kane, Llorente se instaló en una final más y podrá lograr su cuarto título desde el banquillo. Con la experiencia de haber vencido al Liverpool de Klopp en 2016, el español es el talismán del Tottenham.