<
>

Real Madrid-Liverpool: Sin dos villanos (Ramos y Karius) ni un héroe (Bale)...

play
Hay un equipo al que no se quiere enfrentar nadie en los cuartos de final (1:16)

Alex Pareja afirma que hay un equipo súper favorito, luego un grupo que podrán sorprender y dos que no tienen posibilidades en los cuartos de final de Champions League. (1:16)

Han pasado casi tres años desde aquel 26 de mayo de 2018 cuando el Real Madrid obtuvo su tercera Champions League consecutiva luego de derrotar 3-1 al Liverpool en una Final disputada en Kiev, la cual tuvo a un héroe y dos villanos.

Al minuto 24, en una acción en la que Sergio Ramos y Mohamed Salah forcejean, el capitán merengue derrumba a la figura de los ‘Reds’, quien se lastima el hombro tras ser víctima de una ‘palanca’ del defensor.

Con claro gesto de dolor, el egipcio trató de volver a la cancha minutos después, pero le fue imposible continuar en la batalla... El abrazo de Ramos a un Salah desconsolado que abandonaba el campo fue una de las imágenes referentes de aquel encuentro.

De inmediato se desató una ola de reacciones, y al zaguero no se le bajó de “carnicero” y “mala leche”, advirtiendo premeditación en la jugada para dejar fuera de combate a la estrella del Liverpool.

A la fecha se discute si es posible que el capitán del Real Madrid ejecutó a la perfección dicha acción o fue un desafortundo accidente.

Al medio tiempo, el partido estaba 0-0 y faltaba lo mejor... O lo peor. Al minuto 52’ el balón llega rodando a las manos del portero ‘red’ Loris Karius, quien lo toma y en su intento por salir jugando rápido, prácticamente con Karim Benzema enfrente, lo estrella en el pie del francés y con esa inverosímil jugada se abre el marcador.

Fue el principio del fin para los dirigidos por Jürgen Klopp, y sobre todo para Karius... El Liverpool empató casi de inmediato por conducto de Mané, y ya con dos grandes villanos en la cancha, faltaba un héroe.

Bale entró al minuto 60’ por Isco, y el galés jugó la mejor media hora de su vida. Con un golazo de chilena y otro fallo garrafal de Karius, a quien se le escapó de las manos un disparo de Gareth.

En estos Cuartos de Final de la Champions League no estarán tres de los grandes protagonistas de la Final de Kiev: Dos villanos (Sergio Ramos y Loris Karius), y un héroe (Gareth Bale).