<
>

El Barcelona no cede en su negociación con Arthur

play
Una derrota tan dura acaba con generaciones (1:30)

Jordi Blanco analiza, desde Barcelona, los cambios que deben llegar de manera urgente en el Barcelona. (1:30)

BARCELONA -- Arthur y el Barcelona siguen negociando a través de sus abogados la desvinculación definitiva del mediocampista brasileño, que debía producirse al día siguiente de la finalización de la Champions, pero cuyos términos, en cuanto al finiquito, han cambiado a partir de la espantada que protagonizó, advirtió a ESPN Digital una fuente del club azulgrana, solventando que de momento "el expediente disciplinario continua en pie" y advirtiendo que el jugador "recibirá una multa muy importante".

Arthur, quien volvió a Barcelona el 7 de agosto con la intención de reconducir una situación creada por él mismo al no integrarse al trabajo con sus compañeros antes del regreso a la Champions, tenía la intención de viajar a Italia el 23 de agosto, coincidiendo con la final de la Champions, para integrarse oficialmente a la Juventus un día después. A día de hoy, según la misma fuente del club azulgrana, "no hay ningún acuerdo cerrado y se tiene que resolver el finiquito".

El Barça decidió abrirle un expediente cuando Arthur decidió no incorporarse a los entrenamientos de la primera plantilla el 27 de julio, tras la semana de descanso que concedió Quique Setién al acabar la Liga, y se quedó en Brasil. El club acogió con estupor la actuación del futbolista y no se avino a negociar un acuerdo amistoso cuando éste regresó el 7 de agosto.

Arthur acudió al Camp Nou para presenciar en directo el partido de Champions entre el Barcelona y el Napoli, pero debió abandonar las instalaciones del club al no poder mantener ninguna relación con sus todavía compañeros por no haber pasado una prueba PCR y ya se le avisó entonces que su situación no iba tener ninguna novedad hasta que se reuniera con Eric Abidal, secretario técnico del club y primera persona a la que, por medio de un mensaje, anunció el 26 de julio que no volvía.

La reunión no provocó ningún entendimiento, por cuanto en la charla entre Arthur y Abidal el jugador trasladó al secretario técnico su poco ánimo por el olvido de Setién desde que firmó con la Juventus, a lo que el ejecutivo respondió que nada de ello podía excusar o argumentar su proceder, trasladando a los abogados del club, una vez habló con el entrenador, la solución del caso.

"No hay acuerdo económico, el expediente no se ha cerrado y la multa será muy importante”, se mantuvo este sábado desde el club, desconociendo los planes que pueda tener el mediocampista brasileño.