<
>

Para Javier Castrilli, Dibu Martínez debió ser expulsado por sus gestos y diálogos en los penales de Argentina-Colombia: "Es todo violencia simbólica y a eso hay que ponerle límite"

play
¿Dibu Martínez tuvo que ser expulsado? (1:31)

Javier Castrilli analizó el gesto del arquero de Argentina en los cobros de penales contra Colombia. (1:31)

Javier Castrilli, exárbitro argentino, explicó en ESPN F12 por qué Emiliano Martínez debió haber sido expulsado en la definición de la semifinal de Copa América entre Argentina y Colombia: "Primero por el insulto y después por los gestos obscenos (...) Todo lo que hizo Martínez es violencia simbólica, a eso hay que ponerle límite y me importa un pito que la Argentina me putee".

Castrilli analizó en detalle todo lo sucedido con el arquero argentino, quien provocó a los ejecutantes colombianos en la tanda de penales.

"Yo no lo había escuchado, pero Martínez le dice a un jugador colombiano 'te gusta esperar, cagón'. Eso es un insulto y automáticamente es una causal de exppulsión. No admite otra lectura", sentenció.

"Sobre el diálogo del arquero con Yerry Mina, Castrilli aseveró: "Eso es causal de amonestación".

"Hablarle al rival, no se me ocurre a mí, está escrito en la página 15 del reglamento de las reglas de juego: hablar, distraer con palabras o comentarios al adversario es una causal de amonestación porque es una conducta antideportiva. No lo digo yo, lo dicen las reglas de juego".

"Entonces, antes de criticarme, porque pareciera que a mí se me ocurre decir y tirarme a toda la Argentina en contra, ¿por qué no leemos las reglas del juego y nos damos cuenta que hay límite para eso?".

"No se puede hablar", aseveró Castrilli.

"Tiene razón Juan Simón al decir que el árbitro tiene que entender el contexto. Si un jugador como Messi le hacen un agujero en el tobillo y putea, lógicamente que hay que entender, pero si va y le dice a un jugador: 'Vos sos un cagón', vos lo tenés que expulsar, porque es un insulto. Hay momentos y momentos y el partido. Hay momentos en los que árbitro tiene que poner el límites".

"Esto es un juego que tiene sus reglas, lo que pasa es que los argentinos no queremos aceptar las reglas. siempre hay excepciones, se vive la 'cultura de la excepción'".

"Expulsás al primero y los demás meten violín en bolsa. Lo mismo en los penales".

"Primero por el insulto y después por los gestos obscenos. Todos sabemos que estos gestos tienen una carga simbólica, la violencia simbólica en la Argentina la hemos naturalizado tanto que hasta la justificamos. Todos sabemos lo que eso significa en el fútbol y la humillación que eso pretende. Al derrotado le hacemos así, lo sometemos sexualmente, eso es lo que nosotros naturalizamos".

"Vivimos quejándonos de la violencia y no nos damos cuenta de que somos violentos. Todo lo que hizo Martínez es violencia simbólica, a eso hay que ponerle límite y me importa un pito que la Argentina me putee". cerró el tema sobre Dibu.

LA PATADA DE FABRA A MESSI
Sobre la dura patada de Frank Fabra a Lionel Messi en el primer tiempo, el exárbitro argentino no dudó: "Eso es expulsión directamente, obviamente. No hay discusión".

Castrilli fue muy duro sobre el arbitraje del venezolano Jesús Valenzuela: "Carente de autoridad, hizo que el partido se convirtiera en una oda a la violencia deportiva".

"Llama poderosamente la atención la designación de este árbitro".

"De Paul, Otamendi, Montiel. Hubo situaciones de violencia extrema que tendrían que haber recibido otra respuesta por parte del áritro".

¿HUBO PENAL A OTAMENDI?
"
Esto es difícil de determinar. Para mí es penal. Es dificil tener una cámara que comprueba que la pelota estaba en juego", comentó Castrilli sobre un agarrón en el área a Nicolás Otamendi por parte de Dávinson Sánchez, que terminó con el el defensor argentino en el suelo.

"Para mí esto es penal, no tengo ninguna duda", concluyó el exreferi.

Y volvió a cargar contra el árbitro de la semifinal: "e una violencia inusitada. Tremendo lo que permitió este triste, mediocre y absolutamente ausente árbitro".