<
>

La historia de los dos arqueros más caros del mundo: Alisson el flamante campeón y Arrizabalaga bajo presión

play
Los fichajes de Allison y Kepa se comparan en precio y rentabilidad a lo que fueron los fichajes de Cristiano y Bale para el Real Madrid (2:02)

Àlex Pareja dice que 'Allison Becker ya es leyenda en Anfield, mientras Kepa Arrizabalaga ha quedado a deber en el Chelsea'. (2:02)

Los dos porteros más costosos del mundo se vieron las caras el miércoles en Anfield. Mientras uno de ellos es flamante campeón de la Premier League, el otro se encuentra bajo una presión cada vez más creciente para demostrar que todo el esfuerzo para contratarle valió la pena.

20 días separaron la llegada de Alisson Becker al Liverpool y la incorporación de Kepa Arrizabalaga al Chelsea. La pesada carga que conlleva haber costado más que cualquier guardameta antes que ellos, había pasado rápidamente, antes de haberse pateado el primer balón.

El pase de Alisson, valorado en 66.8 millones de libras esterlinas, fue superado por la cláusula de rescisión de 71 millones de libras esterlinas pagada por los Blues para firmar a un joven que entonces tenía 23 años y proveniente del Atletico Madrid que no era siquiera la primera opción de su selección nacional: David de Gea se aferraba a dicho puesto, a pesar de confrontar sus propias dificultades con el Manchester United.

Si bien el fabuloso tridente delantero del Liverpool es ampliamente reconocido como factor fundamental en el ascenso del nivel del club hasta obtener su sexto trofeo de Champions League y el primer título de Premier League en 30 años, son Alisson y Virgil van Dijk quienes aportaron los cimientos del éxito de los Reds.

Los errores cometidos por la dupla en la derrota sufrida a principios de mes en la cancha del Arsenal, con el título definido desde hace largo tiempo, fueron notables, al ser las excepciones a unos aportes extraordinariamente consistentes que habían hecho que sus precios originales, que en un principio parecían cuantiosos, ahora fueran considerados toda una ganga.

No se puede afirmar lo mismo en el caso de Kepa. Durante esta campaña extendida, el técnico Frank Lampard ha respondido a diversas interrogantes con respecto a su nivel de forma intermitente, en medio de las especulaciones y rumores de que los fichajes veraniegos del Chelsea podrían incluir a un nuevo cancerbero.

Varias fuentes han indicado a ESPN que el club preferiría que Kepa respondiera con su actuación a la inversión hecha en él y que el jugador, por los momentos, quiere cosechar éxitos durante su carrera en Stamford Bridge.

Mientras el Chelsea se muestra decidido a cerrar la brecha que lo separa del Liverpool en la próxima temporada, ¿Por cuánto tiempo se mantendrá la paciencia con Kepa si éste sigue sucumbiendo ante el peso de las expectativas?

Una fugaz sonrisa se asomó sobre el rostro de Lampard cuando se le interrogó, poco después de la victoria del Chelsea en semifinales de la FA Cup sobre el Manchester United, si habían logrado identificar una debilidad específica de David de Gea.

El portero del United cometió, por lo menos, dos errores importantes en Wembley (en particular el segundo tanto del Chelsea, cuando el tímido remate de 20 yardas de distancia de Mason Mount se escapó de sus manos) y en esta ocasión, Lampard podría alegrarse de que el protagonismo recayera en otro portero distinto a Kepa.

El arquero de 25 años había quedado relegado el pasado fin de semana, mientras Willy Caballero seguía ocupando el puesto de segundo portero en la competición, reflejo de que Kepa continúa aferrándose a su condición de número uno entre los cancerberos de su club, a pesar de una temporada poco convincente.

Alisson es casi dos años mayor que Kepa, pero su exitosa adaptación a la vida en Inglaterra genera comparaciones incómodas para el portero del Chelsea.

En su primera temporada con el Liverpool, Alisson registró un porcentaje de atajadas del 77 por ciento y precisión en sus pases del 80.3 por ciento. Las estadísticas de Kepa registran 67.8 por ciento y 85.4 por ciento en dichas categorías, respectivamente.

En el presente torneo, el porcentaje de atajadas de Allison es del 74.3 por ciento con precisión en los pases del 84.7 por ciento. Ambos guarismos son superiores a los de Kepa, quien sumó 55.3 por ciento y 80 por ciento, respectivamente, según la empresa de estadísticas Opta.

