<
>

Valverde: "El entrenador siempre está en el punto de mira"

play
Barcelona no encuentra el rumbo y pierde en Granada (1:37)

Ernesto Valverde y compañía siguen sin ganar de visitante en la actual temporada. (1:37)

BARCELONA -- “Los entrenadores nos la jugamos en cada partido. No es una novedad”. Simple en la respuesta, Ernesto Valverde ni admitió ni rechazó que su puesto como entrenador del Barça esté en entredicho.

Con el ánimo derrumbado en Granada, dos días después recuperó el temple, solventando que en su profesión “mandan los resultados. El entrenador siempre está en el punto de mira y nada de esto es una sorpresa”.

Con la vuelta en la tortilla, la crisis habría tomado el puente aéreo, pasando de Madrid a Barcelona y colocando al equipo merengue en una situación que, con todo, ni ocupa ni preocupa, al menos de cara al público, a Valverde. “Me preocupa mi equipo, no el Madrid. No estoy pendiente de los demás, aunque el Madrid es un gran equipo y todos sabemos que estará peleando por los títulos” resolvió.

¿Está el Barça en crisis? La pregunta, directa, tuvo una respuesta al uso porque para el técnico “entras en crisis en tres días y al cabo de otros tres sales de ella. El mundo del fútbol es así. Siempre habíamos tenido mucha regularidad y ventaja sobre los demás equipos y ahora nos encontramos en una situación que debemos remontar. No hay más secreto”.

“Mandan los resultados. El entrenador siempre está en el punto de mira y no es una sorpresa. Siempre habíamos tenido mucha ventaja sobre los demás equipos, mucha regularidad… Y ahora nos encontramos en una situación que debemos remontar”.

Atento al Villarreal, “siempre nos complica, tiene jugadores muy rápidos arriba y el año pasado nos hizo un gran partido en su campo”, el técnico azulgrana se alejó de cualquier alarmismo que se sabe en el entorno asegurando que lo principal, ahora, es “seguir en la línea que llevamos en casa, donde hemos ganado con grandes partidos”.

Ahí, sin embargo, quiso dejar claro que la estadística que apunta al mal rendimiento del Barça como visitante es “engañosa”. “Para analizar lo que nos está pasando esta temporada no hay que hablar de la pasada porque a final de curso no nos fue bien fuera de casa pero ya éramos campeones en varios partidos y creo que, en general, tuvimos una trayectoria increíble”.

“Tenemos que sumar estos seis puntos para que todo el mundo esté más tranquilo” convino Valverde, quien apuntó la extrañeza de un comienzo de temporada distinto en muchos sentidos. “Tampoco es normal que nos piten 3 penalties en 6 partidos, o que Valencia y Betis nos marquen 4 goles en casa cuando ahí siempre somos mucho más seguros. Hay margen de mejora en muchas cosas” resaltó el entrenador, que recordó que las estadísticas, a veces, llevan a equívocos.

“El equipo que más ocasiones nos creó fue el Dotmund… Y no nos marcó” resaltó en este sentido el técnico, destacando que lo importante, “ahora”, es “mantener la imagen que hemos mostrado en los partidos de casa y si puede ser empezando como contra el Valencia”.

Incómodo a la hora de argumentar la ausencia de Rakitic, descartando cualquier problema con el croata y solventando la pregunta con desgana, “cada día me preguntan por los que no están y si no está Ivan es porque hay muchos jugadores en el centro del campo y esta vez le ha tocado a él”, llamó a Dembélé, novedad en la convocatoria en lugar de Carles Pérez, a que “muestre en el campo el talento que tiene. Es muy desequilibrante en el campo y eso es lo que esperamos de él”.

“Seguirá en la dinámica del primer equipo, como Ansu, aseguró al referirse a Pérez, por su baja en la convocatoria, y resaltó que a Junior Firpo no debe afectarle lo sucedido en Granada “porque es un jugador de Primera División y debe estar preparado”.