<
>

Camavinga recuerda su dura infancia durante su presentación con el Real Madrid

play
Camavinga presentado en sociedad con el Real Madrid (0:53)

Junto a Florentino Pérez y su familia, el joven mediocampista expresó sus emociones por ser jugador del equipo blanco. (0:53)

MADRID -- Eduardo Camavinga admitió que fichar por el Real Madrid es “un sueño” que tenía desde niño y recordó con orgullo los sacrificios que su familia tuvo que hacer poco antes de que él naciera para huir de la guerra de El Congo.

El joven centrocampista de 18 años fue presentado de manera oficial como nuevo futbolista del Madrid después de fichar por el club blanco en el último día de mercado por cerca de 30 millones de euros más 15 millones en variables.

“Es mi sueño desde que era pequeño. Lo daré todo para poder jugar. Estoy muy contento. Es uno de los mejores días de mi vida, como cuando debuté con el Rennes o con la selección francesa”, afirmó el joven de 18 años.

Camavinga, que firma hasta 2027, portará el dorsal número 25 y, sonriente en todo momento, admitió que llega para aprender y ser uno más.

“Vengo a aprender. Luego, tendré que demostrar al entrenador que estoy preparado, trabajar muy duro e intentar tener minutos para disfrutar en el campo”, añadió el francés.

El ex jugador del Rennes llega para reforzar las tres posiciones del centro del campo pero dejó claro que su puesto ideal es por delante de la defensa.

“Es una pregunta que me hacen mucho. Me gusta mucho jugar delante de la defensa, pero también puedo adelantarme y adaptarme a cualquier posición para dar el máximo por el equipo”, dijo un Camavinga que destacó la “técnica y la agresividad” como sus mejores virtudes.

Además, durante la comparecencia hubo un momento para recordar con orgullo a sus orígenes. No obstante, sus padres tuvieron que huir de la Guerra de El Congo a principios de los 2000 y Camavinga, como consecuencia, nació dos años después en un campo de refugiados de Angola.

“En el momento en el que supe que iba a ser jugador del Madrid me sentí muy contento y feliz. Pensé en los problemas que tuvimos en la familia y es un orgullo estar aquí con todos ellos. Evidentemente escapar de la guerra me ayudó y me hizo más fuerte. Sobre todo mi familia me ayudó mucho. Mi familia y estos problemas me han hecho más fuerte”, declaró el joven de 18 años.

Camavinga ya se entrenó en la mañana del miércoles con sus compañeros antes de la rueda de prensa. El internacional sub 21 por Francia incluso admitió que está “preparado” si Ancelotti lo necesita para el partido contra el Celta del próximo domingo en el que el Madrid no podrá contar con Kroos y con Dani Ceballos por lesión.

No obstante, Luka Modric ya se entrenó con el equipo y el canterano Antonio Blanco también está disponible para suplir a Casemiro, que no llegará a tiempo de su compromiso con Brasil.

Camavinga también aprovechó su primera comparecencia pública para subrayar que Benzema es “un ídolo” y que el dinero no fue obstáculo para fichar por el club de Florentino Pérez, cuya oferta era inferior en términos económicos a la del PSG, según fuentes informaron a ESPN.

“El primer factor no es el dinero, sino el placer de cumplir el sueño que tenia de pequeño. No me lo pensé ni una vez, la verdad”, finalizó el nuevo centrocampista madridista.