Obviamente, se consigue cierto consuelo en el hecho que la defensiva del Liverpool ha sido considerablemente superior y estuvo mejor asentada durante este periodo.

A pesar de que no se registren mayores reparos objetivos, Kepa ha sido perjudicado por una serie de momentos que indican bien sea una falta de anticipación, una carencia de dominio en su área o incluso, reflejos lo suficientemente veloces y dignos de un portero en el máximo nivel del fútbol. Sirven como ejemplos de estas tesis los partidos contra Ajax, Valencia, Newcastle, Arsenal y más recientemente, Crystal Palace.

En cualquier caso, el fútbol siempre ha sido mucho más que frías estadísticas. Kepa no ha logrado emanar la misma autoridad que sus predecesores, que forman parte de un linaje que se remonta a Petr Cech y prosiguió con Thibaut Courtois.

Kepa sigue siendo joven, pero su cuantioso pase amerita causar un impacto inmediato, especialmente dentro del contexto del asalto despiadado del Chelsea en el mercado de fichajes.

Los Blues están a punto de concretar una transacción para hacerse con los servicios de Kai Havertz, quien se unirá a Timo Werner y Hakim Ziyech, un triunvirato lo suficientemente joven como para crear una nueva dinastía en el oeste de Londres y tentativamente, con calidad suficiente para retar por el título.

Sin embargo, el Chelsea no podrá lograr sus objetivos si se ve perjudicado por vulnerabilidades defensivas y por las carencias de un portero urgido por Lampard a que aspire unirse al panteón de grandes guardametas de la historia del club azul.

"¿Qué valoro en un portero? Claramente, uno desea que sean lo suficientemente talentosos como para mantener los balones fuera de la red", expresó Lampard a ESPN el pasado martes.

"Es un axioma de la vieja escuela, pero obviamente es la primera y principal tarea que un portero debe mantener más cerca de su corazón, la idea de dejar la malla en blanco. No siempre es exclusivamente su culpa, por supuesto; pero un arquero debe mantener un deseo verdadero y el talento para lograrlo".

"No obstante, en los tiempos modernos, los porteros están más involucrados que nunca en las acciones de juego y utilizar sus pies, ser una personalidad, un arquero completo, es lo que vemos actualmente en el caso de los arqueros de primer nivel en el mundo entero".

"En el Chelsea, somos afortunados ya que hemos contado con porteros los cuales, podemos afirmar con toda certeza, han formado parte de épocas importantes del club. Ese debe ser el deseo de Kepa, de convertirse en esa persona para este club y convertirse en un portero que, por derecho propio, puede afirmar que formó parte de una plantilla exitosa".

"Por supuesto que esto no sólo depende de Kepa, pero en lo que a él concierne, eso es lo que debe creer y ese debe ser el objetivo por el cual trabajar".

Kepa no participó en seis compromisos a partir de enero, luego de haber mostrado su nivel más bajo, volviendo para el cotejo de la quinta ronda de la FA Cup, que resultó en victoria sobre el Liverpool, mostrando una actuación que sugirió un enfoque renovado por parte del guardameta español.

Arrizabalaga no se encuentra precisamente alargando su estadía más de lo debido; sin embargo, cualquier error futuro sólo serviría para alimentar las especulaciones que han apuntado hacia una operación del Chelsea para hacerse con los servicios de Jan Oblak, el arquero del Atlético de Madrid; o de Dean Henderson, actualmente cedido en préstamo por el Manchester United al Sheffield United; o para fichar a Andre Onana, miembro del Ajax.

Kepa se encuentra en el segundo año de su contrato, firmado por siete temporadas, lo que representa en este momento una notable demostración de confianza en un jugador que el Chelsea aspiraba se convirtiera en su primera opción cuidando el arco, quizás por una década. Sobrevivió a su absurda demostración de soberbia cuando se negó a ser reemplazado en la final de la EFL Cup el año pasado, situación que quizás era mayor reflejo de la pérdida de control del entonces técnico Maurizio Sarri. A pesar de ello, se le agotan las excusas a Kepa. Lampard está armando un equipo digno de retar por el título.

El arquero más costoso del mundo necesita demostrar que cuenta con argumentos para formar parte de dicha plantilla.